¿CÓMO DARLE FLUIDEZ A UN RELATO?

En la entrada de hoy vamos a abordar un tema de gran importancia a la hora de escribir un relato; sobre todo si se trata de uno de extensión mediana o, con más razón aún, si estamos inmersos en la creación de una novela.

¿Cómo darle fluidez a un texto? Antes de aportar algunas sugerencias, me gustaría dedicar unos segundos a comentar el concepto que estamos analizando: la fluidez.

¿Qué quiere decir que un texto es fluido? Échale un vistazo a las siguientes fotografías:

images rioLa diferencia principal entre estas imágenes reside en el hecho de que el agua ha permanecido estancada en el primer caso, mientras que corre con libertad en el segundo.

Cuando escribimos un texto, del estilo que sea, uno de nuestros objetivos ha de ser que las palabras y pensamientos fluyan ágilmente. Eso no significa que nuestros relatos deban tener la fuerza de una catarata.

Cataratas del Iguazu

 

Como es lógico, cada historia tiene su ritmo y cada escritor su estilo, pero la fluidez es un concepto muy amplio en el que todas nuestras creaciones pueden encontrar un espacio.

Y, sin más preámbulos, os ofrezco algunas reflexiones personales que quizás puedan serviros de ayuda. La última aclaración que me gustaría hacer es que, al proponer estas sugerencias, estoy pensando de un modo especial en aquellos que quieran escribir una novela.

1. Procura que tus escritos tengan una estructura clara. Correcto, esto es algo muy personal y así debe ser. Pero dentro de tu estilo propio, intenta que la obra sea proporcionada. Me explico: la estructura básica es introducción, nudo y desenlace. Se pueden hacer muchas variaciones dentro de este esquema general, pero lo importante es que dediques a cada parte el tiempo necesario para que sea creíble y para que se entienda bien, pero no añadas más elementos de los razonables.

2. Evita el lenguaje recargado. No se trata de escribir “en plan morse”, pero tampoco de utilizar palabras grandilocuentes o altisonantes, cuando no vienen a cuento xD. Que tu lenguaje escrito se asimile lo máximo posible al oral, con las diferencias lógicas del cambio de registro. Pero lo importante es que te salga de un modo natural. No le des demasiadas vueltas a cómo decir las cosas. Lo importante es que las digas a tu estilo. Ya corregirás después lo que no sea del todo correcto o apropiado.

3. Los diálogos son un buen recurso para acelerar la narración y hacerla más amena. Deja que sean tus personajes los que lleven gran parte del peso de la novela y, para lograrlo, hazlos hablar con frecuencia. Como suele ocurrir, tampoco es bueno pasarse por ese extremo. Recuerda que es una novela, no una obra de teatro. Habrá muchas ocasiones en las que deberá ser el narrador quien lleve la voz cantante, pero no le cedas más protagonismo del necesario.

4. ¡Ojo con las descripciones! Son necesarias para la ambientación de las escenas, pero si no las usas bien, puedes cansar a tus lectores y ralentizar en exceso el ritmo de la narración. No hace falta que describas cada elemento, ni que muestres todo a la vez. Dosifica la información y muestra solo lo necesario. Salvo que tengas las dotes de los grandes genios de la escritura, mi recomendación es que evites los despliegues descriptivos porque muy fácilmente caerás en tópicos y lugares comunes.

5. Tómale el pulso a la historia. No pueden pasar demasiadas páginas sin que hayas introducido algún elemento nuevo. No hace falta que haya acción trepidante, pero sí que debes sorprender al lector y captar su atención con giros y sorpresas.

6. Cambia el foco de vez en cuando. Es decir, no te centres en un solo tema o en un único personaje. Renueva el interés por la historia trayendo al primer plano distintos matices o protagonistas diversos.

7. Todo lo que aparece en la novela debe ser importante para la historia. Puede que sea muy importante o poco importante, pero alguna relevancia ha de tener. Si no aporta nada, mejor que lo quites.

Como siempre, estoy seguro de que se pueden decir muchas cosas más, pero estas son las ideas que me han parecido más importantes. Si queréis hacer alguna aportación, por mí encantado.

Un saludo

M_A_JORDAN

 

Anuncios

2 thoughts on “¿CÓMO DARLE FLUIDEZ A UN RELATO?

    1. Hola. No sé si has visto la entrada sobre creación de personajes… Te pongo el enlace por si acaso: https://escritoresprincipiantes.wordpress.com/2013/09/24/creando-un-personaje-para-un-libro/
      Si quieres preguntarme algo puedes escribir un mail (contacto@miguelangeljordan.com). Si puedo ayudarte en algo lo haré encantado. De todos modos, ya te digo que esto es cuestión de paciencia e ir probando. Ya verás cómo al final la historia va creciendo.
      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s