UNA GRAN LECCIÓN

Hola a todos.

Llevaba tiempo queriendo ofreceros un texto que, seguramente, muchos conoceréis. Pero, aun así, vale la pena que lo releáis. En esta entrada, no voy a comentar nada, me lo reservo para la siguiente. Vosotros sí que podéis comentar, ¡eh! 😉

Os pongo el texto en versión original, el vídeo y la traducción al castellano. Sepas o no inglés, te recomiendo que veas el vídeo, para disfrutar de la voz de Peter O’Toole.

Me callo.

In many ways, the work of a critic is easy. We risk very little, yet enjoy a position over those who offer up their work and their selves to our judgment. We thrive on negative criticism, which is fun to write and to read. But the bitter truth we critics must face, is that in the grand scheme of things, the average piece of junk is probably more meaningful than our criticism designating it so.

But there are times when a critic truly risks something, and that is in the discovery and defense of the *new*. The world is often unkind to new talent, new creations. The new needs friends.

Last night, I experienced something new: an extraordinary meal from a singularly unexpected source. To say that both the meal and its maker have challenged my preconceptions about fine cooking is a gross understatement. They have rocked me to my core.

In the past, I have made no secret of my disdain for Chef Gusteau’s famous motto, “Anyone can cook.” But I realize, only now do I truly understand what he meant. Not everyone can become a great artist; but a great artist *can* come from *anywhere*.

It is difficult to imagine more humble origins than those of the genius now cooking at Gusteau’s, who is, in this critic’s opinion, nothing less than the finest chef in France. I will be returning to Gusteau’s soon, hungry for more.

“En muchos sentidos, la labor de un crítico es sencilla. Arriesgamos muy poco y sin embargo disfrutamos de una posición privilegiada sobre aquellos que ofrecen su trabajo y su persona a nuestro juicio. Prosperamos gracias a la crítica negativa, la cual es fácil de escribir y leer. Sin embargo, la amarga verdad que debemos enfrentar nosotros, los críticos, es que en el gran orden de las cosas la pieza promedio de basura es más significativa que la crítica que la califica de esa forma.

Pero hay ocasiones en que un crítico realmente arriesga algo, y esto ocurre en el descubrimiento y defensa de lo nuevo. El mundo es a menudo cruel con los talentos nuevos, las nuevas creaciones; lo nuevo necesita amigos”

Anoche, yo experimenté algo nuevo, una cena extraordinaria proveniente de una fuente particularmente inesperada. Decir que tanto la comida como su creador han desafiado mis prejuicios acerca de la buena mesa es una grosera moderación. Lo cierto es que me han sacudido en lo más profundo de mí ser.

En el pasado, no he ocultado mi desdén hacía el famoso lema del Chef Gusteau´s: “Cualquiera puede cocinar”. Pero me he dado cuenta que sólo ahora he entendido realmente que es lo que quería decir. No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede venir de cualquier parte.
Resulta difícil imaginar orígenes más humildes que los del genio que cocina ahora en Gusteau´s, quien es, en la opinión de este crítico, nada menos que el mejor chef en Francia. Volveré pronto a Gusteau´s, hambriento por más”

Anuncios

EL HIDALGO DE LAS PALABRAS

¡Hola!

Hace un par de semanas, tuve la suerte de participar en un programa de radio en el que me preguntaron por mis novelas y por muchas otras cosas… La verdad es que me lo pasé genial. No creo que mi futuro esté en la radio, pero cada vez que me invitan a una emisora disfruto como un niño 😉

Aprovecho estas líneas para agradecer a los organizadores del programa su amabilidad y os pongo el enlace por si alguno tiene ganas de escuchar un rato. Es bastante largo, así que podéis darle al play y poneros a hacer la comida o algo por el estilo 😛

Un saludo

@M_A_JORDAN

TE FALTAN MUCHOS DATOS

Un curriculum, una carta de presentación, el perfil de twitter o de whatsapp… ¿Crees que son suficientes para explicar quién eres? Me refiero a quien eres en realidad, no a unos cuantos datos básicos que aportan una visión aséptica de tu persona.

ad516503a11cd5ca435acc9bb6523536

Es muy difícil escribir una buena biografía de alguien. No basta con recopilar fechas y hechos más o menos destacables, hay que enmarcar esa vida en un entorno, rastrear el árbol genealógico, estudiar influencias, tratar de comprender motivaciones… No sé a ti, pero a mí me da un poco de vértigo.

¿A qué vienen estas reflexiones? Sencillo. ¿Eres escritor o te gustaría serlo? ¿Novela? Pues, que sepas que acabas de convertirte en biógrafo. Las historias contienen personajes y cada personaje tiene su historia. Quizás no la cuentes al completo, puede que ni te refieras a ella, pero ahí está y no debes olvidarlo.

De acuerdo, no se trata de exagerar. No es necesario que crees una biografía de cada uno de los que aparece en tu libro, aunque tan solo sea para decir una frase. Pero, ¿qué pasa con los protagonistas? ¿Cómo han llegado a ser lo que son? ¿Lo sabes? ¿No? Pues deberías, al menos te vendría muy bien. Seguro que te ayudará a darles mayor coherencia y credibilidad.

factura-de-la-luz-calendario

No es habitual que las novelas comiencen con el nacimiento del protagonista y concluyan con su muerte, ¿verdad? Nos lo suelen presentar en una etapa de su vida más o menos avanzada, y no es raro que concluyan cuando aún le quedan varios años por delante. Es decir, seleccionamos un periodo concreto en el que tiene lugar la trama que se quiere desarrollar. Lo que ocurre después es un regalo que hacemos a los lectores. Puede que nosotros tengamos nuestras ideas, pero como no las hemos escrito, no son algo definitivo. Sin embargo, lo que ha ocurrido antes sí que es de nuestra incumbencia, porque es lo que justifica que hayamos llegado hasta allí.

¿A qué viene todo este rollo? En realidad es tan solo una reflexión que se puede aplicar a los libros y a la vida.

Libros

A los libros: si permites un consejo, te diré que sería buena cosa que trazaras al menos un esbozo de la biografía de los protagonistas hasta llegar al momento en el que comienza la novela. Y no solo eso, recuerda que todos estamos en continua evolución; el personaje no puede ser cien por cien igual al principio de la historia y al final.

vida1

A la vida: no es bueno juzgar a las personas. No creo que tengamos derecho a hacerlo. Sin embargo, es muy difícil que no valoremos su modo de ser y sus actos. Pues bien, antes de evaluar cualquiera de las dos cosas, te animo a tratar de conocerlas bien, tanto a las personas como a sus circunstancias. ¿Por qué a veces somos tan comprensivos con nosotros mismos y tan exigentes con los demás? Porque en el primer caso tenemos en cuenta muchos atenuantes, además de cierta autocompasión, mientras que en el segundo nos limitamos a un frío análisis de los hechos… Y nos faltan muchos datos.

Resumiendo: ¿quieres que tus protagonistas sean de carne y hueso? Dales vida en tu imaginación y familiarízate con ellos y su entorno antes de escribir la primera letra.

Un saludo

@M_A_JORDAN