NUEVA COLABORACIÓN

Hola a todos.

Hace tiempo que no publico ningún escrito de colaboradores del blog, así que me alegro de poder ofreceros hoy unas palabras de Brenda Cáceres, que aparece por primera vez en este espacio y a la que desde aquí le agradezco su trabajo y le deseo mucha suerte en el camino de la escritura.

Como es un texto un poquito largo, os pongo aquí el inicio. Para seguir leyendo, solo tenéis que pinchar en el enlace que encontraréis al final.

 

Hace un tanto perdí a alguien y no por una ruptura amorosa o por el fin de una amistad. Hace un tanto perdí a alguien porque una mañana tal vez Dios, tal vez la vida o no sé a qué o a quién responsabilizar por su muerte, así lo decidió.

Cuando pierdes a alguien así, comienzas a ver el dolor de otra manera. Recuerdo alguna vez haber perdido a alguien y llorar hasta más no poder durante varios días, luego superarlo y luego reírme mientras me sentía ridícula por haber llorado tanto, pero cuando alguien muere ya no es más así; en ese caso, puedes llorar todo lo que quieras y creer haberlo superado pero nada va a cambiar el hecho de que ya no esté con vida, no poder volverlo a ver y esa es la peor parte del dolor.

Esta no es la típica historia de arrepentimiento por no querer o aprovechar al máximo a la persona cuando está con vida y lamentarte cuando fallece. No me arrepiento de nada porque lo amé con locura y estoy segura que él a mí, su amor era puro y real, los momentos juntos fueron más que suficientes para crear el lazo que teníamos…

Para acceder al texto completo pincha AQUÍ

Muchas gracias a Brenda por su colaboración.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

SUJETO + VERBO + COMPLEMENTOS

Resultado de imagen de sevillaEsta semana he estado en Sevilla, visitando varios colegios para impartir diversas sesiones a grupos de chicos y chicas de 10 a 16 años. Llevo desde 2010 saltando de cole en cole y tiro porque me toca, por lo que el número de jóvenes con los que he compartido alguno de estos encuentros es de varias decenas de miles… Y me siguen sorprendiendo con sus preguntas, comentarios o aportaciones. Por eso, cuando alguien me pregunta: “¿qué es lo que más te gusta de ser escritor?” La respuesta es inmediata: “el contacto con los lectores”. Pero no era de esto de los que os quería hablar hoy…

En uno de estos colegios, tuve una “comida de trabajo” con profes de lengua de Primaria. Me encantó ver cómo se preocupan por sus alumnos y no dejan de buscar el modo de ayudarles mejor. Mientras le dábamos vueltas a cómo fomentar el gusto por la lectura y la escritura en los más pequeños, una de las profesoras me preguntó si hay unas reglas básicas para aprender a escribir. Como hace tan solo unas semanas que he impartido un taller de redacción, no tuve que pensar mucho para contestarle. ¿Qué le dije? Lo que ella ya sabía, lo que tú también sabes, lo que casi todos sabemos, pero con frecuencia olvidamos. La regla básica es SUJETO + VERBO + COMPLEMENTOS.

Resultado de imagen de aprendizajeTodo aprendizaje requiere paciencia, disciplina y algo de esfuerzo. Y, además, salvo que uno sea un genio, lo lógico es que este proceso sea gradual. Es decir, se comienza con algo sencillo y, poco a poco, se avanza en complejidad, sin que eso signifique que haya que despreciar lo anterior. Al revés, no olvidemos que al decir que algo es básico estamos subrayando su importancia, puesto que si quitamos la base toda la estructura se desmorona.

El objetivo principal del lenguaje es la comunicación. Por eso, al escribir, lo prioritario es que se nos entienda. Da igual el tipo de texto que sea: periodístico, literario, judicial, etc. Si tus lectores no comprenden el significado de tus palabras, has fracasado por completo. Y si te entienden después de mucho esfuerzo, también has fracasado… aunque en menor medida 😉

¿Significa esto que debemos utilizar un léxico muy limitado y unas estructuras simples? No. ¿Entonces? Muy sencillo. Mantente dentro de los límites de tu destreza y de tus conocimientos. Utiliza el tipo de lenguaje y de construcciones que sean necesarios para expresar tus ideas, buscando siempre la sencillez y claridad. No intentes impresionar a nadie con palabras altisonantes o rebuscadas.

Resultado de imagen de caminoNo olvides que la escritura es un camino que hay que recorrer sin prisas. ¿Cómo se mejora? Leyendo y escribiendo… y revisando. Pasito a pasito. Comenzamos por lo más sencillo y, cuando nos sintamos cómodos, probamos con algo nuevo. Pero sin olvidar lo anterior. Lo he dicho muchas veces en estas páginas y lo voy a repetir una vez más. Cuanto más sencillo, más bello. Pero para alcanzar la sencillez hay que trabajar mucho.

