SI SUEÑAS EN SEGUNDA, VIVIRÁS EN TERCERA… CON SUERTE

Resultado de imagen de imposibleEl ser humano es capaz de anhelar lo imposible y por eso, en ocasiones, lo alcanza. La historia está llena de imposibles que se han hecho realidad. Pero detrás de cada uno de esos logros hay una persona que no se conformó con lo fácil, con lo cómodo, con lo que podía conseguir sin hacer locuras, sin complicarse la vida, sin enfrentarse a fracasos y decepciones. Detrás de cada hazaña hay alguien que ha soportado burlas, incomprensiones, voces agoreras, incredulidades, objeciones, críticas y planteamientos “realistas”. Detrás de cada proeza hay alguien que se atrevió a soñar.

Hace tiempo leí una frase que me impactó: “¿Qué harías si no tuvieras miedo?” El miedo nos atenaza, nos encierra, nos empequeñece, condiciona nuestra vida, recorta nuestra libertad, nos vuelve inseguros, dependientes, egoístas, volubles. Vivir con miedo es terrible, pero… ¿Soñar con miedo? Eso es aún peor.

Resultado de imagen de william wallace“Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán ¡la LIBERTAD!” Así arenga William Wallace a sus compatriotas en la mítica escena de Braveheart. Espero que no nos quiten la vida, pero, sobre todo, espero que nunca nos roben nuestra capacidad de soñar a lo grande.

Resultado de imagen de ralf hinkliDime con qué sueñas y te diré quién eres. De pequeños soñábamos sin límites. Yo soñaba con volar, aunque fuera como “el increíble héroe americano”, que iba chocando contra los edificios. Y en más de una ocasión di los tres pasos y pegué el saltito, pero… No hubo suerte. Pasa el tiempo y nuestros sueños adquieren un cariz distinto, más pegado al terreno. Es lógico y, seguramente, así es como debe ser. Pero, ¿significa eso que tengamos que bajar el listón? No hablo de alimentar fantasías, sino de impedir que las malas experiencias, la mediocridad, el conformismo y la vulgaridad de algunos contaminen nuestros sueños.

¿Qué soñarías si no tuvieras miedo? ¿Cuáles serían tus metas si no tuvieras miedo al fracaso, al esfuerzo, a las críticas de los demás? No voy a decirte que somos capaces de conseguir todo lo que queremos porque a veces no es así. No todo depende de nuestro tesón, no somos omnipotentes, los errores y las decepciones son parte de nuestro equipaje. Por mucho que luchemos, siempre habrá batallas que no podremos ganar. Pero no es una derrota no alcanzar el objetivo, sino rendirse antes de intentarlo. Podrán quitarnos “el éxito” pero nunca nos quitarán los sueños.

Resultado de imagen de mediocridadHay un virus al acecho que se llama “conformismo” y tiene como síntomas la mediocridad, el desencanto, la falta de ilusión, la sonrisa maliciosa, el escepticismo, la tendencia a tirar la toalla… Es un virus terrible y contagioso. Y no solo eso, con frecuencia, los afectados se esfuerzan por propagarlo para que su mal no llame tanto la atención. La actitud de los que no han sucumbido a sus efectos les incomoda. Y por eso se empeñan en obstaculizar su avance y criticar su comportamiento. Algunos se tildan de “progresistas” y afirman que su actitud es fruto de la modernización de la sociedad. No todo avance es progreso, tiene que ir en la dirección adecuada.

Resultado de imagen de sombrerero y alicia“Tú eres tú” le dice el Sombrerero a Alicia cuando ella comprende que él estaba en lo cierto y que ese “imposible” era real. Progresar es llegar a ser “yo”, la mejor versión de mi yo, que colabore con un “nosotros” mejor. Y, para eso, nuestros sueños tienen que estar a la altura de las circunstancias. Puede que nunca los alcancemos, pero nos ayudarán a llegar mucho más alto.

 

 

 

Anuncios

¿TE ATREVES A SOÑAR?

