“TE QUISE, TE QUIERO Y TE QUERRÉ”

 

Hola a tod@s.

Hace unas semanas tuve el placer de presentaros a Alba Garzón, administradora del blog “Sueños al alba”, y os ofrecía uno de los escritos que podéis encontrar en su página. Podéis pinchar aquí si queréis leer la entrada en cuestión.

El hecho es que unos días después de publicar el mencionado artículo, recibí un mensaje de Alba diciéndome que estaba entre los finalistas del XI Concurso “Cartas de amor” de Radio Iris. Como es lógico le di mi más sincera enhorabuena por el logro. No es nada fácil pasar a la siguiente ronda de un concurso al que se han presentado casi 200 autores. Finalmente su carta no ha quedado entre las tres ganadoras, pero este detalle no le resta mérito a lo conseguido y, desde este espacio, queremos felicitar a Alba por el éxito de una de sus creaciones y animarla a seguir escribiendo.

Y qué mejor manera de honrar un escrito que ofreciéndoselo a los lectores 🙂 . Aquí lo tenéis. Espero que os guste.

 Te quise, te quiero y te querré

 Era feliz, pero notaba que faltaba algo en mi vida. Quizá ese vacío lo rellenaba yo misma con cosas materiales, aunque era inútil. Ese vacío sólo podías completarlo tú, nada se comparaba a ti. 

 Nos conocimos en el mejor momento, pero tenía miedo. Éramos amigos, sin embargo,  me gustaste desde el primer momento. Tu sonrisa era tan bonita que me enamoré perdidamente de ti. No tenía el valor suficiente para pronunciar dos simples palabras, pero llenas de sentimiento: te quiero. Dos palabras que podrían cambiarlo todo aunque, el miedo a no saber de qué manera cambiaría, me mataba por dentro.

 Nos hicimos mejores amigos, poco a poco nos unimos más. Comenzaron las llamadas para contarnos cualquier tontería, para reírnos, cada uno en su habitación, y para temer a las facturas telefónicas.

 Más adelante, comenzaron las salidas. Tomamos el mejor café que habíamos probado nunca y, desde entonces, siempre fuimos a ese lugar. Conocí a tu grupo de amigos y me presentaste como tu mejor amiga. “Mejor amiga”, unas palabras extremadamente duras cuando estás locamente enamorada de alguien. Les caí muy bien y me invitaste a salir con vosotros más veces. Cada día te veía más, a la vez que me enamorabas más, si era posible.

 Incluso nuestras familias se conocieron, ya que tú y yo no parábamos de vernos. Me hacías regalos preciosos y yo a ti. Tuvimos todos los detalles que una pareja se hace sólo que, tristemente, siendo mejores amigos.

 Te surgió un viaje y te tuviste que ir. En el aeropuerto me dijiste: “Gracias por todo, por estar siempre ahí a mi lado y apoyándome”. Eché de menos un “te quiero” por tu parte, ya que yo no me atrevía. Te abracé con toda la fuerza que me quedaba y me fui corriendo. No podía soportarlo más, no podía mirar atrás una última vez. Deseaba que fuera la penúltima.

 Cada noche me preguntaba, entre lágrimas, si alguna vez te llegué a gustar. Si sentiste algo, algún sentimiento por pequeño que fuera, cuando te abracé y me fui de allí todo lo rápido que mis piernas me permitieron. Si sentiste dolor, tristeza, nostalgia o algún sentimiento de amor por mí.

 En tu viaje me enviabas mensajes, me llamabas y alguna que otra carta me llegó. Pero no podía responderte a nada. No podía porque me dolía. Tú allí y yo aquí. Simplemente, moría cada día que no te tenía a mi lado.

 Un día empezó a llover muy fuerte. Me quedé en casa, tumbada en la cama y abrazada a un cojín, rodeada de pañuelos, a causa de mis lágrimas. Batí el récord en echarte de menos. De pronto, la puerta sonó. Alomejor era el cartero para entregarme alguna otra carta tuya. Estuve un minuto sin moverme de la cama, sin ganas de nada. Alguien insistía, llamando a la puerta cada vez más fuerte. Hice un esfuerzo por levantarme. Caminé por el pasillo y la abrí. Me quede asombrada. ¡Eras tú! Estabas completamente mojado por la lluvia, con la flor más bonita del mundo, con esa sonrisa tuya que me enamoró y con unas palabras que salieron de tu boca y que jamás en mi vida podré olvidar:

    -He intentado alejarme, por miedo a lo que sentía. En aquel viaje, sin saber nada de ti, sin verte cada día y cada noche y sin escuchar tu voz, me di cuenta de que estoy tan enamorado y que no puedo vivir sin ti.

