3, 2, 1… ¡YA!

Pongámonos en situación:

Tras mucho pensar, soñar, imaginar y planear, llega el día en el que decides comenzar tu libro. Sí, ese ansiado y temido día. Tienes muchísimas cosas que contar, decenas de personajes, cientos de aventuras, un mundo entero de posibilidades… Y te preguntas, ¿por dónde empiezo? Pues por dónde va a ser, ¡POR EL PRINCIPIO!

Lo sé, parece una perogrullada y algo obvio, pero no es tan sencillo, créeme. Es muy importante empezar bien. Un buen principio captará la atención del lector. Un gran principio sobrepasará los límites de la novela. ¿Crees que exagero? Ahora verás.

don-quijote-de-la-mancha-433950

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. 

 

¿Te suena? ¡Cuántos hay que sin haberse leído el Quijote son capaces de reconocer sus primeras líneas!

Sí, lo sé, me he ido al extremo escogiendo una de las mejores obras de la literatura universal. Pero quizá sea una de las mejores obras porque su autor cuido todos los detalles, incluyendo el inicio.

¿Otros ejemplos?

plateroPlatero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos

Lo reconozco, aún no me he leído Platero y yo, sin embargo disfruto estas palabras cada vez que me las encuentro.

Paso ahora a la primera frase de la obra más emblemática de mi escritora favorita:

pride-and-prejudiceIT is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune must be in want of a wife.

(Es una verdad universalmente admitida que un soltero poseedor de buena fortuna tiene que necesitar una mujer)

 

Y, para concluir esta parte, dos ejemplos de novelas bien conocidas por el público juvenil (y no tan juvenil)

TheHobbitflatcovercopyIn a hole in the ground there lived a hobbit. Not a nasty, dirty, wet hole, filled with the ends of worms and an oozy smell, nor yet a dry, bare, sandy hole with nothing in it to sit down on or to eat: it was a hobbit-hole, and that means comfort.

(En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad).

Harry01englishMr and Mrs Dursley, of number four, Privet Drive, were proud to say that they were perfectly normal, thank you very much. They were the last people you’d expect to be involved in anything strange or mysterious, because they just didn’t hold with such nonsense.

(El señor y la señora Dursley, que vivían en el número 4 de Pri­vet Drive, estaban orgullosos de decir que eran muy nor­males, afortunadamente. Eran las últimas personas que se esperaría encontrar relacionadas con algo extraño o miste­rioso, porque no estaban para tales tonterías).

 

Como ves, se trata de ejemplos muy diferentes, pero todos tienen algo en común, con tan solo unas palabras, nos arrancan del plano en el que estábamos instantes atrás y nos meten en la historia. Y, no solo eso, también nos marcan el tono de esa obra, para que nos dispongamos a leerla como se debe.

Estas líneas dicen mucho más de lo que parece a simple vista. Podríamos realizar aquí un análisis detallado, pero me parece más interesante que lo hagas por tu cuenta. Tan solo te propongo un método para sacarle jugo. Imagínate que no supieras nada de esas novelas (quizás sea así en algún caso). Basándote solo en el inicio: ¿Qué tipo de obra es? ¿A qué público se dirige? ¿Cuál podría ser la temática? ¿Qué tono crees que va a usar el autor? ¿Qué sabes de los personajes?

Solamente cuentas con unas líneas y, si no me equivoco, has sido capaz de contestar de modo correcto a casi todas estas preguntas.

Una imagen vale más que mil palabras… O no. Dependerá de la imagen y de las palabras.

Esto es tan solo una reflexión “en voz alta”. No pretendo dar las claves para arrancar magistramente tu novela. De hecho, no me creo en posesión de esas claves. Y… para serte sincero, debo reconocer que al empezar esta entrada me ha venido la pregunta lógica, si se tiene en cuenta que soy escritor… Sí, esa pregunta: “¿Cómo son los inicios de mis novelas?”  Les he echado un vistazo rápido y he comprobado que yo soy de los que necesitan algo más que una línea y media para arrancar. No creo que ninguno de estos inicios pase a la historia de la literatura universal, pero, como estamos en familia, te los pongo aquí para que juzgues por ti mismo si cumplen o no su misión. Sé que tengo mucho que aprender, por eso en este blog nunca pretendo dar lecciones, sino tan solo compartir experiencias. Aquí tienes otra más:

Erik_front_5edicion_2_02La mañana era fría, igual que las últimas mañanas. El invierno había acabado, pero la nieve seguía cubriendo el suelo y las hojas de los árboles. El agua del río transportaba alguna que otra lámina de hielo que, poco a poco, se iba deshaciendo al chocar contra las rocas o al caer por una de las pequeñas cascadas.

(Erik, hijo de Árkhelan I. El amanecer del guerrero)

Portada 1Otra mañana en el instituto: clases y más clases.

Adrian siempre había sido un buen alumno, o mejor dicho, siempre había obtenido buenas calificaciones, pero eso no significaba que le gustara aguantar una lección tras otra, desde primera hora de la mañana hasta bien superado el mediodía. Por fortuna también había ratos libres para poder charlar con los amigos, hacer un poco de deporte y pensar planes para el siguiente fin de semana.

(Uhlma I. El mundo de los sueños)

portada usadv 1-That’s all for today. See you on Monday. Have a nice weekend. Bye!

-Bye! –contestaron casi todos los alumnos distraídamente, mientras recogían sus libros y cargaban con sus mochilas.

            -Menuda semanita –suspiró Nico nada más salir de clase.

            -Y que lo digas, pero ¡se acabó! –comentó Jaime, palmeando efusivamente la espalda de su amigo.

            -¡Eh, chaval! No te pases –protestó Nico, acompañando sus palabras de un empujón amistoso.

            -Si vais a pegaros, al menos esperad a que salgamos del colegio –intervino Borja, acercándose por detrás.

(Un sueño a dos voces)

Portada vtypLa verdad es que no sé bien cómo empezar. Nunca he escrito un diario aunque he estado a punto de hacerlo en muchas ocasiones. Merche, mi madrina, me regaló este cuaderno en mi último cumpleaños, pero entonces tenía otras cosas en la cabeza y no me apetecía ponerme a escribir. Seguramente no habría hecho más que llenar las páginas de pensamientos tristes, porque la enfermedad de papá ya estaba muy avanzada y sabíamos que era cuestión de muy poco tiempo que nos dejara para siempre…

(Vidas en tinta y papel)

¿Y tú? ¿Tienes ya el inicio de tu novela? Pues, ánimo, escríbelo. Luego, solo tienes que continuar 😉

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios