TALLER DE ESCRITURA PARA JÓVENES EN VALENCIA (INTENSIVO)

Hola a todos.

Os pongo aquí la información de un taller literario intensivo que estamos organizando. Dura solo una mañana y está dirigido a jóvenes de entre 16 y 25 años. Como podéis ver, aún no hemos cerrado la fecha, aunque lo haremos en los próximos días.

Si te interesa participar, aunque no hayas decidido todavía si te vas a inscribir o no, te agradeceré que me envíes un mail para que te informemos de los cambios que pudiera haber.

DE LA IDEA AL PAPEL

 CÓMO ESCRIBIR UNA NOVELA

TALLER LITERARIO PARA JÓVENES

(Curso intensivo: solo una mañana)

Coordinador: Miguel Ángel Jordán. Licenciado en Filología Inglesa y escritor de literatura juvenil.

Metodología y objetivo del taller:

“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.”

Oscar Wilde

La historia y la narración son los dos componentes esenciales de toda novela. En este taller los analizaremos de un modo práctico y participativo a través de explicaciones, debates y ejercicios.

La finalidad de las sesiones es aportar a los asistentes algunas claves, recursos, trucos y sugerencias que puedan serles de utilidad a la hora de afrontar la apasionante labor de crear su propia novela.

Asistentes: jóvenes de edades comprendidas entre 16 y 25 años.

-Plazas limitadas: máximo doce participantes por taller.

Lugar: Bibliocafé (Calle de Amadeo de Saboya 17, 46010 Valencia

Horario: sábado de 10.45 a 13.45 (fecha por determinar)

Precio: 15 € (incluye una consumición)

Inscripción: a través de la página web  www.bibliocafe.es

Información: enviar un correo electrónico a contacto@miguelangeljordan.com

Nota: una vez finalizado el taller, los asistentes que lo deseen podrán presentar un trabajo personal vía e-mail, que será corregido y comentado por el coordinador.

 (PINCHA AQUÍ PARA VER UN PDF CON TODA LA INFORMACIÓN)

Anuncios

¿EL LECTOR NACE O SE HACE?

Hola a todos.

Por cortesía de Mar Tonks, administradora del blog NADANDO ENTRE PALABRAS, os pongo aquí un tema de reflexión y debate de gran interés. ¿Se nace con el amor a la lectura en los genes, o es algo que se puede adquirir con el tiempo?

Estoy completamente de acuerdo con lo que ella expone, así que no voy a aburriros con mis ideas sino que le cedo directamente la palabra.

Un saludo

Yo reflexiono: ¿El lector nace o se hace?

¡¡Hola lectores!! Hace mucho que no traigo ninguna reflexión por el blog y ya va siendo hora. Hoy que estoy en el trabajo, aburrida y con sueño me ha dado por ponerme a pensar en cómo y cuando nació mi afición por la lectura y de ahí que venga con esta reflexión ¿El lector nace o se hace?

Hay personas, que desde muy pequeñitas se aficionan a la lectura, pasan de los cuentos ilustrados a los libros infantiles, a las novelas juveniles y finalmente a las de adultos. Hay quién desde el principio ama los clásicos, otros la literatura más moderna, pero en cualquier caso aman la lectura desde el principio.

Nina-leyendo-libro_MUJIMA20110701_0017_30

Hay otras personas en cambio que, de niños, pueden no ser grandes lectores e incluso aborrecer los libros, pero que a base de leer poco a poco, de insistir, al final le van cogiendo gusto a la lectura.

¿Pero una persona que en un principio no siente ningún aprecio por los libros, puede llegar realmente a amarlos y disfrutar de ello como hacemos nosotros? Esta es mi pregunta de hoy y ahora va mi opinión. Si. Yo creo que si se puede llegar a amar la lectura aunque tus primeros encuentros con ella no fueran del todo gratificantes. De hecho ese es precisamente mi caso.

Yo cuando era pequeñita, no es solo que no disfrutara de los libros, es que directamente los aborrecía. En los planes de fomento de la lectura de los colegios, siempre insisten en hacer leer los a los niños, algo que me parece perfecto, pero en mi caso concreto, de niña era una tortura. Odiaba los libros de colegio. Teniendo mis barbies ¿Quién quería libros?

