SUJETO + VERBO + COMPLEMENTOS

Resultado de imagen de sevillaEsta semana he estado en Sevilla, visitando varios colegios para impartir diversas sesiones a grupos de chicos y chicas de 10 a 16 años. Llevo desde 2010 saltando de cole en cole y tiro porque me toca, por lo que el número de jóvenes con los que he compartido alguno de estos encuentros es de varias decenas de miles… Y me siguen sorprendiendo con sus preguntas, comentarios o aportaciones. Por eso, cuando alguien me pregunta: “¿qué es lo que más te gusta de ser escritor?” La respuesta es inmediata: “el contacto con los lectores”. Pero no era de esto de los que os quería hablar hoy…

En uno de estos colegios, tuve una “comida de trabajo” con profes de lengua de Primaria. Me encantó ver cómo se preocupan por sus alumnos y no dejan de buscar el modo de ayudarles mejor. Mientras le dábamos vueltas a cómo fomentar el gusto por la lectura y la escritura en los más pequeños, una de las profesoras me preguntó si hay unas reglas básicas para aprender a escribir. Como hace tan solo unas semanas que he impartido un taller de redacción, no tuve que pensar mucho para contestarle. ¿Qué le dije? Lo que ella ya sabía, lo que tú también sabes, lo que casi todos sabemos, pero con frecuencia olvidamos. La regla básica es SUJETO + VERBO + COMPLEMENTOS.

Resultado de imagen de aprendizajeTodo aprendizaje requiere paciencia, disciplina y algo de esfuerzo. Y, además, salvo que uno sea un genio, lo lógico es que este proceso sea gradual. Es decir, se comienza con algo sencillo y, poco a poco, se avanza en complejidad, sin que eso signifique que haya que despreciar lo anterior. Al revés, no olvidemos que al decir que algo es básico estamos subrayando su importancia, puesto que si quitamos la base toda la estructura se desmorona.

El objetivo principal del lenguaje es la comunicación. Por eso, al escribir, lo prioritario es que se nos entienda. Da igual el tipo de texto que sea: periodístico, literario, judicial, etc. Si tus lectores no comprenden el significado de tus palabras, has fracasado por completo. Y si te entienden después de mucho esfuerzo, también has fracasado… aunque en menor medida 😉

¿Significa esto que debemos utilizar un léxico muy limitado y unas estructuras simples? No. ¿Entonces? Muy sencillo. Mantente dentro de los límites de tu destreza y de tus conocimientos. Utiliza el tipo de lenguaje y de construcciones que sean necesarios para expresar tus ideas, buscando siempre la sencillez y claridad. No intentes impresionar a nadie con palabras altisonantes o rebuscadas.

Resultado de imagen de caminoNo olvides que la escritura es un camino que hay que recorrer sin prisas. ¿Cómo se mejora? Leyendo y escribiendo… y revisando. Pasito a pasito. Comenzamos por lo más sencillo y, cuando nos sintamos cómodos, probamos con algo nuevo. Pero sin olvidar lo anterior. Lo he dicho muchas veces en estas páginas y lo voy a repetir una vez más. Cuanto más sencillo, más bello. Pero para alcanzar la sencillez hay que trabajar mucho.

 

Un saludo

@M_A_JORDAN

 

PERSONAJES DE CARNE Y HUESO

Imagen relacionada¿Cuál es tu novela favorita? Lo sé, es una pregunta difícil. Así que, para ponértelo más fácil, reformularé la cuestión. ¿Cuáles son tus novelas favoritas?

¿Tienes ya varios títulos en mente? Bien. Sigamos.

¿Por qué te gustan tanto? Seguro que habrá muchas razones, algunas incluso desconocidas para ti. Pero no creo que me equivoque si te digo que una de esas razones es que te gustaron mucho los personajes, o al menos varios de ellos.

Resultado de imagen de personajes librosLos personajes son uno de los elementos principales de toda historia. De hecho, con frecuencia, el proceso de creación comienza con ellos. Unos buenos personajes fácilmente darán lugar a una buena novela. Si los personajes no están bien construidos… es difícil que se sostenga el edificio. Puedes escribir algo ameno, entretenido o divertido. Pero no pasará de ahí. Las grandes obras de la literatura cuentan con protagonistas inolvidables.

