¡QUIERO ESCRIBIR MEJOR! PERO NO SÉ CÓMO…

¿Te gustaría escribir mejor? Supongo que sí. A mí me encantaría… El problema es cómo lograrlo, ¿verdad?

En esta entrada… no vas a encontrar la fórmula mágica para conseguirlo 😉 Pero sí algunas ideas que puede que te sirvan.

¿Qué significa escribir bien?

Resultado de imagen de escribir bienNo cometer errores sintácticos, evitar las faltas de ortografía, las discordancias, etc., etc., etc. Cierto, pero eso es lo básico y, aunque exija trabajo y atención constante, también es lo más sencillo de corregir, ya que existen unas reglas claras que podrás aprender y aplicar. Así que nos centraremos en otras facetas de la expresión “escribir bien”.

Suelo decir que un texto literario está bien escrito cuando:

  1. Transmite perfectamente la idea del autor.
  2. Logra reflejar la belleza del lenguaje

De manera que estos serán los dos objetivos que deberemos tener en mente mientras escribimos y al revisar nuestros textos.

Resultado de imagen de caminarPara transmitir una idea con fidelidad, lo primero es conocerla bien. Antes de escribir, profundiza en tu historia. Es lo mismo que nos ocurre en la vida cotidiana. Cuando nos preguntan por algo de lo que somos expertos, respondemos con seguridad y somos capaces de adaptarnos a nuestra audiencia. Sin embargo, si tan solo tenemos algunos datos sueltos, los recitaremos de la manera más escueta posible por miedo a cometer incorrecciones de todo tipo. Si conoces bien tu historia, caminarás por ella con paso seguro, y eso se reflejará en tus manera de contarla.

Resultado de imagen de ventana a la imaginaciónLa escritura es una ventana a nuestra imaginación. Invitamos a los demás a entrar en ella siguiendo los trazos de nuestra pluma. El lenguaje debe ser un medio para reflejar nuestras ideas, no un obstáculo. Por eso, al corregir uno de tus escritos, ponte en el lugar del lector y pregúntate si será capaz de comprender con facilidad lo que le quieres contar. Los lectores no conocen la historia como tú, no están tan familiarizados con los personajes y tan solo saben lo que les cuentas. Así que procura ser claro y ordenado. Evita lo que les pueda confundir, salvo que desees confundirlos, claro 😉

Resumiendo el punto 1: profundiza en tu historia y luego cuéntala de forma clara y ordenada. Ponte en el lugar de tu público y pregúntate si serán capaces de seguirte.

Resultado de imagen de piedad miguel angelReflejar la belleza del lenguaje… ¿No sería mejor decir utilizar el lenguaje de forma bella? Puede ser, aunque, para mí, el lenguaje es como la estatua que Miguel Ángel veía dentro de cada bloque de mármol. El objetivo es quitar lo que estorba para que se aprecie la obra en todo su esplendor. En ocasiones nos empeñamos en complicar nuestros escritos, como si la escritura enrevesada y oscura fuera mejor que la sencilla. Evita los párrafos sobrecargados, las frases interminables y las palabras incomprensibles. No se trata de que hables de un modo vulgar, sino de que lo hagas con exactitud. Es mucho más difícil ser conciso que lo contrario. Hace falta mucho trabajo para alcanzar la sencillez.

Entonces, ¿debo imitar el modo de escribir de los grandes genios? ¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOO!!!! ¡Ni se te ocurra! Si quieres escribir bien, no debes imitar a nadie. La escritura es una manifestación de nuestra personalidad y, por lo tanto, debe ser algo personal, no copiado. Procura aprender de los demás y, después, exprésate a tu manera. Eso es el estilo personal. El objetivo no es imitar el estilo de otros, sino perfeccionar el tuyo.

¿Cómo puedo perfeccionar mi estilo?