En esa situación que os comento sé que hay muchos niños y jóvenes. Chicos y chicas que únicamente leen los libros que les mandan en colegios e institutos, y que únicamente lo hacen por no llevarse un 0. Pero eso no es disfrutar de la lectura.

¿Por qué pasa esto? Yo personalmente no creo que haya gente a la que no le guste leer, creo que la gente que afirma que odia leer es porque aún no han encontrado la lectura  adecuada para ellos. Yo odiaba los libros del colegio, no me llamaban nada la atención y si nadie me hubiera insistido más en ello, lo más seguro es que terminada mi niñez y adolescencia no hubiese vuelto a tocar un libro. Pero afortunadamente tengo a mi madre.

padres-leyendo-un-libro-con-su-ni-o-bonito copy

Mi madre es una gran lectora. Devorar todo tipo de libros y a pesar de mi odio acérrimo la lectura de pequeña, ella no se rindió conmigo. Me leía cuentos, me llevaba a la biblioteca para que eligiera mis propias historias, leía conmigo esos odiosos libros del colegio animándome a no abandonarlos y finalmente ella fue quién dio con esa historia que logró engancharme a la lectura para siempre. Harry Potter.

Un día, cuando yo tenía unos 8 años, me aparece con un librito de un niño mago, con nombre raro y me animó a leerlo. Al principio no me enteraba de nada y tras un primer abandono, conseguí engancharme a esa historia y a la lectura. Desde Harry Potter empecé a entrar en la lectura de fantasía y de ahí fui poco a poco ampliando mis gustos literarios hasta el momento actual en el que leo prácticamente de todo.

Por eso ahora vengo a retomar la pregunta inicial ¿El lector nace o se hace? Yo creo hay un poco de ambas, hay personas que nacen lectoras y lo serán toda su vida y otras que como yo, pueden aprender a serlo. Por ese motivo veo tan importante animar a los niños y jóvenes a leer ayudándoles a encontrar esa historia que logue engancharles para siempre al mundo de la literatura.

¿Vosotros que pensáis? ¿Cuál es vuestro caso concreto? ¡¡A opinar!!

¿DESCRIBIR O NO DESCRIBIR? ESA ES LA CUESTIÓN

Hola a todos.

Como se puede deducir por el título de la entrada, hoy vamos a abordar el tema de las descripciones. Es muy probable que no todos estéis de acuerdo con lo que se diga aquí y no solo no me parece mal, sino que estaré encantado de escuchar vuestras opiniones.

La literatura es una parte de la vida de las personas y del mismo modo que cambian las circunstancias que nos rodean, también los libros evolucionan tanto en su temática como en el estilo.

Hace unos pocos años, justo antes de la revolución tecnológica en la que nos encontramos sumergidos, la gente estaba acostumbrada a esperar. Llamabas por teléfono (fijo, por supuesto) y no siempre te lo cogían, o no estaba la persona a la que buscabas. Enviabas cartas que tardaban días en llegar. No había tantos canales de tv entre los que escoger por lo que el zapping era muy limitado (la 1 o la 2 :P), para pasar de canción tenías de darle al botón de “ff” e ir probando. Los juegos de ordenador se cargaban con una cinta de cassette… cuando se cargaban, etc. Como veis no me refiero al pleistoceno superior, sino a los 80 y principio de los 90. Y si esto era así “anteayer” imaginaos unos cuantos añitos atrás.

descarga

Además de la paciencia obligatoria que se tenía entonces, también existe la circunstancia de que no era tan frecuente hacer viajes largos, por lo que el conocimiento del mundo era algo más limitado.

El cine ha captado esta metamorfosis y ha evolucionado: si ves una película algo antigua, comprobarás que la escenas eran más largas: un coche que se va acercando poco a poco… Una vista panorámica… Una mirada que dice muchas cosas… Hoy en día, salvo excepciones -que las hay-, todo transcurre a gran velocidad. Un coche aparece en la escena y una milésima de segundo después ya le ha caído un misil encima que lo ha reducido a virutas. Sucesiones de imágenes con música dinámica. El chico y la chica se encuentran por primera vez y tras dos miradas ya se están besando como eternos enamorados.

images

¿Qué tiene esto que ver con las descripciones? Yo creo que mucho. Me explico.