 

Un saludo

@M_A_JORDAN

 

SI SUEÑAS EN SEGUNDA, VIVIRÁS EN TERCERA… CON SUERTE

Resultado de imagen de imposibleEl ser humano es capaz de anhelar lo imposible y por eso, en ocasiones, lo alcanza. La historia está llena de imposibles que se han hecho realidad. Pero detrás de cada uno de esos logros hay una persona que no se conformó con lo fácil, con lo cómodo, con lo que podía conseguir sin hacer locuras, sin complicarse la vida, sin enfrentarse a fracasos y decepciones. Detrás de cada hazaña hay alguien que ha soportado burlas, incomprensiones, voces agoreras, incredulidades, objeciones, críticas y planteamientos “realistas”. Detrás de cada proeza hay alguien que se atrevió a soñar.

Hace tiempo leí una frase que me impactó: “¿Qué harías si no tuvieras miedo?” El miedo nos atenaza, nos encierra, nos empequeñece, condiciona nuestra vida, recorta nuestra libertad, nos vuelve inseguros, dependientes, egoístas, volubles. Vivir con miedo es terrible, pero… ¿Soñar con miedo? Eso es aún peor.

Resultado de imagen de william wallace“Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán ¡la LIBERTAD!” Así arenga William Wallace a sus compatriotas en la mítica escena de Braveheart. Espero que no nos quiten la vida, pero, sobre todo, espero que nunca nos roben nuestra capacidad de soñar a lo grande.

Resultado de imagen de ralf hinkliDime con qué sueñas y te diré quién eres. De pequeños soñábamos sin límites. Yo soñaba con volar, aunque fuera como “el increíble héroe americano”, que iba chocando contra los edificios. Y en más de una ocasión di los tres pasos y pegué el saltito, pero… No hubo suerte. Pasa el tiempo y nuestros sueños adquieren un cariz distinto, más pegado al terreno. Es lógico y, seguramente, así es como debe ser. Pero, ¿significa eso que tengamos que bajar el listón? No hablo de alimentar fantasías, sino de impedir que las malas experiencias, la mediocridad, el conformismo y la vulgaridad de algunos contaminen nuestros sueños.

¿Qué soñarías si no tuvieras miedo? ¿Cuáles serían tus metas si no tuvieras miedo al fracaso, al esfuerzo, a las críticas de los demás? No voy a decirte que somos capaces de conseguir todo lo que queremos porque a veces no es así. No todo depende de nuestro tesón, no somos omnipotentes, los errores y las decepciones son parte de nuestro equipaje. Por mucho que luchemos, siempre habrá batallas que no podremos ganar. Pero no es una derrota no alcanzar el objetivo, sino rendirse antes de intentarlo. Podrán quitarnos “el éxito” pero nunca nos quitarán los sueños.

Resultado de imagen de mediocridadHay un virus al acecho que se llama “conformismo” y tiene como síntomas la mediocridad, el desencanto, la falta de ilusión, la sonrisa maliciosa, el escepticismo, la tendencia a tirar la toalla… Es un virus terrible y contagioso. Y no solo eso, con frecuencia, los afectados se esfuerzan por propagarlo para que su mal no llame tanto la atención. La actitud de los que no han sucumbido a sus efectos les incomoda. Y por eso se empeñan en obstaculizar su avance y criticar su comportamiento. Algunos se tildan de “progresistas” y afirman que su actitud es fruto de la modernización de la sociedad. No todo avance es progreso, tiene que ir en la dirección adecuada.

Resultado de imagen de sombrerero y alicia“Tú eres tú” le dice el Sombrerero a Alicia cuando ella comprende que él estaba en lo cierto y que ese “imposible” era real. Progresar es llegar a ser “yo”, la mejor versión de mi yo, que colabore con un “nosotros” mejor. Y, para eso, nuestros sueños tienen que estar a la altura de las circunstancias. Puede que nunca los alcancemos, pero nos ayudarán a llegar mucho más alto.

 

 

 

PERSONAJES DE CARNE Y HUESO

Imagen relacionada¿Cuál es tu novela favorita? Lo sé, es una pregunta difícil. Así que, para ponértelo más fácil, reformularé la cuestión. ¿Cuáles son tus novelas favoritas?

¿Tienes ya varios títulos en mente? Bien. Sigamos.

¿Por qué te gustan tanto? Seguro que habrá muchas razones, algunas incluso desconocidas para ti. Pero no creo que me equivoque si te digo que una de esas razones es que te gustaron mucho los personajes, o al menos varios de ellos.

Resultado de imagen de personajes librosLos personajes son uno de los elementos principales de toda historia. De hecho, con frecuencia, el proceso de creación comienza con ellos. Unos buenos personajes fácilmente darán lugar a una buena novela. Si los personajes no están bien construidos… es difícil que se sostenga el edificio. Puedes escribir algo ameno, entretenido o divertido. Pero no pasará de ahí. Las grandes obras de la literatura cuentan con protagonistas inolvidables.

Ahora viene la pregunta lógica: ¿Cómo se pueden crear ese tipo de personajes?

No lo sé 😛 . Si lo supiera, podrías leer mi nombre en la zona alta del ranking de superventas… O no. Porque, por desgracia, que un libro se venda mucho no es sinónimo de que sea bueno, y al revés. Pero, volviendo al tema que nos ocupa, no tengo el secreto para crear un personaje excepcional, aunque sí que te puedo dar algunas ideas para lograr que tus personajes sean convincentes, interesantes y atractivos. No está mal para empezar, ¿no crees?

