Jane. Una vida novelada

Hay decisiones que cambian el curso de la historia. Momentos cruciales que, con frecuencia, pasan inadvertidos para la mayoría de los mortales, incluso para aquellos que los protagonizan. Los inmortalizamos en libros y películas, confiriendo a esos instantes un cariz épico que seguramente no tuvieron. No sonaba una banda sonora emotiva, ni había una cámara filmando un primer plano de esa mirada indescifrable cuando tal o cual persona decidió algo que cambiaría su vida y, en ocasiones, la de millones de seres humanos de las siguientes generaciones.

Cada vida es única, sagrada, irrepetible e irreemplazable. Solo tú puedes vivir tu vida y decidir lo que decides. Por eso a veces nos sentimos abrumados por el peso de la responsabilidad. Quisiéramos tenerlo todo bajo control, pero es imposible… ¡Gracias a Dios! ¿Te imaginas una vida en la que todo estuviera previsto? ¿Un futuro completamente predecible? ¿Qué sería de nosotros? ¿Dónde estaría la ilusión, la creatividad, la capacidad de adaptación? Seríamos simples autómatas siguiendo un camino predefinido sin aliciente alguno. Pero no, no es así. Tomamos un camino pensando que nos llevará a un destino, hasta que descubrimos que hemos llegado a un lugar que ni siquiera conocíamos. Elegimos pero no controlamos todas las consecuencias de nuestras elecciones.

Hace algún tiempo, allá por diciembre de 2013, decidí que quería escribir una novela biográfica sobre mi escritora favorita, Jane Austen. ¿Por qué? Por agradecimiento. Agradecimiento por tantas horas de lectura fascinante, por tantos personajes entrañables, por tantos momentos divertidos, por su apabullante ironía y su visión esperanzada de la vida. Porque Jane Austen nos dejó un legado precioso del que se han nutrido millones de lectores en los últimos doscientos años. Millones de personas que han vivido sus historias, pero que desconocen su mejor obra: su propia vida.

Decidí que quería escribir una novela biográfica sobre Jane Austen y me adentré en un camino que me ha cambiado la vida. Mirando atrás me parece increíble todo lo que he vivido como consecuencia de esa decisión; toda la gente a la que he conocido, todo lo que he aprendido… ¡Le debo tantas cosas a Jane Austen! Incluso mi trabajo actual como profesor universitario. Todo eso ha ocurrido porque decidí escribir una novela biográfica sobre mi autora favorita.

Han pasado los años y esa decisión ya es una realidad. Jane. Una vida novelada ya está en las librerías, al alcance de cualquier persona que quiera acompañarme en este viaje al universo de Jane Austen. Un viaje al día a día de una escritora que captó lo mejor y lo peor del alma humana y lo plasmó en unas obra que han desafiado al paso del tiempo.

Jane es mi tributo personal a Austen. Una invitación a conocerla y a redescubrir sus obras. Un proyecto que me cambió la vida y que confío en que servirá de estímulo para que sean aún más las personas que se acerquen a las obras de esta escritora magistral.