PINCELES, LIENZOS Y PINTURAS

Hola a todos.

Qué bueno es sentirse un principiante. Sé que no es la primera vez que lo digo en este espacio y no se debe solo a que el tiempo no pasa en balde y uno empieza a repetirse ;), sino a que las ideas importantes hay que remarcarlas para que no se nos olviden.

Qué bueno es sentirse un principiante… Y la verdad es que así me siento yo al visitar algunos blogs y ver lo bien que escribe la gente por ahí 🙂 . Hace ya tiempo que tuve la suerte de conocer -aunque solo sea a través de internet- a una gran escritora, que, además, derrocha amabilidad en todos sus comentarios. Esta no va a ser la primera, ni la segunda, ni por supuesto la última vez que le “robe” un texto de su página para enriquecer la mía. Y ella es tan buena que no solo no se enfada sino que encima hasta me da su permiso. Eso sí, no lo dudéis, en cuanto acabéis de leer esta entrada os vais a su blog y le hacéis una visita.

Sin más preámbulos os dejo con Loretta Maio y la magia de sus pinceles:

Sobre la antigua mesa de madera desfilan nuevos y viejos pinceles que, en compañía  de pinturas acrílicas, no dejan de curiosear cada uno de mis movimientos. No compiten entre sí para llamar mi atención; mas bien se percibe entre ellos una cálida y meticulosa complicidad. No hay nadie más observándome, nadie escuchando mis pensamientos; no hay quien espante con su soplido los fantasmas de mi té caliente ni quien recoja el mechón de cabello que, intentando distraerme, cae sobre mi cara. Ni siquiera los pájaros han venido hoy a darme serenata. Sólo están aquellos que en respetuoso silencio sonríen y confían cuando dudo qué escoger: que si el escarlata o el carmín, que si el nuevo pincel de pelo blanco o el de mango largo y translúcido . Me conocen, saben que suelo hallar el equilibrio, la tonalidad más adecuada y los detalles más inadvertidos. Jamás interrumpen mi labor, no cuestionan, aunque a veces transgreden quebrando mi metódica rutina con gestos inesperados; y eso me gusta. Eso sí, no son para nada conversadores; tan sólo contemplan. De cuando en cuando me detengo, les echo una mirada y nada necesito decir; somos complementarios y juntos escribimos historias, día a día, sobre la vieja mesa de madera: trazos indefinidos, manchas y salpicaduras, derrames, explosiones…

Mientras me dejo seducir por la noche de luna creciente declaro mi retirada. Desnudo la vieja mesa y cubro nuestras historias con un mantel de lienzo blanco. Ellos descansarán, sus cerdas y pigmentos, hasta nuevo aviso. Y yo, ante el paisaje totalmente deshabitado, me hallo a mí misma con la absoluta satisfacción del deber bien cumplido. 

pinceles

 

¡Muchas gracias a Loretta por su colaboración!

Un saludo

@M_A_JORDAN

BEGIN AGAIN

Hay ocasiones en las que uno se da cuenta de que ha tomado un mal camino y es difícil rectificar el rumbo… ¿Cuál es la solución? Empezar de nuevo.

beginagain

¿La has visto? ¿Te gustó? ¿No la has visto? No lo dudes, hazlo cuanto antes, y, si me permites el consejo, mejor que la veas en inglés (para eso están los subtítulos).

No, no me he olvidado de que este es un blog para gente que escribe. Los que lleváis tiempo pasando por aquí, sabéis que si hablo de una película o de una canción es porque, en el fondo, tienen algún punto de encuentro con la escritura. Y en este caso no hay un punto sino toda una constelación.

Esto no va a ser una crítica de cine al estilo habitual, sino un montón de ideas sueltas que espero que le interesen a alguien 😉

Gretta: I told you, I write songs from time to time.

Dan: What do you write them for?

Gretta: What do you mean what for? For my pleasure. And for my cat.

Dan: Oh really? Does he like them?

Gretta: She. Yes, she seems to.

Dan: How do you know?

Gretta: Because she purrs.

Dan: Maybe she’s booing.

Gretta: No, she purrs at Leonard Cohen, too, and she has very good taste.