Ahora viene la pregunta lógica: ¿Cómo se pueden crear ese tipo de personajes?

No lo sé 😛 . Si lo supiera, podrías leer mi nombre en la zona alta del ranking de superventas… O no. Porque, por desgracia, que un libro se venda mucho no es sinónimo de que sea bueno, y al revés. Pero, volviendo al tema que nos ocupa, no tengo el secreto para crear un personaje excepcional, aunque sí que te puedo dar algunas ideas para lograr que tus personajes sean convincentes, interesantes y atractivos. No está mal para empezar, ¿no crees?

Lo más importante es que tus personajes sean “reales”, es decir, creíbles. Eso no está reñido con que sean completamente ficticios o fantasiosos. Que yo sepa, aún no se ha encontrado ningún hobbit, ni indicios de que hayan existido. Sin embargo, Frodo Baggins es un personaje cien por cien real. ¿Y cómo lograr que tus personajes sean reales? Fácil, estás rodeado de gente real, así que reflexiona unos instantes sobre su modo de ser. Unas cuantas pistas:

  1. Hay gran variedad, tanto física, como psicológica.
  2. Son complejos: no se puede etiquetar a una persona con acierto. Nadie es… y punto. Todos somos… y… y… y… y a la vez…, pero a veces… y aun así… Y, a pesar de todo, en ocasiones somos…
  3. Evolucionan. Piensa cómo eras de pequeño, y en la adolescencia, y después, y después, y ahora. Y aún no has dejado de cambiar. Nos influye el ambiente, la educación, nuestras experiencias, las amistades…
  4. Se comportan de maneras distintas en contextos diferentes.
  5. Tienen un gran mundo interior. Al menos algunos de ellos. Hay gente que solo vive para afuera y no se detiene a reflexionar. Procura que tus personajes no sean así. Cuanta más riqueza interior tengan, más interesante será su historia.
  6. Sus cualidades destacan o se ocultan al encontrarse en circunstancias concretas o en compañía de ciertas personas.
  7. A veces dominan sus sentimientos, a veces los sentimientos los dominan.
  8. Tienen sueños, objetivos, metas… Miedos, dudas, prejuicios…
  9. Etcétera.

Pues, una vez visto esto… Solo tienes que procurar que tus personajes sean así 😉

De acuerdo, es muy, pero que muy complicado. Por eso te recomiendo que vayas poco a poco.

Resultado de imagen de escultorEn primer lugar, escoge muy bien a tu protagonista o protagonistas. Como he dicho antes, la historia va a depender en gran medida de estos personajes, así que no tengas prisa. Una vez que tengas claro cómo va a ser, toma una hoja en blanco y escribe todo lo que puedas sobre él/ella/ellos. Puedes empezar con lo básico: nombre, edad, lugar de residencia, descripción física, forma de ser… Y después continúa desarrollando tanto su entorno como su personalidad. Escribe sobre su pasado: experiencias que les marcaron, razones que les hayan llevado a ser como son, el ambiente en el que se han criado. Habla de sus amigos, de lo que les gusta hacer, de lo que no soportan, de sus ilusiones, sus peculiaridades. Y esboza su futuro.

Es muy probable que mucha de esta información no aparezca en la novela, pero eso da igual. Quien tiene que saberlo eres tú, y así los plasmaras con mayor profundidad y coherencia.

Quizá te preguntes: “¿tengo que hacer esto con TODOS los personajes?”. No es necesario. Ni siquiera es “obligatorio” que lo hagas con los protagonistas. Aunque pienso que te será de ayuda. ¿Entonces? Te recomiendo que dediques mucho tiempo a los protagonistas y a los principales. No es tiempo perdido, al revés, te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza más tarde y, además, aunque suene un poco a “escritor que va de bohemio”, te aseguro que, si defines bien a los personajes, habrá muchos momentos en los que serán ellos quienes saquen la obra adelante. Ellos marcarán el ritmo, abrirán nuevas posibilidades, desarrollarán la trama. Y tú te limitaras a contarlo. Sí, es un modo de hablar, pero no se aleja mucho de la realidad. Que le pregunten a Jane Austen.