 Me quedé alucinada. Las palabras no podían salir de mí, ¿era todo esto un sueño? Mi duda se resolvió cuando me besaste y me dijiste: ¡TE QUIERO!

 Y aquí estoy yo, una loca enamorada, escribiéndote mi primera carta de amor, plasmándote en letras mis sentimientos.

 Soy realmente feliz y noto que lo tengo todo en mi vida. Te tengo a ti.

 PD: Nunca me cansaré de decirte “te quiero”.

Una vez más, muchas felicidades a Alba y muchas gracias por colaborar con este blog.

Un saludo

M_A_JORDAN

Anuncios

ME RECUERDAS A UNA PRINCESA DE CUENTO…

¡Hola!

Hoy os traigo una colaboración del blog “Guardiana de libros”, que no dudo en recomendaros. En este blog podréis encontrar información sobre libros y autores, y un buen montón de reseñas muy interesantes. Además de todo eso, su administradora (@guardianalibros) también nos deleita de vez en cuando con algunos de sus escritos.

Os pongo uno de ellos. Espero que os guste 🙂

Me recuerdas a una princesa de cuento…

PRINCESA

Me recuerdas a una princesa de cuento… 
 
que busca una manzana que morder. 
 
Sólo me pides algo 
 
que te haga dormir eternamente. 
 
 
Pero, ¿quién soy yo para decidir tu destino?… 
 
 
Soy el hada que te mece en los sueños, 
 
la bruja blanca que te aparta de trajes negros. 
 
 
Soy el árbol que te oculta del lobo, 
 
la cordura de una reina que te mantiene en su mira. 
 
 
Soy la que desvía las flechas, 
 
de los cazadores que siguen tu rastro. 
 
 
Me recuerdas a esa princesa de cuento… 
 
pero no por tu mirada 
 
o por la debilidad que desprende tu cuerpo. 
 
 
Ya que tu corazón ennegrecido 
 
me recuerda más a un cuervo, 
 
a la imagen de una hoja arrancada 
 
que vuela arrastrada por el viento, 
 
la de un libro mojado 
 
sobre el que la lluvia sigue cayendo 
 
o la de una luz que avisa a los lejos 
 
con un tenue parpadeo… 
 
 
A una princesa perdida en un cuento…

-Guardiana de libros-

Un saludo a tod@s

@M_A_JORDAN

LA LÍNEA ARGUMENTAL

Hola a todos.

Un buen día te planteas el apasionante reto de escribir un libro. Siguiendo los consejos del blog “ideas para escritores principiantes” xD comienzas imaginándote a los personajes que formarán parte de la historia, eliges el escenario, algunos elementos… Y llega el momento ineludible en el que debes trazar la línea argumental, es decir, tienes que concretar qué va a ocurrir en tu novela.

Este suele ser uno de los tragos más complicados por los que pasamos los autores. Quizás no te ocurra en tu primera obra porque aún estás lleno de ideas por estrenar. Pero antes o después te encontrarás frente a una hoja en blanco que no sabrás muy bien cómo rellenar 😦 … ¡¡NO TE PREOCUPES!! Todo tiene solución, esto también 🙂

Como comprenderás, no te voy a dar una receta mágica para crear historias maravillosas y originales. Si la tuviera sería el primero en utilizarla :P. La intención de esta entrada es aportar algunas ideas que puedan servir de ayuda al que se enfrente a esta apasionante tarea. El resto es cosa de cada uno. Por eso cuando terminas un libro te sientes tan bien, porque es algo que has logrado tu solito, venciendo muchas dificultades y superando no solo obstáculos, sino auténticos escollos casi insalvables.

Basta de introducciones, vamos a las sugerencias:

1. Asegúrate de haber definido bien los personajes principales, o al menos el o la protagonista.

2. Quítate un poquito de presión: tras miles de años sobre la tierra, los hombres han creado millones de historias, así que es absolutamente imposible ser original. No te bloquees con este objetivo o nunca conseguirás avanzar. Lo importante no es que tu libro sea novedoso al cien por cien, sino que te guste a ti y pueda gustar a los demás.

3. Sigue quitándote presión: si es tu primer libro -o uno de los primeros-, lo lógico es que sea muy mejorable. Pero es un paso necesario para avanzar en este proceso. No es tiempo perdido, es práctica que te hará crecer y, además, casi seguro que al final terminará gustándote.

4. No es necesario que sepas qué va a ocurrir en cada momento. Basta con que tengas claro cómo va a empezar la historia, algún detalle del medio y un posible final. Seguramente habrá autores que no piensen igual, pero al menos a mí me ayuda saber cómo va a terminar el libro porque, de ese modo, todo lo que escribo va en esa dirección. Si no tienes un final en mente -que puedes cambiar en cualquier momento-, puede que te pierdas a mitad de novela y no sepas hacia dónde tirar.