– Escribo canciones de vez en cuando. 
– ¿Y para quién las escribes? 
– ¿Qué pregunta es esa? Por placer. Para mi gata. 
– No me digas, y ¿le gustan? 
– Sí, parece que le gustan. 
– ¿Cómo lo sabes? 
– Porque ronronea. 
– Quizá de aburrimiento. 
– No, también lo hace con Leonard Cohen y tiene buen gusto.

Una historia nunca es una sola historia, sino un montón de historias. Tantas como personajes, o incluso más, ya que nosotros no somos una sola historia, sino un montón de ellas.

Gretta y Dave… Y Dan. Cada uno de ellos da para una película, y si los juntas, saltan chispas y empieza la magia.

“¿Y para quién las escribes?” . Ahí está el quid de la cuestión. Las grandes preguntas que llevan a grandes respuestas. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Para quién? Nadie hace nada porque sí. Todo tiene su lógica, aunque quizás no se la veamos en el momento, o aunque quizás no queramos reconocer la verdad, enfrentarnos a nuestras motivaciones. Pero, lo hagamos o no, la razón por la que hacemos las cosas influye de un modo definitivo en cómo las hacemos, más aún, influye en si las vamos a hacer o no.

¿Por qué escribes? ¿Para qué escribes? ¿Para quién escribes? ¿Te lo has planteado? ¿En serio? No te conformes con respuestas estereotipadas. No hay nadie escuchando, puedes decir la verdad. Sé sincero contigo mismo y, si no te gusta la respuesta, intenta cambiar tu actitud para que la siguiente vez el resultado sea distinto.

Gretta lo tiene claro. Escribe porque le gusta, porque lo necesita, porque es su modo de expresarse. Escribe para ella misma, para su gata 😉 , y para el hombre al que ama. Escribe para la gente que quiera escucharle tal y como es. Y si no les gusta… que no miren. Pero ella no va a cambiar su estilo solo porque haya gente que prefiera algo más “pegadizo”. Ella busca lo auténtico, no las apariencias. Está dispuesta a cambiar, pero solo en busca de algo más auténtico.

kjeira-knightley-begin-again-guitar

Al principio de la película, escuchamos a Gretta (Keira Knightley) interpretando un tema musical que no despierta la locura del público que la escucha. De hecho, casi nadie le presta atención. ¿Por qué? Porque no es lo que esperaban escuchar, porque no son capaces de descubrir la belleza oculta de lo que tienen delante.

La belleza no siempre resulta evidente, al menos no a la vista de cualquiera. Pero…, siempre hay un pero, afortunadamente hay personas capaces de descubrir el talento oculto y pueden ayudar a esos artistas a mostrar sus destrezas de un modo que llegue mejor al público. No se trata de que cambien su modo de ser, sus convicciones, sus ideas. No. Lo esencial no cambia, solo se decora un poco para que resalte mejor su valía.

Reconozco que me encanta esta escena. Me parece una idea genial. Algo sencillo que no ha captado la atención de nadie, adquiere un relieve mucho mayor cuando es visto por alguien que sabe acogerlo, por alguien que ve más allá de lo que tiene delante, por una persona que descubre el talento oculto y se empeña en sacarle todo su brillo para que su belleza pueda ser apreciada por mucha más gente.

Y resulta que ese alguien es un hombre que está al borde de la desesperación, que ha perdido el interés y la ilusión… Hasta que encuentra un motivo para seguir peleando. ¿Y cuál es ese motivo? ¿El éxito? ¿El dinero? ¿La fama? ¡¡NO!! La belleza de lo auténtico. Ha encontrado algo que le convence y quiere que todo el mundo lo conozca y pueda disfrutarlo como él. No tiene medios, pero eso no le detiene. Se lanza en una cruzada personal, dispuesto a pelear con quien haga falta. Y esa lucha le devuelve a la vida.

begin-again-imagen-14

Juntos, Gretta y Dan, se enriquecen mutuamente. Se salvan el uno al otro. Cada uno ofrece su punto de vista, sus experiencias, sus ilusiones. Cada uno da lo mejor de sí mismo y no esconde lo peor. ¿Y qué es lo que les une? La música, como medio de expresión, como camino hacia la belleza:

Keira Knightley and Mark Ruffalo in

Esto es lo que me encanta de la música, que una de las escenas más banales de repente tiene muchísimo significado. Todas las banalidades de repente se convierten en perlas vivas y resplandecientes. Por la música.