El objetivo de todo esto es que tus personajes sean “reales”. Es decir, que la gente los perciba como tales y capten su complejidad, su coherencia, la riqueza de su personalidad, etc. Si logras eso, habrás recorrido una gran parte del camino para crear una buena novela. Pero aún faltan muchos detalles.

Resultado de imagen de leyendoAdemás de ser personajes “reales” procura que sean atractivos. No me refiero a que sean todos guapísimos 😛 . Piensa en la gente que conoces. Seguro que hay algunos con los que te apetece estar y otros con los que lo evitas en la medida de lo posible. También habrá otros que ni una cosa ni la otra… Procura que tus protagonistas sean del primer grupo. Tendrán defectos, por supuesto, pero habrá algo en ellos que te cautive y logre que quieras conocer su historia. Puede ser su carácter, su sentido del humor, su punto de vista, su originalidad…

Podríamos seguir ahondando en este tema y es posible que lo haga en otra ocasión, pero, de momento, lo dejamos aquí. Espero que esta entrada te haya dado alguna pista para crear unos buenos personajes. Y, si no es así, confío en que, al menos, haya logrado recalcar la idea de lo importante que será que lo logres.

Mucho ánimo y a disfrutar. No todo el mundo es capaz de crear personas y que luego la gente hable de ellos como si fueran reales. Ese es un privilegio que solo algunos tenemos. Por eso nos gusta tanto escribir 😉

Un saludo

@M_A_JORDAN

¡QUIERO ESCRIBIR MEJOR! PERO NO SÉ CÓMO…

¿Te gustaría escribir mejor? Supongo que sí. A mí me encantaría… El problema es cómo lograrlo, ¿verdad?

En esta entrada… no vas a encontrar la fórmula mágica para conseguirlo 😉 Pero sí algunas ideas que puede que te sirvan.

¿Qué significa escribir bien?

Resultado de imagen de escribir bienNo cometer errores sintácticos, evitar las faltas de ortografía, las discordancias, etc., etc., etc. Cierto, pero eso es lo básico y, aunque exija trabajo y atención constante, también es lo más sencillo de corregir, ya que existen unas reglas claras que podrás aprender y aplicar. Así que nos centraremos en otras facetas de la expresión “escribir bien”.

Suelo decir que un texto literario está bien escrito cuando:

  1. Transmite perfectamente la idea del autor.
  2. Logra reflejar la belleza del lenguaje

De manera que estos serán los dos objetivos que deberemos tener en mente mientras escribimos y al revisar nuestros textos.

Resultado de imagen de caminarPara transmitir una idea con fidelidad, lo primero es conocerla bien. Antes de escribir, profundiza en tu historia. Es lo mismo que nos ocurre en la vida cotidiana. Cuando nos preguntan por algo de lo que somos expertos, respondemos con seguridad y somos capaces de adaptarnos a nuestra audiencia. Sin embargo, si tan solo tenemos algunos datos sueltos, los recitaremos de la manera más escueta posible por miedo a cometer incorrecciones de todo tipo. Si conoces bien tu historia, caminarás por ella con paso seguro, y eso se reflejará en tus manera de contarla.

Resultado de imagen de ventana a la imaginaciónLa escritura es una ventana a nuestra imaginación. Invitamos a los demás a entrar en ella siguiendo los trazos de nuestra pluma. El lenguaje debe ser un medio para reflejar nuestras ideas, no un obstáculo. Por eso, al corregir uno de tus escritos, ponte en el lugar del lector y pregúntate si será capaz de comprender con facilidad lo que le quieres contar. Los lectores no conocen la historia como tú, no están tan familiarizados con los personajes y tan solo saben lo que les cuentas. Así que procura ser claro y ordenado. Evita lo que les pueda confundir, salvo que desees confundirlos, claro 😉

Resumiendo el punto 1: profundiza en tu historia y luego cuéntala de forma clara y ordenada. Ponte en el lugar de tu público y pregúntate si serán capaces de seguirte.

