LIBROS JUVENILES PARA EL VERANO

Se acabaron las clases, empiezan las vacaciones, y es un momento buenísimo para leer todos esos libros que has tenido que dejar en la estantería durante el curso.

Os pongo algunas recomendaciones:

En primer lugar, de modo completamente interesado, os presento mis novelas 🙂

Podéis pedirlas en cualquier librería y también comprarlas en papel o digital a través de Amazon (en la barra de la derecha tenéis todos los enlaces)

Si pincháis en las portadas, accederéis a los blogs de las novelas en los que encontraréis información, reseñas y los primeros capítulos.

La trilogía “Erik, hijo de Árkhelan”

Novelas de aventuras para lectores de 10 años en adelante

trilogía Erik

 

La saga “Uhlma”

Novelas de fantasía y aventuras para lectores de 10 años en adelante.

saga Uhlma

 

“Un sueño a dos voces”

Una novela romántica y musical para lectores de 12 años en adelante.

portada usadv 1

 

“Vidas en tinta y papel” 

Las vidas de Marcos y Rocío a través de sus diarios. Para lectores de 14 años en adelante (solo disponible en versión digital)

Portada vtyp

 

Y, ahora, otras novelas con las que he disfrutado y que espero que os gusten:

La lección de August (R.J. Palacio) (+12 años)

45ce5-la-leccion-de-august_alta

Carta al rey (Tonke Dragt) (+10 años)

9788416280643

 

Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia (Lorenzo Silva) (+12 años)

9788420782904

 

Blanca como la nieve. Roja como la sangre (Alessandro D’Avenia) (+14 años)

edf4d-blanca_como_la_nieve_roja_como_la_sangre

 

La leyenda del Rey Errante (Laura Gallego) (+12 años)

La leyenda de el Rey errante

 

Otros títulos:

Saga “Harry Potter” (J.K. Rowling), El último cruzado (Louis de Wohl), trilogía “Iván de Aldénuri” (J.A. Pérez-Foncea), Matar un ruiseñor (Harper Lee), Amordazados (Santiago Hérraiz), saga “Percy Jackson” (Rick Riordan), saga “las crónicas de Narnia” (C.S. Lewis), El príncipe de los ladrones (Cornelia Funke), La ladrona de libros (Markus Zusak), La evolución de Calpurnia Tate (Jacqueline Kelly). Y muchos, muchos más 🙂

¡Que los disfrutéis!

¿ME ESCUCHAS?

“No hay peor sordo que el que no quiere oír”

Tolerancia, respeto, diálogo… Palabras grandes, fuertes, poderosas, capaces de cambiar el mundo… Pero, por desgracia, con frecuencia se quedan en eso, en palabras. Vacías, desvirtuadas, simple fachada. Hay gente que piensa que si dice una cosa, entonces eso es así, independientemente de los hechos.

“Vamos a apostar por el diálogo y la tolerancia desde el respeto”. ¡Uau! Me apunto 😉 Lo triste es que eso a veces significa: “todo el mundo tiene que pensar como nosotros, y el que no lo haga es un intolerante”.

emoticono-gigante-emoticono

¿Qué significa diálogo?

diálogo.

(Del lat. dialŏgus, y este del gr. διάλογος).

1. m. Plática entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos.

2. m. Obra literaria, en prosa o en verso, en que se finge una plática o controversia entre dos o más personajes.

3. m. Discusión o trato en busca de avenencia.

Aunque no aparece en ninguna definición, la acción de escuchar está muy presente en el diálogo. Si tan solo se habla, entonces nos encontramos con varios monólogos entremezclados, que es lo que se está poniendo de moda.

Hay gente que tiene MIEDO A ESCUCHAR. ¿Por qué? Yo creo que es porque sus ideas están fundamentadas sobre pilares tan frágiles que no resisten argumentos contrarios o puntos de vista diferentes. Sus convicciones son poco convincentes y por eso tienen que defenderlas a gritos, con insultos, recurriendo a clichés y eslóganes manidos y anquilosados. Se refugian en su caparazón inmovilista, en el que ondea la bandera del progresismo rancia y descolorida, porque es un falso progreso el que deja atrás la razón y el respeto. Se encierran y no escuchan. Alguna vez oyen, pero lo filtran todo a través de sus prejuicios por lo que no captan el mensaje, el alma del mensaje. Solo escuchan a los que piensan como ellos, embotando sus cerebros con ideas viciadas por la falta de aire fresco.

MIEDO A ESCUCHAR. Mal camino para aprender. Vía muerta. Calle sin salida. Un círculo vicioso condenado al estancamiento.

senal-calle-sin-salida

¡Cuántos problemas se solucionarían si escucháramos a las personas! ¿Cuáles son sus razones, sus motivaciones? ¿Por qué actúan así? ¿Qué les ha llevado a tomar esa decisión, a actuar de ese modo? ¿Qué opinaría yo si estuviera en sus circunstancias? ¿Existen puntos comunes en nuestros argumentos? Estoy convencido de que si escuchamos a los demás, muchas veces no coincidiremos, pero al menos comprenderemos y, en consecuencia, nos resultará más sencillo respetar sus opiniones.

Y, ahora, la pregunta habitual. ¿Qué tiene que ver todo esto con la escritura? ¡Todo! Escribir es el final de un proceso que empezó con una experiencia, con una idea, con un sentimiento. La escritura es una radiografía del pensamiento o de la imaginación, o de ambas a la vez. Hablamos sobre nosotros y sobre los demás. Narramos vidas, sentimientos, pasiones. Contamos experiencias, nos introducimos en la mente de los personajes, vivimos sus vidas, sentimos con ellos, sufrimos sus decepciones y gozamos con sus alegrías. Exponemos sus puntos de vista, sus incoherencias, sus remordimientos. Escribir es mostrar el mundo desde dentro y desde fuera. ¿Y cómo lo vamos a hacer si no conocemos más vidas que la nuestra?

mundo1

¿Quieres conocer el mundo? Mira, escucha, lee, reflexiona, contrasta tus ideas con las de los demás, pon a prueba tus argumentos, cuestiona los eslóganes. La verdad no se explica con un par de frases, desconfía de lo simplón, no de lo sencillo. Renuncia a los prejuicios, fórmate, estudia, profundiza, analiza… ¡ESCUCHA! Y, después, escribe.