LUCHEMOS POR NUESTROS SUEÑOS

Hola a todos.

Hoy os ofrezco una reflexión extraída de uno de los blogs colaboradores. En concreto de misonrisasiempre.blogspot.com

El título de esta entrada, que es el mismo de la original, puede sonar a tópico, pero no por eso deja de ser interesante. Estamos en una sociedad en la que se habla mucho de los sueños y de los sentimientos… Y quizá falta hablar un poquito más de la primera palabra: “luchemos”.

Personalmente, desconfío de todo lo que lleva la coletilla “sin esfuerzo”. “Aprenda inglés sin esfuerzo”, “pierda peso sin esfuerzo”, “hágase millonario sin esfuerzo”… Pues lo siento mucho, pero yo soy de los que opinan que lo que no cuesta no se valora y al revés, lo que vale la pena cuesta esfuerzo de conseguir.

Junto a eso, también soy de los que creen que hay que tener ilusiones, metas altas o sueños, que al final viene a ser lo mismo. Pero, para no terminar como un pato mareao, lo mejor es elegir bien esos objetivos, sabiendo que no podemos tenerlo todo. Descubre en qué eres bueno y explota ese talento al máximo. Cuando digo “en qué eres bueno”, no me refiero a ser un número uno, sino a una cualidad que destaca por encima de las otras, aunque sea levemente y todavía falte mucho por pulir. Pero no dudes de que, con tiempo, esfuerzo y paciencia, y la ayuda de alguien que te sepa orientar, lograrás resultados más que favorables. Quizá no seas el mejor, pero sí que serás mucho mejor que antes.

¡¡Luchemos!! ¿Contra quién? Contra nuestra desgana e inconstancia. Contra el desánimo y el pesimismo. Contra los obstáculos internos y externos. Contra la impaciencia y la ansiedad. Contra las miradas escépticas y las voces agoreras.

Basta ya de escudarnos en los fracasos de otros, en lo mal que está todo, en la crisis, en la falta de tiempo, en lo difícil que puede resultar… ¿Tienes un sueño por el que valga la pena luchar? Pues ya estás en el camino, ahora solo te falta mover los pies.

(Y después de este rollo, os pongo el texto del que os hablaba al principio 😉 )

Luchemos por nuestros sueños.

 
Pienso que todo cuesta algo. Que nada viene así porque sí, todo viene por una razón; por mucho que te guste, o no, las cosas ocurren por una razón.
Si quieres conseguir una cosa debes de luchar por ella. Yo, por ejemplo, tengo un sueño y es que quiero llegar a ser algún día escritora. Para los que les gusta lo que escribo, quiero deciros que estoy intentando escribir un libro y ya me queda poco. Para quienes quieran conocer más cosas que me pregunten en mi twitter: @patrifeijo.
Bueno, como ya he dicho; debemos de conseguir lo que nos propongamos, llegar a cumplir nuestros sueños.

UN SALUDO A TOD@S. 

@M_A_JORDAN

Anuncios

“LA DAMA”

Hola.

Os pongo aquí un relato que me ha llegado de Irene, una joven escritora de Zaragoza. Tuve la oportunidad de leerlo hace tiempo, cuando me lo envió para que le diera mi opinión. En su mail me decía que lo había presentado a un concurso, pero que aún no sabía el resultado. Lo leí y me gustó mucho y, aunque no soy adivino ni nada por el estilo, tuve el presentimiento de que obtendría un buen resultado.

Hace unos días, volví a tener noticias de esta joven escritora y me confirmó mis “sospechas”. El relato había quedado primero en el concurso 🙂

Os pongo aquí los primeros párrafos y un enlace al PDF con el texto completo. Ocupa solo una página y vale la pena leerlo. Espero que os guste.

LA DAMA

 dama_blanca2Las palabras fluían a través de su boca, sus pálidas vestimentas ondeaban alrededor de su nívea piel. Era Ella. Mi musa. Mi Inspiración. La Dama Blanca que me visitaba todos los días y enriquecía mis vivencias, mis experiencias. Con Ella a mi lado sentía que podría llegar al fin del mundo con un simple movimiento de mi pluma sobre el papel desgastado.

Cientos de historias se apilaban en mi estudio, un espacio dedicado a mi afición por la literatura. Manuscritos aún sin pasar a limpio cubrían el suelo, las estanterías, el alféizar de la ventana… En resumen: toda una vida de esfuerzo y dedicación. Podía pasarme meses, incluso años escribiendo, siempre y cuando mi inspiración estuviese cerca, porque era la única capaz de hacer que mi tiempo fuera inmortal. Ella hacía las veces de amiga: me aconsejaba, me susurraba, me alentaba. Yo la invocaba y ella acudía a mi llamada.

Si quieres seguir leyendo, pincha AQUÍ

Muchas gracias a Irene por su relato. Espero publicar otros escritos suyos y de todos aquellos que queráis compartirlos con nosotros.

¿Y SI ME BLOQUEO Y NO SÉ CÓMO CONTINUAR?