Resultado de imagen de piedad miguel angelReflejar la belleza del lenguaje… ¿No sería mejor decir utilizar el lenguaje de forma bella? Puede ser, aunque, para mí, el lenguaje es como la estatua que Miguel Ángel veía dentro de cada bloque de mármol. El objetivo es quitar lo que estorba para que se aprecie la obra en todo su esplendor. En ocasiones nos empeñamos en complicar nuestros escritos, como si la escritura enrevesada y oscura fuera mejor que la sencilla. Evita los párrafos sobrecargados, las frases interminables y las palabras incomprensibles. No se trata de que hables de un modo vulgar, sino de que lo hagas con exactitud. Es mucho más difícil ser conciso que lo contrario. Hace falta mucho trabajo para alcanzar la sencillez.

Entonces, ¿debo imitar el modo de escribir de los grandes genios? ¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOO!!!! ¡Ni se te ocurra! Si quieres escribir bien, no debes imitar a nadie. La escritura es una manifestación de nuestra personalidad y, por lo tanto, debe ser algo personal, no copiado. Procura aprender de los demás y, después, exprésate a tu manera. Eso es el estilo personal. El objetivo no es imitar el estilo de otros, sino perfeccionar el tuyo.

¿Cómo puedo perfeccionar mi estilo?

  1. Lee mucho.
  2. Lee muchísimo.
  3. Sigue leyendo… Eso sí, asegúrate de haber escogido obras que valgan la pena.
  4. Escribe.
  5. Revisa lo escrito: AQUÍ tienes algunas ideas sobre lo que tienes que buscar al revisar y corregir.
  6. Busca un texto que te guste, o que te parezca que está bien escrito. Pregúntate, ¿por qué funciona? Y no pares hasta que lo sepas. Este consejo no es mío, sino de Marta Rivera de la Cruz 😛
  7. Haz ejercicios de creación literaria: AQUÍ y AQUÍ tienes algunas sugerencias.
  8. Vuelve a revisar lo que has escrito.
  9. Pide ayuda a alguien cercano que pueda revisar tus textos. No hace falta que sea profe de lengua, basta con que sea un buen lector.
  10. No desesperes y recuerda que siempre se puede mejorar.

A escribir se aprende escribiendo.

Un saludo

@M_A_JORDAN

CONFESIONES DE UN ESCRITOR EN BUSCA DE EDITORIAL

Hola a todos.

Hoy da comienzo una serie de entradas algo distintas… A ver qué pasa. Tienen una finalidad doble. Por un lado, me servirán de “desahogo”. Y por otro (y esta es la razón por la que voy a escribirlas), confío en que resulten útiles a algún escritor más o menos principiante en una situación similar. Se dice que mal de muchos consuelo de tontos. Pero también es cierto que se sufre mejor en compañía, y las penas compartidas son menos penas 😉

Vamos allá.

Situación: 

Resultado de imagen de escritor principianteTras meses (o años) de trabajo, una persona da por finalizada su novela. Da igual que sea la primera o no, cada libro es único. Al confeccionar esa obra, el autor ha puesto en ella todo su cariño, esfuerzo e ilusión. Ha tenido que pasar por muchos momentos de duda y de sequía creativa hasta llegar a la meta. Pero, al fin, lo ha conseguido. El libro ya está escrito… Empieza otro proceso: buscar editorial.

¿Te suena de algo? ¿Has pasado por ello? ¿Están pasando por ello? ¿Crees que pasarás por ello? 🙂 Bienvenid@ al club 😛

Resultado de imagen de línea de salidaComo posiblemente sabréis, si ya habéis visitado esta página anteriormente o si le habéis echado un vistazo, tengo la suerte de haber publicado seis novelas en papel. No me puedo quejar de las críticas ni de las ventas; aunque tampoco es que hayan sido unos best-sellers. Gracias a esas novelas he conocido a mucha gente y he compartido miles de horas con jóvenes lectores de toda España. Sin embargo, casi siete años después de que se publicara mi primera novela, vuelvo a la línea de salida.

Hasta ahora, la editorial Ambar se ha encargado de publicar todos mis libros. Nunca podré agradecerles lo suficiente la confianza que depositaron en mí, y lo bien que me han atendido (y me siguen atendiendo). El problema es que, por varias circunstancias, ya no editan nuevas obras, sino que tan solo distribuyen las ya publicadas.

Resumiendo: me toca empezar de nuevo.