5. Las historias avanzan a base de “crisis” y “tensiones”. Crisis significa momento de cambio. Y tensión implica la acción de fuerzas opuestas que atraen simultáneamente. Por lo que no estoy hablando de grandes problemas, acción trepidante, muertes y cataclismos. Sino de situaciones, circunstancias, novedades, etc. que propicien el desarrollo de la historia sorprendiendo al lector.

Por ejemplo: un enamoramiento, un logro cotidiano, una mala noticia, la llegada de un nuevo personaje…

6. Junto con estas crisis y tensiones secundarias, lo normal es que haya un tema principal que es el que da unidad a la obra. Asegúrate de que este asunto tiene suficiente entidad como para ser el hilo conductor de la historia. Y, si es así, procura que evolucione de un modo natural.

Por ejemplo: si el tema central es un problema que los personajes deben resolver, tienes que conseguir que los lectores conozcan bien el problema, se hagan cargo de su gravedad y la solución les parezca creíble. La sensación final tiene que ser la de haber logrado una proeza fruto del esfuerzo, y no la de que de repente todo se arregla sin saber cómo.

7. Si divides la acción en varias tramas que ocurren a la vez, procura que todas avancen al mismo ritmo o, al menos, que ninguna pierda demasiado protagonismo.

8. DALE FLUIDEZ A LA HISTORIA (Próximamente publicaré una entrada hablando de esto).

9. Cuando llegues a la recta final, que puede ser muy larga, asegúrate de ir cerrando todas las puertas que has abierto. Si hay demasiadas incógnitas sin resolver, personajes abandonados en situaciones inestables, tensiones o conflictos inconclusos, etc. es probable que el lector termine tu novela insatisfecho y con la sensación de que algo no ha acabado de convencerle.

10. ¿Has terminado el libro? ¡ENHORABUENA! Ahora déjalo en reposo un par de semanas y, cuando te hayas distanciado un poquito, lo repasas. Si te esfuerzas por ser objetivo, tú mismo serás capaz de descubrir los errores -pequeños o grandes- que pueda haber en la trama. Quizás haya algunos que no puedas corregir porque implicarían un cambio sustancial de la novela, pero podrás tenerlos en cuenta para tus próximos escritos.

Eso es todo por hoy. Seguro que se pueden decir muchas más cosas y os agradeceré cualquier aportación, pero yo creo que con esto ya se puede comenzar. ¡¡SUERTE!!

Un saludo a tod@s

@M_A_JORDAN

EL LENGUAJE DE LOS LIBROS

Hola a todos.

En esta entrada os ofrezco una reflexión extraída del blog “nadando entre palabras”, un habitual de este espacio por sus ideas originales y siempre bien argumentadas.

Tributo, clase de pociones, jinete oscuro, el país de Nunca Jamás… Mundos, lugares, conceptos que no existen o, mejor dicho, no existían hasta que la mente de un escritor les dio forma y los lectores les confirieron un estado propio… Esa es la magia de los libros y este el lenguaje que sirve de cauce para hacerla llegar hasta nosotros.

Pero basta ya de introducciones. Con vosotros Mar Tonks (@Maritonkis) y…

EL LENGUAJE DE LOS LIBROS

¡Hola a todos! Hoy vengo con una entrada de reflexión sobre un aspecto literario que me resulta de lo más curioso, el lenguaje de los libros. ¿A qué me refiero con esto? Vamos a ver…

Cuando yo os digo que soy un tributo del distrito 12, que tengo un sinsajo prendido en mi camiseta, que he sido atacada por un enjambre de rastrevispulas y que he ido de caza con Gale ¿Que os viene a la mente? “Los juegos del hambre”.

Sin embargo si os hablo de que estudio en Hogwarts, que tengo en mi poder las reliquias de la muerte y que soy cazadora en mi equipo de quidditch, todos os vais rápidamente al joven mago Harry Potter.

Es curioso cómo cada nuevo libro que leemos nos trae todo un repertorio de nuevas palabras, lugares, personajes y expresiones, que nos permiten a los lectores conocer un nuevo mundo. Un mundo donde solo nosotros tenemos entrada VIP. Vale que muchos de estos libros tienen sus adaptaciones en la gran pantalla y que permite a algunas otras personas acercarse un poco a este vocabulario, pero no es hasta que lees un libro que lo conoces realmente.