  1. Lee mucho.
  2. Lee muchísimo.
  3. Sigue leyendo… Eso sí, asegúrate de haber escogido obras que valgan la pena.
  4. Escribe.
  5. Revisa lo escrito: AQUÍ tienes algunas ideas sobre lo que tienes que buscar al revisar y corregir.
  6. Busca un texto que te guste, o que te parezca que está bien escrito. Pregúntate, ¿por qué funciona? Y no pares hasta que lo sepas. Este consejo no es mío, sino de Marta Rivera de la Cruz 😛
  7. Haz ejercicios de creación literaria: AQUÍ y AQUÍ tienes algunas sugerencias.
  8. Vuelve a revisar lo que has escrito.
  9. Pide ayuda a alguien cercano que pueda revisar tus textos. No hace falta que sea profe de lengua, basta con que sea un buen lector.
  10. No desesperes y recuerda que siempre se puede mejorar.

A escribir se aprende escribiendo.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

ESCRIBIR PARA MEJORAR

Escribir nos hace mejores personas. ¿Estás de acuerdo con esta frase?

SÍ        NO      DEPENDE         NINGUNA DE LAS ANTERIORES

Para que te resulte más sencillo contestar a esta pregunta, aclararé que cuando digo “escribir”, me refiero a “escribir en serio”. No a un arrebato momentáneo, a un propósito con fecha de caducidad, o a un fruto perecedero de la exaltación artística.

Empezar es fácil, lo difícil es continuar y, más aún, llegar hasta el final. Si hubiera una biblioteca de obras inacabadas, sus estanterías podrían dar la vuelta al mundo. En ocasiones, esos trabajos están incompletos por decisión voluntaria del autor, o porque la muerte puso su punto final antes de que pudiera hacerlo la persona. Pero… ¡cuántas veces son la consecuencia de un comienzo en falso! Una frustración en negro sobre blanco.

En mis encuentros con jóvenes, he tenido que responder muchas veces a la pregunta “¿qué es necesario para ser escritor?” Hay quien se piensa que existe una carrera universitaria para ello, y no se equivoca demasiado, porque carrera creo que aún no hay, pero másters sí, seguro. La semana que viene impartiré un seminario sobre “literatura fantástica” en uno de ellos 🙂 . Y, aunque no cabe duda de que cualquier taller, curso o similar puede ser de gran ayuda, hay algo que tendremos que aprender por nosotros mismos…

ATENCIÓN, TE VOY A DECIR DOS PALABRAS QUE RECOGEN EL SECRETO DEL ÉXITO.

¿Preparado?

Orden y constancia

Así de sencillo, así de difícil

Si realmente quieres escribir algo que valga la pena, tendrás que estar dispuesto a dedicarle un montón de horas, y no siempre te apetecerá hacerlo. Eso sí, te aseguro que si no te rindes, el esfuerzo habrá valido la pena. Independientemente de que el resultado sea más o menos brillante, o consigas o no publicar. La satisfacción personal de lograr un objetivo está por encima de eso… Aunque luego nos entre el ansia por publicar, jajajaja. Que de eso también sé mucho 😉

Para escribir una novela y no “morir” en el intento, lo mejor es tener un horario de escritor y cumplirlo a rajatabla (con la flexibilidad que requieran las circunstancias, tampoco hay que ser extremista). No hace falta que escribas todos los días, pero sí todas las semanas. La inspiración es muy amiga del trabajo, y nos visitará con más frecuencia si somos constantes.

Y también tenemos que estar dispuestos a superar nuestros estados anímicos, nuestras dudas, y las pequeñas dificultades que surgirán durante el proceso creativo.

Lo sé, dicho así, parece que escribir sea un martirio, ¿no? Cualquiera diría que estoy tratando de desanimar a los principiantes para que no me hagan la competencia 😛 Pues no, no es así. Pero sí que quiero desanimar a los que piensen que van a obtener el éxito fácil o la recompensa inmediata. No soporto la etiqueta “sin esfuerzo”. Me parece un fraude y un insulto. No solo nos engañan, sino que encima nos llaman vagos.

ESFUÉRZATE, SUPÉRATE, TRABAJA DÍA A DÍA, APRENDE A SUFRIR, A EQUIVOCARTE Y A APRENDER DE TUS FALLOS. NO TE DESANIMES AUNQUE FRACASES UNA Y OTRA VEZ. SIGUE ADELANTE CON ESFUERZO Y NUNCA, NUNCA, NUNCA TE RINDAS.