Resultado de imagen de begin again

Y por eso estoy aquí, escribiendo esta entrada. Porque sé que sois muchos los que estáis en esta situación, o lo estaréis cuando terminéis vuestra novela, y quiero compartir con vosotros el proceso que espero que culmine con un final feliz.

¿En qué fase estamos? Terminé la novela antes de Navidad, la corregí durante las fiestas y la envié por mail a varias editoriales el lunes 9 de enero. Lo habitual es que las editoriales no contesten cuando reciben un libro y, si lo hacen, se limitan a decir que ya te dirán 😛 . Tan solo hubo un caso en el que ocurrió esto último. Las demás no dijeron nada.

¿Cuánto suelen tardar en evaluar un libro y contestar, si contestan? MESES

¿Qué recomiendo yo a los escritores en esta situación? PACIENCIA.

¿Es fácil tenerla? NO

Resultado de imagen de FANTASMASReconozco que dos días después de enviar el mail empezaron a rondarme los oscuros augurios: “no te van a hacer ni caso”, “nadie te va a publicar”, “todo ese tiempo dedicado para nada…”. Pero, haciendo un gran ejercicio de autocontrol y fortaleza emocional, logré convencerme de que era demasiado pronto para desanimarse y me dije: “ya te desanimarás dentro de unos meses” 🙂

¿Qué pasará si no me contestan? Esta es la pregunta que justifica esta entrada. Mi objetivo no es aburriros con mis rollos personales, sino compartir mis planes por si os sirven de algo.

La primera pregunta que me he hecho ante la posibilidad de que las editoriales contactadas decidan ignorarme es: “¿crees que la novela merece ser publicada?” Esta pregunta es muy importante, porque si vas a pelear por algo, tienes que estar convencido de que vale la pena. ¿Cuál fue mi respuesta? ¿Tú qué crees? 😉

Aclarada esta cuestión, pasé a establecer uncalendario para pasar del plan A al B, y luego al C, y así hasta llegar a la Z.

Resultado de imagen de plan a plan b

Plan A: Esperar a que las editoriales hayan podido leer y valorar la novela.

Plan B: Si no ha habido respuesta antes de x semanas, enviar la novela a un concurso que tendrá lugar durante la primavera.

Plan C: Si no gano el concurso, ni despierto el interés de los organizadores y las editoriales siguen sin contestar… Contactar con algunas de las que descarté en mi primer envío.

Plan D: Estudiar las distintas editoriales de coedición y contactar con alguna de ellas.

Y, si ni aún así lograra mi propósito, estoy dispuesto a autopublicar mi libro y recorrer España una vez más para darlo a conocer, porque creo que se merece esa oportunidad. Tendrán que ser los lectores los que decidan si estoy en lo cierto o no. Si resulta que después de todo el esfuerzo la novela no resulta del agrado del público, tendré que aceptarlo, aunque no me guste. Lo que no pienso hacer es tirar la toalla antes de tiempo y quejarme de lo mal que está el mercado y lo exclusivistas que son algunas editoriales, etc, etc, etc. Las quejas y las excusas son el último recurso de los perdedores. Y ni tú ni yo lo somos, ¿verdad?

 

Así que vamos a por ello.

Resultado de imagen de a por ello

Ya os contaré.

Un saludo

@M_A_JORDAN

¡¡FELIZ NAVIDAD!! NO OLVIDES LO MÁS IMPORTANTE

nac4

Desde el blog IDEAS PARA ESCRITORES PRINCIPIANTES os deseamos una ¡¡MUY FELIZ NAVIDAD!! Que paséis unos días maravillosos con vuestros seres queridos y disfrutéis de lo realmente importante.

Si no habéis visto el vídeo que os pongo a continuación, os recomiendo que le dediquéis un ratito. Seguro que no os arrepentís. Nos puede ayudar a vivir estas fiestas de un modo diferente 🙂

Un saludo

POR NAVIDAD, REGALA… ¡¡LIBROS (DEDICADOS)!!

Hola a todos.