Lo más importante es que tus personajes sean “reales”, es decir, creíbles. Eso no está reñido con que sean completamente ficticios o fantasiosos. Que yo sepa, aún no se ha encontrado ningún hobbit, ni indicios de que hayan existido. Sin embargo, Frodo Baggins es un personaje cien por cien real. ¿Y cómo lograr que tus personajes sean reales? Fácil, estás rodeado de gente real, así que reflexiona unos instantes sobre su modo de ser. Unas cuantas pistas:

  1. Hay gran variedad, tanto física, como psicológica.
  2. Son complejos: no se puede etiquetar a una persona con acierto. Nadie es… y punto. Todos somos… y… y… y… y a la vez…, pero a veces… y aun así… Y, a pesar de todo, en ocasiones somos…
  3. Evolucionan. Piensa cómo eras de pequeño, y en la adolescencia, y después, y después, y ahora. Y aún no has dejado de cambiar. Nos influye el ambiente, la educación, nuestras experiencias, las amistades…
  4. Se comportan de maneras distintas en contextos diferentes.
  5. Tienen un gran mundo interior. Al menos algunos de ellos. Hay gente que solo vive para afuera y no se detiene a reflexionar. Procura que tus personajes no sean así. Cuanta más riqueza interior tengan, más interesante será su historia.
  6. Sus cualidades destacan o se ocultan al encontrarse en circunstancias concretas o en compañía de ciertas personas.
  7. A veces dominan sus sentimientos, a veces los sentimientos los dominan.
  8. Tienen sueños, objetivos, metas… Miedos, dudas, prejuicios…
  9. Etcétera.

Pues, una vez visto esto… Solo tienes que procurar que tus personajes sean así 😉

De acuerdo, es muy, pero que muy complicado. Por eso te recomiendo que vayas poco a poco.

Resultado de imagen de escultorEn primer lugar, escoge muy bien a tu protagonista o protagonistas. Como he dicho antes, la historia va a depender en gran medida de estos personajes, así que no tengas prisa. Una vez que tengas claro cómo va a ser, toma una hoja en blanco y escribe todo lo que puedas sobre él/ella/ellos. Puedes empezar con lo básico: nombre, edad, lugar de residencia, descripción física, forma de ser… Y después continúa desarrollando tanto su entorno como su personalidad. Escribe sobre su pasado: experiencias que les marcaron, razones que les hayan llevado a ser como son, el ambiente en el que se han criado. Habla de sus amigos, de lo que les gusta hacer, de lo que no soportan, de sus ilusiones, sus peculiaridades. Y esboza su futuro.

Es muy probable que mucha de esta información no aparezca en la novela, pero eso da igual. Quien tiene que saberlo eres tú, y así los plasmaras con mayor profundidad y coherencia.

Quizá te preguntes: “¿tengo que hacer esto con TODOS los personajes?”. No es necesario. Ni siquiera es “obligatorio” que lo hagas con los protagonistas. Aunque pienso que te será de ayuda. ¿Entonces? Te recomiendo que dediques mucho tiempo a los protagonistas y a los principales. No es tiempo perdido, al revés, te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza más tarde y, además, aunque suene un poco a “escritor que va de bohemio”, te aseguro que, si defines bien a los personajes, habrá muchos momentos en los que serán ellos quienes saquen la obra adelante. Ellos marcarán el ritmo, abrirán nuevas posibilidades, desarrollarán la trama. Y tú te limitaras a contarlo. Sí, es un modo de hablar, pero no se aleja mucho de la realidad. Que le pregunten a Jane Austen.

El objetivo de todo esto es que tus personajes sean “reales”. Es decir, que la gente los perciba como tales y capten su complejidad, su coherencia, la riqueza de su personalidad, etc. Si logras eso, habrás recorrido una gran parte del camino para crear una buena novela. Pero aún faltan muchos detalles.

Resultado de imagen de leyendoAdemás de ser personajes “reales” procura que sean atractivos. No me refiero a que sean todos guapísimos 😛 . Piensa en la gente que conoces. Seguro que hay algunos con los que te apetece estar y otros con los que lo evitas en la medida de lo posible. También habrá otros que ni una cosa ni la otra… Procura que tus protagonistas sean del primer grupo. Tendrán defectos, por supuesto, pero habrá algo en ellos que te cautive y logre que quieras conocer su historia. Puede ser su carácter, su sentido del humor, su punto de vista, su originalidad…

Podríamos seguir ahondando en este tema y es posible que lo haga en otra ocasión, pero, de momento, lo dejamos aquí. Espero que esta entrada te haya dado alguna pista para crear unos buenos personajes. Y, si no es así, confío en que, al menos, haya logrado recalcar la idea de lo importante que será que lo logres.

Mucho ánimo y a disfrutar. No todo el mundo es capaz de crear personas y que luego la gente hable de ellos como si fueran reales. Ese es un privilegio que solo algunos tenemos. Por eso nos gusta tanto escribir 😉

Un saludo

@M_A_JORDAN