Hoy voy a hablaros de los sueños 🙂

¿Tienes un sueño? Repito, ¿tienes UN sueño? ¿¡NO!? Entonces, tienes un problema.

¿Qué prefieres tener: un sueño o un problema?

images

Mejor un sueño, ¿no crees? Así que… Volvamos a empezar.

¿Tienes un sueño? ¿SÍ? ¡Genial! No hace falta que sea algo espectacular, algo que desearía todo el mundo, algo casi irreal. Y, sobre todo, no tiene que ser algo que les guste a los demás… porque es TU sueño. Deja que los otros tengan los suyos 😉

¿Cuál es tu sueño? No, no me lo digas. Es más, casi mejor que no se lo digas a nadie… Como mucho, díselo a esa persona en la que confías completamente y que va a ser capaz de soñar contigo. Los sueños son muy frágiles y se quiebran con la desconfianza, la ironía, el escepticismo, o las opiniones contrarias de los “realistas”. Y, una vez más, te recuerdo que se trata de TU sueño, no del suyo. Ellos no podrán entenderlo como tú, porque no lo han visto como lo ves tú.

Iba a decir la típica frase de “no hay nada peor que…”, pero hay tantas cosas que son “lo peor que te puede pasar” que hasta se podría hacer un ranking, ¿no crees? 🙂 🙂 🙂

website-ranking

La vida es maravillosa, pero tiene sus momentos difíciles. Eso no es malo, necesitamos los contrastes para ver mejor la realidad y valorar lo que tenemos. El sufrimiento es el contrapunto de la alegría, la enfermedad lo es de la salud. Pero todo esto se soporta mejor si tu vida tiene una razón de ser, si tienes un sueño por el que luchar. Cuanto más elevada sea la meta que quieres alcanzar, mayor satisfacción te proporcionará llegar hasta ella, o al menos hacer todo lo que esté en tus manos para lograrlo. Así que, no tengas miedo a soñar EN MAYÚSCULAS.

Yo creo en los sueños. Gracias a Dios, he visto varios de ellos realizarse… Y tengo muchos aún por alcanzar. ¿Se cumplirán todos? No lo creo. Pero… así que como dicen que “mientras haya vida hay esperanza”, yo te digo que mientras haya sueños hay vida. He conocido a ancianos que parecían chavales por la ilusión que llenaba sus días y el ansía de aprender cosas nuevas y compartirlas con los demás… Y, sí, lamentablemente, he conocido chavales que parecían ancianos desengañados, porque no tenían ilusiones, porque no se atrevían a soñar.

Esta es una páginas para escritores y lectores… ¿Qué son los libros sino un montón de sueños? ¿Qué es escribir sino poner los sueños en negro sobre blanco? ¿Quieres ser escritor? ¡¡SUEÑA!!

Hay que luchar por los sueños… ¡¡HAY QUE LUCHAR por los sueños!! No, lo siento, no existe un atajo, no hay recetas milagrosas, aún no se vende el curso de “cumpla sus sueños en dos semanas y sin esfuerzo”. Pero es que en la lucha está el premio. El mundo es de los valientes, no de los comodones que se quedan en casa diciendo que la vida es un asco y que han tenido mala suerte, y que no es justo que ese sí y yo no.

ATENCIÓN PELIGRO: escritor dispuesto a autopromocionarse 😉

Sin título

Estos días estoy releyendo una de mis novelas (sí, los escritores también leemos nuestros libros 🙂 ). En concreto “Un sueño a dos voces”.

portada reducida

Me hacía mucha ilusión volver a leerla porque es una historia con la que disfruté mucho y a la que le tengo mucho cariño. ¿De qué va? Pues precisamente de esto, de luchar por los sueños. Pero no por cualquier sueño, sino por nuestros sueños.

Para concluir esta reflexión, algo caótica, lo admito, os pongo aquí un vídeo que nos enseñó una profesora del máster que estoy haciendo este curso y que me gustó mucho. De hecho, he tomado prestado el título del vídeo para esta entrada 😉

¿Tienes un sueño? Pues a por él 🙂

Un saludo

@M_A_JORDAN