“Saber mirar es saber amar”. Escuché esa frase en la película “Canción de cuna” y me viene  la cabeza siempre que hablo de buscar la belleza en lo que nos rodea. Hay gente que solo ve cosas, otros captan historias, ilusiones, sufrimiento. Hay que saber mirar, y para eso hay que escuchar. No solo se escucha con los oídos, también con el corazón. Si no escuchas a los que te rodean, vives solo, da igual la cantidad de gente que tengas a tu alrededor.

En el otro lado tenemos a Dave, el novio de Gretta. Juntos viajaron a NY para emprender una nueva etapa. La música de Dave, que es parte de su relación con Gretta, ha empezado a triunfar. ¿Es eso malo? En absoluto. De hecho, ambos están juntos en ese proyecto, lo viven con ilusión, lo comparten, pero… Las cosas empiezan a cambiar. ¿Cuál es el problema?

Has vivido con una estrella de rock, pero él no lo sabía, no le importaba. Pero ahora sí y debes saber que esta gente se casa con eso. Se enamoran de la música, se enamoran de las luces, se enamoran de la carretera, de las tías.

Las motivaciones de uno y otro eran distintas, pero no lo sabían. Ahora sí. Ahora es evidente y esto los separa. Gretta busca lo auténtico, Dave busca el éxito. Lo auténtico puede triunfar, pero no se vende, no busca atajos. Persevera, resiste y si al final destaca, su triunfo es más estable, porque no está fundamentado en pilares de usar y tirar. Vistosos, llamativos, pero efímeros.

¿Cuál es la diferencia entre uno y otro? Al llegar las navidades, Gretta le regala a Dave una canción. El único regalo que se puede permitir y que el valora y aprecia.

Sin embargo, al grabar su primer disco, Dave retoca la canción y le introduce un ritmo y ciertas variaciones que la distorsionan. Gretta le pregunta por qué lo ha hecho y la respuesta…:

-I wanted to turn it into a hit.

-Why?

-“Why?” What kind of question is that?

(..)

-Why are you so worried about what other people think? It’s our song.

-It is, but, you know, isn’t that what music is about? About sharing it with people?

-No, not that song, Dave.

 

-Quería convertirla en un éxito

-¿Por qué?

-¿Qué pregunta es esa?

(…)

-¿Por qué te preocupa tanto lo que piensen los demás? Es nuestra canción.

-Sí, ¿pero de qué va la música? De compartirla con otros.

-Esa canción no, Dave.

Hay historias e historias, escritos y escritos… No todo está sujeto a la demanda del mercado. Lo que se escribió con el corazón debe permanecer intacto, solo al alcance de los que sean capaces de valorarlo tal cual es, sin condimentos, sin colorines, sin reclamos.

La historia continúa, caminos separados, vidas distintas. Cada uno hace lo que quiere hacer. La música de Gretta fluye por las calles, la de Dave por los escenarios…

Y es que, al final, cada uno tiene que seguir su camino. No se puede obligar a alguien a no ser quien es, o al revés. Pero es bueno conocerse y saber qué queremos y qué esperamos de los demás. Así evitamos desengaños y engañar a otros. Por mucho que lo intente, Dave es una estrella del rock. Lo suyo son las masas, los estadios, hacer que la gente vibre con su música. Gretta no busca eso. Ella canta para su gata 😉 y, si alguien más la escucha, pues bienvenido sea, pero es tan solo un invitado.

En fin… Como he dicho al principio, esto no son más que un puñado de reflexiones al hilo de esta gran película, que espero no haber destrozado con mis comentarios caóticos y no sé si acertados o no.

¿La relación con la escritura? No creo que haga falta que la explique, ¿verdad? Además, ya me he extendido demasiado.

Eso sí, un último consejo, si ves que estás tomando un camino equivocado, no tengas miedo de empezar de nuevo. Lo anterior no es tiempo perdido, es experiencia acumulada.

Un saludo

@M_A_JORDAN

WRITER OF FANCY

Hola a todos.

Hoy quiero presentaros a una joven escritora, que hace unos días tuvo la amabilidad de contactar conmigo para presentarme la página en la que publica algunos de sus trabajos.