No sé si a vosotros os habrá ocurrido, a mi me pasa bastante últimamente, el estar hablando con una persona sobre algún libro y utilizar algunas de estas palabras o expresiones, y que alguna otra persona esté escuchando tu conversación y pensando si hablas español o checoslovaco. A mi estas situaciones siempre me han parecido muy curiosas, porque aunque en ese momento trates de explicarles que la simpatía es un tipo de magia, Kvothe un personaje y los Eddena Ruth un pueblo, no podrán realmente acercarse a lo que les estás diciendo hasta que lean “El nombre del viento”.

A mí personalmente todo esto es algo que me encanta; poder, gracias a los libros, crearte tu propio mundo donde solo aquellos que los aman tanto como tú, pueden entrar en tu pequeño rinconcito. Y es que ¿quién no ha querido alguna vez vivir en Narnia, estudiar en Hogwarts y veranear en Nunca Jamás?

¿Y vosotros? ¿Os ha ocurrido alguna vez que la gente os mire raro al hablar de algún libro? ¿No os ha pasado entender de repente cientos de conversaciones, solo tras terminar de leer un libro? ¿Qué os parece esa sensación?

¡¡MUCHAS GRACIAS A MARINA POR SU COLABORACIÓN Y POR COMPARTIR CON NOSOTROS SUS REFLEXIONES!!

UN SALUDO A TOD@S. 

@M_A_JORDAN

SUEÑOS AL ALBA

Hola a todos. ¡¡Feliz 2014!!

En la primera entrada de este año os presento un nuevo blog colaborador titulado “Sueños al alba” en honor a su administradora Alba Garzón (@AlbaDPMS). Os pongo aquí su información de perfil:

photoMe llamo Alba, tengo dieciocho años y soy de un pueblo de Granada. Amante de los buenos libros y de la música, sobre todo del piano. Buena consejera y espero que también bloguera. Dispuesta a lo que sea para sacarte una sonrisa. Romántica, soñadora, observadora y risueña. Me gusta la fotografía, capturar cualquier pequeño detalle de la vida. Siempre buscando el lado positivo de las cosas.

En su página podréis encontrar algunos relatos y una historia que poco a poco está tomando cuerpo y que seguro que os atrapará.

sueños al alba

A continuación os ofrezco uno de sus relatos y me despido de vosotros agradeciéndole a Alba su colaboración con este blog:

La noche nos invade, las estrellas nos rodean

 Me tumbo en el césped. Está húmedo, fresco. Algunas hojas más largas me acarician el lado de la cara y otras, más juguetonas, me hacen cosquillas dentro de las orejas. Sonrío. Miro hacia arriba, observando el cielo. Las estrellas brillan más que nunca. No pienso, sólo observo esta maravilla.

El parque está desierto. Los niños están en sus casas, sus padres preparándoles la cena, las chimeneas encendidas, los árboles de navidad puestos, el aire con olor a castañas, alguna que otra farola iluminando la calle. El ambiente de Navidad es muy bonito. Me gusta esta tranquilidad, que me deja a solas con mis pensamientos. Me reclino y me siento con las piernas cruzadas. Observo el parque y, de pronto, me doy cuenta de que hay un anciano con su mujer en un banco lejano. Un fino rayo de luna les ilumina. Están cenando, pero no consigo distinguir qué es.

personas-mayores-en-un-parque

Un perro callejero que estaba escondido en algún lugar, percibe el olor a comida y se dirige hacia ellos aunque, por lo que parece, hasta ahora no ha tenido mucha suerte encontrando a personas que le den algo de comer, ya que está delgadísimo. Camina lento, saboreando el aire, se coloca delante de él con timidez y, a la vez, con miedo. El hombre le da, sin pensárselo dos veces, un trozo de su comida, cariñosamente. La mujer le acaricia su escaso pelaje, dándole cariño.

El perro, al principio, come lentamente pero, después de unos segundos, empieza a devorarla. Escucho una pequeña charla animada, por parte de ambos. Se ve que les gustan los animales. Observo esta bonita escena, de tres sombras negras, que se presenta en el mismo escenario en el que me encuentro.

El hombre se levanta despacio, le tiende la mano a su mujer para ayudarla a levantarse y, a un paso lento, caminan juntos hacia la salida. A su lado está el alegre animal, que no se esperaba recibir alimento. Ambos pasan por mi lado. Me saludan con una sonrisa sincera. Le devuelvo el gesto amablemente. Los observo. ¿Por qué los que menos tienen son los que más dan? Quizás porque sepan de lo que realmente trata la vida; compartir, sonreír y disfrutar de la compañía.

Ya es tarde, así que me levanto y empiezo a andar. Nosotros, actores interpretando un papel improvisado en este escenario tan inmenso, la vida. La noche nos invade, las estrellas nos rodean.

¡¡MUCHAS GRACIAS A ALBA POR COMPARTIR CON NOSOTROS SUS RELATOS!!

UN SALUDO A TOD@S. 

@M_A_JORDAN