Teniendo en cuenta las circunstancias que acabo de comentar brevemente, yo creo que es fácil suponer que tiempo atrás los lectores no solo estaban más preparados para enfrentarse a largas descripciones, sino que seguramente las agradecían, ya que era un modo de meterse en la escena e imaginar lugares desconocidos.

Si, además, añadimos el hecho de que hace años no había tal disponibilidad de títulos como ahora, ni había tantas ofertas de ocio como las que nos encontramos hoy en día, lo normal es que uno comenzara la lectura de un libro con una actitud más cargada de ilusión y afán de descubrir cosas nuevas.

libros antiguos

¿Quiero decir con esto que los autores no debamos incluir descripciones en nuestras obras? No, en absoluto. Pero sí que creo que debemos ser conscientes de varias cosas:

1. Llevamos siglos de literatura de un altísimo nivel con grandes genios que han dominado las descripciones de un modo difícilmente superable. Estos escritores lograban pintar bellísimas escenas con sus palabras que no solo mostraban el decorado, sino que ya eran una obra de arte en sí.

2. A la hora de describir es muy fácil caer el lugares comunes y tópicos manoseados que aburren al lector y no le aportan nada nuevo.

3. Muchos de los lectores tienen una gran “base de datos” en su cerebro, ya sea por sus experiencias personales o por lo que han visto en televisión, internet, etc.

4. Los libros, aun siendo insustituibles, tienen una gran competencia dentro del espacio del tiempo libre.

CONCLUSIONES:

1. Si eres un maestro de la descripción y vas a lograr cautivar y deleitar a tu público, transportándolos a un mundo de ensueño con tus palabras… Adelante, describe sin miedo.

2. Si no se cumple el requisito del punto 1, limita tus descripciones a lo necesario para que los lectores puedan seguir la historia y la ambientación. De lo contrario puede que sean más un estorbo que una ayuda.

NOTA: este tema da para muchísimo más, pero no quiero extenderme demasiado para no aburriros. Si alguno quiere aportar, discutir o matizar, puede ponerse en contacto conmigo o dejar un comentario.

UN SALUDO A TOD@S. 

@M_A_JORDAN

DESPUÉS DE TODO…

El dolor es lo que realmente enseña, no las palabras que no queremos escuchar cuando estamos cegados, impacientes y ansiosos

 

No quiero despistaros de lo principal, que es el relato de “Princesa solitaria” del blog Vidas de tinta y papel.

Aquí lo tenéis:

DESPUÉS DE TODO…

“-¿Pueden existir síntomas más claros? ¿No es la descortesía a los demás la esencia verdadera del amor?” -Jane Austen, “Orgullo y prejuicio”

tumblr_mjf6tjfWPD1s0r958o1_500

Nos enredamos. 


Creemos que nunca llegará a pasarnos nada malo, y pese a tener constantes ejemplos a nuestro alrededor, nos arriesgamos y nos enredamos.
Aunque estemos avisados y seamos precavidos, duele. Duele, y ese dolor sólo puede ser experimentado, no puede ser contado. No hay palabras para describirlo, sólo daño.
Nos advierten, pero los callamos. 
Somos fuertes. Tenemos que serlo, o por lo menos, debemos fabricar nuestra máscara de acero para que nadie pueda llegar a ver hasta dónde nos caló el dolor. Eso llevaría a las lamentaciones ajenas, y no hay nada peor que sentir la compasión, cuando sabemos que es totalmente verdad.
Somos descorteses, nos volvemos los perfectos mentirosos. Engañamos a los que nos quieren, o por lo menos parecen hacerlo.
¿Se lo merecen? Tal vez no, tal vez ninguno se merezca sufrir. Pero hay que experimentar., sino, nunca podremos avanzar.
‹‹-¡Cuidado, quema!›› -nos advierten cuando casi rozamos el filo llameante de una vela con la punta delos dedos. Pero nos arriesgamos, y ahí está el dolor. 
Hasta que no lo experimentamos, no nos damos por advertidos.
Somos ignorantes mientras no duele, cuando lo hace, abrimos tanto los ojos que comprendemos: el dolor es lo que realmente enseña, no las palabras que no queremos escuchar cuando estamos cegados, impacientes y ansiosos.