Sin título

 

Como podréis ver, si entráis en el blog, esta joven escritora tiene en marcha varios proyectos. A continuación os ofrezco el inicio de una novela que lleva por título “ENIGMA”.

Espero que os guste:

Siempre me he preguntado, ¿cuál es el sentido de la vida? Si hubiese nacido en la Edad Media mi única motivación sería trabajar para poder alimentarme, si hubiese nacido en la guerra civil mi única preocupación habría sido luchar por sobrevivir, pero, como estoy en el siglo XXI estudio para no aburrirme.

Últimamente mi vida es demasiado rutinaria: desayuno, escuela, comedor, volver a casa para hacer la tarea, fútbol, cena, dormir y vuelta a empezar. No hacía absolutamente nada más, era todo demasiado aburrido. No conseguía abandonar mi rutina hasta que comencé a hacer ciertas locuras como las llamaba yo.

Aunque resulte patético comencé mis locuras faltando a clase y contestándoles a los profesores, como me tenían por alumno modelo acabé llamando bastante la atención. Los psicólogos lo tomaron más como una llamada de atención que como muestra de rebeldía, en nuestro lenguaje, estaba en la adolescencia.

Continué con mis locuras hasta que, y aún me preguntó como llegué a tal punto, acabé en una discoteca de poca monta a las cuatro de la mañana. Es increíble como unos pocos minutos pueden cambiarte la vida entera. Antes de ese minuto yo era un simple estudiante sin motivación alguna, cansado y aburrido de la vida. Ahora soy un chico que, junto a una extraña asociación futurista, estamos intentando desmantelar el proyecto enigma.

 

Si queréis saber más, solo tenéis que visitar la página:  http://writeroffancy.blogspot.com.es/

Un saludo

¿CUÁNDO ELIJO QUÉ TÍTULO PONER?

Esta fue la pregunta que me planteó via mail una escritora en ciernes hace tan solo unas semanas. Y como me parece que es algo que puede interesar a más de uno, os pongo mi respuesta por si os sirve de algo.

PREGUNTA:

(transcribo solo lo que está relacionado con esta entrada)

Hola Miguel Ángel, soy una joven apasionada por la lectura y por la escritura. Mis pensamientos de futuro no son dedicarme a esto último pero es el mayor modo de expresión del que dispongo y mi mente no deja de funcionar con un lápiz en la mano.

Acabo de conocer tu blog (…) Pero hay algo que no he visto y que me produce una verdadera duda y es el cómo saber qué título poner. Pienso que el título es una parte fundamental de la novela o relato porque es lo primero que ven los lectores, debe llamar la atención del lector para que elija ese y no otro y me fascina encontrar en la novela el por qué de ese título. 

A la hora de enfrentarme a mi novela/relato ¿cuándo debo decidir que título poner? Se me plantean las siguiente dudas:

Si dejo el título para el final ¿cómo lo introduzco en la historia para que el lector lo identifique? Pero tampoco creo que pueda pensarlo al principio porque me voy a condicionar a un título que seguramente al final no encaje del todo en la historia. 

Muchas gracias por la atención. 

Un saludo.

RESPUESTA:

Hola.

En primer lugar, encantado de conocerte y muchas gracias por ponerte en contacto conmigo, aunque sea para plantearme una cuestión difícil, difícil… difícil

Es cierto, no hay ninguna entrada sobre el título… Tendré que escribirla. A ver… Yo he tenido experiencias de todos los colores. Ahora mismo, tengo ocho libros acabados, el último aún está en fase de revisión, y creo que con cada novela he seguido un camino distinto. Si quieres, te cuento cómo ha sido y a lo mejor eso te da ideas.

Lo primero que escribí fue una trilogía de aventuras. En el momento en el que comprendí que iba a ser una saga, busqué un título “genérico”, sabiendo que luego tendría que pensar en el de cada tomo. Tenía más o menos clara la historia y el tono de la novela. Así que busqué algo que reflejara ese tono… El protagonista se llamaba Erik, su padre Árkhelan… y el título de la trilogía es… “Erik, hijo de Árkhelan”. Original, ¿verdad? xD Y para cada novela…

Sin título

A la primera le puse el título nada más terminarla, porque quería tener una visión de conjunto antes de decidir. Era el inicio de una aventura, de un personaje, y busqué una metáfora que lo reflejara: “El amanecer del guerrero”.