Hace unos días, un joven escritor -de esos a los que se dirige este blog- me envió un mensaje con la pregunta que da título a esta entrada. Como creo que es una cuestión que nos afecta a todos los que alguna vez hemos emprendido la tarea de escribir una novela, voy a copiaros aquí la respuesta que le di. Seguro que a vosotros se os ocurren más sugerencias, así que, si queréis compartirlas, no os cortéis 😉

¿Y si te bloqueas y no sabes continuar?
Pues… ¡bienvenido al club! 
Depende del tipo de bloqueo.
1. Si se trata de un bloqueo concreto, es decir, estoy en una situación de la que no sé cómo salir, te recomendaría pensar varias soluciones posibles y después de un par de días de descanso elegir la que más te guste y tirar para adelante sin darle muchas vueltas.
2. Si el problema es que no sabes cómo continuar la historia -que supongo que será a lo que te refieres-, entonces es un asunto muy distinto.
¿Tienes un guión mínimo del argumento? ¿Sabes cómo va a acabar? Es que eso es lo primero que hay que hacer para evitar encontrarse en un callejón sin salida.
Aún así, en ocasiones uno no sabe muy bien por dónde tirar. Una cosa que ayuda es introducir un nuevo personaje, porque eso implica una nueva historia y más posibilidades.
Y también te diría que te quites presión de encima porque, probablemente, estés intentando que la historia sea original y de mucha calidad, y eso más que ayudar bloquea. Así que confórmate con que sea una buena historia y pon lo que se te ocurra. Una vez que la acabes, puedes retocar lo que sea, pero lo importante es no detenerse

UN SALUDO A TOD@S. 

@M_A_JORDAN

Y TÚ, ¿POR QUÉ ESCRIBES?

Esta es una de esas preguntas a las que no siempre es fácil contestar.

La respuesta natural podría ser: PORQUE ME GUSTA 🙂

Supongo que esa frase tan sencilla resume muchas de las cosas que se puedan decir sobre la cuestión. Pero yo creo que es bueno ir un poquito más allá, aunque al final es muy probable que terminemos tal y como hemos empezado 😉

En mi caso, reconozco que pasó bastante tiempo desde que empecé a sentir el gusanillo de la escritura hasta que decidí tomármelo en serio. En concreto, no empecé a escribir mi primera novela hasta junio del 2007, cuando ya tenía nada menos que 32 añazos 😛  (Eso sí, después he recuperado el “tiempo perdido” y ahora ya estoy con mi séptimo libro). Por eso me da mucha envidia -de la buena-, cuando veo a chicos y chicas que todavía están en el colegio o el instituto y ya se han adentrado en el mundo de la escritura. Y no dudo en animarles a seguir trabajando sin miedo a sus pocos años. ¿Qué edad es la mejor para empezar a escribir? Cuando sientas la atracción de las letras. Pero de esto ya hablaremos más adelante.

Volviendo al tema principal de esta entrada, diré que la razón que me llevó a escribir fue que me hacía mucha ilusión ser el creador de una historia y que luego hubiera gente que pudiera disfrutar con ella. Es lo más parecido a la magia que se me ocurre. Un día te sientas en el sillón y empiezas a pensar en un personaje, sus amigos, el lugar en el que vive… Desarrollas esas ideas, las pones por escrito y, tiempo, sudor y lágrimas después 😉 , gente que vive muy lejos y a la que nunca conocerás está compartiendo tus sueños. ¡¡ES GENIAL!!

Alguien me dijo hace tiempo que la escritura nos hace mejores personas. No sé si eso se ha cumplido en mi caso, pero la verdad es que tiene mucho sentido. Cuando escribes una historia, tienes que ponerte en el lugar de cada personaje, imaginarte cómo se siente y por qué actúa de un modo o de otro, cómo reaccionaría si ocurriera tal cosa, etc. Y eso, quieras o no, te ayuda a ser más comprensivo con los que te rodean, porque, si te pones en el lugar del otro, casi siempre eres menos duro a la hora de juzgarle.

También es cierto que la escritura nos obliga a pensar y eso también suele ser positivo 😛 . Supongo que el hecho de escribir sirve como desahogo y tiene sus propiedades terapéuticas, más allá del descanso mental que significa olvidarse de todo lo que te rodea y meterte en ese mundo que has creado y en el que tú decides lo que va a ocurrir.

En fin, no me quiero enrollar para no aburriros. Estoy seguro de que se os ocurrirán miles de razones -cada uno tiene las suyas- por las que es recomendable vencer la resistencia inicial, si la hay, y lanzarse a escribir. Pero, tal y como me temía, después de estos párrafos volvemos a la idea del principio: el motivo principal por el que muchos, yo entre ellos, dedicamos un montón de horas a teclear en el ordenador rellenando páginas en blanco es ¡¡PORQUE NOS GUSTA!! 😉

UN SALUDO A TOD@S. 

@M_A_JORDAN

BIENVENIDOS

¿Te gusta escribir? ¿Sueñas con publicar un libro? ¿Te interesa el proceso de creación y publicación de una novela?

Perfecto. Este es tu sitio.

En las distintas secciones podrás encontrar una gran cantidad de información y de recursos.

Espero que te gusten y te sirvan de ayuda.