Y, entonces, puede que consigas lo que quieres. No es seguro que sea así. Lo que sí que es seguro es que si haces todo eso, te sentirás satisfecho contigo mismo y estarás más cerca de la felicidad.

Escribir es un modo de poner todo esto en práctica y, además, es muy divertido, alimenta nuestra creatividad, mejora nuestro conocimiento del mundo y de las personas, estimula la imaginación y potencia nuestra capacidad de expresión.

Escribir nos hace mejores. ¿Estás de acuerdo?

Para terminar, os pongo un vídeo que me gustó mucho y que está muy relacionado con estas ideas. De un modo ameno y acertado, Simon Sinek analiza los riesgos del estilo de vida actual y propone algunas soluciones.

Espero que os guste.

Un saludo

@M_A_JORDAN

CÓMO HABLAR DE MODO QUE LA GENTE QUIERA ESCUCHARTE

O, adaptándolo a la temática de este blog, cómo escribir de modo que la gente quiera leerte. Es una cuestión interesante, ¿no crees?

Aunque yo voy a comentar algunas ideas al respecto, os animo a que veáis el vídeo que pongo al final. No es demasiado largo y, al menos a mí, me parece muy interesante y acertado.

Una buena forma de encontrar “el secreto” de las cosas que funcionan es preguntarse por qué nos gustan. ¿Por qué me ha gustado tanto este libro, esta película? ¿Por qué suelo comprar en esta tienda? ¿Por qué prefiero este medio de transporte a otros? ¿Qué tiene esta persona para que me sienta tan cómodo con ella? ¿Por qué no me canso de escuchar a este locutor de radio, a esta presentadora de televisión o a este familiar? ¿Por qué no soporto a otros?

Seguro que si le dedicas unos segundos a estos pensamientos surgirán ideas que, quizá, ni te habías planteado. Tenemos un sexto sentido para detectar lo que nos agrada y lo que no, sin necesidad de grandes análisis. Pero esas preferencias no suelen ser irracionales. Existen motivos que las justifican, pero los tenemos tan interiorizados que ni siquiera los percibimos.

¿Qué nos gusta leer o escuchar? Aquello que nos resulta interesante, divertido, novedoso, instructivo, ameno, bello, estimulante, evocador, etc. Es decir, aquello que nos hace pasar un rato agradable, mejora nuestro estado de ánimo, nos aporta información o conocimiento… Nos hacer sentir bien o nos ayuda a ser mejores personas.

¿Qué no nos gusta leer o escuchar? Pues lo contrario de lo dicho anteriormente. Aquello que nos hace sentir mal o empeora nuestra visión del mundo. Y, dentro del concepto “sentir mal”, se puede incluir todo lo aburrido, incomprensible, pesimista…

Dicho esto, te invito a hacerte la siguiente pregunta: cuando hablo o escribo, ¿cómo se siente mi audiencia? ¿Qué transmito con mis palabras? Por supuesto que dependerá del caso concreto, pero, de modo habitual, hay un tono subyacente en nuestro discurso muy relacionado con nuestra forma de ser y de afrontar las diversas situaciones. Y por eso hay personas que transmiten esperanza y alegría aunque estén hablando de asuntos intrascendentes o incluso negativos. Mientras que otros son capaces de encontrar razones para el pesimismo hasta en el cielo más despejado.

¿Por qué nos enganchan tanto algunos autores y no soportamos a otros? Además de las razones literarias correspondientes y del interés de las diversas tramas que se narren en sus obras, hay que tener en cuenta aquellos factores relacionados con el tono que transmite el escritor y su visión del mundo. Si es una obra con un mínimo de profundidad, te garantizo que podrás captarlos sin demasiado esfuerzo. Es posible que el autor o la autora no tuvieran la intención de plasmar su percepción de la realidad en ese trabajo, pero es casi imposible no hacerlo. Escribir es algo personal, lo queramos o no.

Dicho esto, os animo a compartir vuestras opiniones y realizar cualquier comentario que os parezca oportuno… Y, por supuesto, a ver el vídeo que tenéis a continuación.

Un saludo

@M_A_JORDAN