Erik_front_5edicion_2_02

El título de la segunda es la base de la historia y aparece citado desde el primer capítulo “El ejército en la sombra”. Creo que fue la primera vez que escribí esa expresión (al principio del libro) cuando pensé que podría ser un buen título.

Erik portada

Para la tercera y última parte busqué un título con “sabor de clásico”. Me acordé de mi novela favorita “orgullo y prejuicio”, de expresiones de películas que me han gustado como “fuerza y honor”, que sale en Gladiator… y acuñé otra pareja de sustantivos “justicia y honor”. Con el título en mente desde el principio, hubo un momento de la historia en el que surgió la posibilidad de incluir esa expresión como algo significativo, en concreto, el lema del escudo de armas del protagonista. Pero, además de ser eso, esas dos palabras tienen una gran importancia en toda la historia, y de hecho, se vuelven a citar casi al final del último libro como colofón de la aventura.

ERIK3 PORTADA

Después vino una saga de dos novelas de fantasía. Desde el principio sabía que se iba a citar un mundo distinto, donde transcurriría gran parte de la historia. Y no tuve duda de que el nombre de ese mundo sería el nombre de la saga. Tras darle muchas vueltas se me ocurrió el nombre de “Uhlma” para ese mundo y así se llama la serie. ¿Por qué Uhlma? Pues no lo sé, jajaja. Porque se me ocurrió y me gustó. Suena parecido a “alma” por lo que da cierta impresión de algo espiritual. Y la “h” en medio que no suena y no se sabe muy bien qué pinta ahí, pues hace que sea una palabra que a los españoles nos suene algo lejana…

UHLMA

Aun así, una vez más faltaba el título de cada novela. A la primera se lo puse al acabar. Quería que fuera algo muy general, que no dijera nada de la historia pero que sí transmitiera el tono. Tras apuntar varios nombres en una hoja, me decanté por “el mundo de los sueños”. Yo creo que es bonito, ¿no? A quién no le gustaría pasar una temporada en un sitio así.

Portada 1

Para la segunda novela fue mucho más fácil. Utilicé una expresión que aparece al final del primer libro y que tiene mucha relevancia en el segundo, “el ciclo de la fuerza”. Es un mito / leyenda /profecía que afecta a los protagonistas.

Portada Uhlma II

El título de mi sexta novela (tranquila, que ya queda poco ) lo tuve claro desde antes de empezar. Era una historia que estaba deseando contar. Y, de hecho, creo que se me fue un poco de las manos… Tiene más de 600 páginas, así que habrá gente que la encuentre demasiado larga, pero a mí me encanta. ¿Se nota que soy el autor? xD . El hecho es que es una historia de un chico y una chica a los que les unen el amor por la música y muchos sueños… Así que “Un sueño a dos voces” es un título que recoge el espíritu de la novela y, de hecho, aparece varias veces en la historia.

portada usadv 1

La siguiente tuvo su qué. Terminé la novela y empecé a buscar un título. Está escrita en plan diarios, el de la chica y el del chico. De repente me vino un nombre a la cabeza y lo utilicé… Y tiempo después me di cuenta de que era el mismo nombre que un blog que había visitado alguna vez… Escribí a la bloguera en cuestión para decirle lo ocurrido. La verdad es que no le hizo mucha gracia :S , pero… El libro ya estaba publicado en digital y no había mucho que pudiera hacer. Así que, a modo de disculpa, incluí en el blog de la novela un apartado explicando lo ocurrido.

Portada vtyp

Y llegamos al último libro. Lo terminé, no se me ocurría ningún título, o mejor dicho, todos los que se me ocurrían ya existían. Así que algo desesperado, le dejé el manuscrito a un amigo que quería leerlo y el me sugirió un título que es el que va a llevar: “La aurora del destino”.

 AÚN NO TIENE PORTADA

Resumiendo. Que lo del título es muy importante y a veces sale solo, y otras veces hay que ir a buscarlo. Si lo tienes claro desde el principio es genial, porque puedes introducirlo en la historia. Pero si no es así, pues tampoco pasa nada, aunque tendrás que darle unas cuantas vueltas a la cabeza.

Espero haber respondido a tu pregunta.

Un saludo (A TODOS)

@M_A_JORDAN