Hoy toca entrada publicitaria. Seguramente, lo de avisar va contra todas las estrategias de venta, pero… Yo no quiero embaucar a nadie. Yo quiero que el que compre uno de mis libros lo haga por convicción 🙂

Si sois buenos lectores, es muy probable que alguna vez hayáis visto algún libro en una tienda o anunciado en algún blog y os haya llamado la atención, pero… Como los libros suelen costar bastante dinero, si no teníais un mínimo de garantías (que suelen ser referencias directas de algún amigo de confianza) quizá no lo hayáis comprado. Porque, claro, si haces el gasto y a las veinte páginas descubres que el libro no vale la pena… ¡Vaya chasco! ¿no?

Pues, para que veáis que lo que he dicho antes va totalmente en serio, os recordaré que en los blogs de mis novelas (y en mi página web) podéis encontrar los primeros capítulos de todas mis obras. Y, en concreto, en el caso de “UN SUEÑO A DOS VOCES”, podéis encontrar un tercio de la novela (200 páginas). Así no hay sorpresa posible.

portadas

Dicho lo cual, os informo de que durante las próximas semanas, si alguien está interesado en adquirir alguna de mis novelas DESDE ESPAÑA, puede hacerlo sin moverse de casa. ¿Cómo? Muy sencillo.

  1. Elegís la novela (o novelas). Información disponible sobre cada libro AQUÍ.
  2. Hacéis un ingreso en la CC de Ediciones Ambar: (IBAN) ES36 0081 0646 37 0001347241
  3. Me enviáis un mail a contacto@miguelangeljordan.com adjuntando el justificante de pago e indicando vuestros datos: Nombre y apellidos, dirección postal y, SI LO QUERÉIS DEDICADO, nombre de la persona a que se lo tengo que dedicar.

El libro estará en vuestra casa en una semana y SIN GASTOS DE ENVÍO.

Precio de los libros:

-Trilogía “Erik, hijo de Árkhelan”: 16 € cada novela. OFERTA: LA TRILOGÍA COMPLETA 42 €

-Saga “Uhlma”: 16 € cada novela. OFERTA: LA SAGA COMPLETA 29 €

-“Un sueño a dos voces”: 21 €

-“Vidas en tinta y papel”: solo está disponible la versión digital y hasta el 31 de enero de 2016 la enviaré GRATUITAMENTE a todos aquellos que me la pidan por mail.

Además, todos los libros están disponibles en formato digital en AMAZON.

Si tenéis alguna duda, queréis preguntarme algo sobre los libros o cualquier otra cuestión, podéis escribirme a contacto@miguelangeljordan.com

Un saludo

@M_A_JORDAN

 

 

¿REAL?

El buen lector sabe que no tiene sentido buscar la vida real, la gente real y demás, cuando se trata de novelas. En un libro, la realidad de una persona, de un objeto, o de una circunstancia, depende exclusivamente del mundo creado en ese mismo libro. Un autor original siempre inventa un mundo original; y si un personaje o una acción encajan en el esquema de ese mundo, entonces experimentamos la grata sacudida de la verdad artística, por muy inverosímil que la persona o la cosa puedan parecer al trasladarlas a lo que los críticos, esos pobres mercenarios, llaman la «vida real». No existe vida real para un escritor de genio: debe crearla él mismo, y luego crear las consecuencias.

Hola a todos.

Hoy he querido empezar con una cita. Estas palabras son de V. Nabókov, pertenecen a su “curso de literatura europea”. Hace unas semanas también copié sus palabras para hablar del estilo personal… Pero no quiero desviarme del tema.

La mayoría de las novelas son obras de “ficción”, que no es lo mismo que “fantasía”. Ficción quiere decir que no es real, pero no tiene por qué haber dragones ni  extraterrestres. Simplemente, es la creación de un artista, que no se limita a narrar hechos históricos.

Cuando leemos una novela (lo mismo ocurre al ver una peli) nos ponemos en “modo ficción”. Y, por eso, nos “creemos” todo lo que se cuenta ahí. Nos creemos que chicos y chicas muy  jóvenes se comporten con una madurez que excede a su edad, y que la gente hable de un modo que no corresponde a lo que escuchamos por la calle. No oponemos resistencia a las muchas “casualidades” que se van sucediendo, ni protestamos cuando todo lo que estaba yendo mal termina saliendo bien.

Nos lo “creemos” todo… Siempre y cuando se sigan las reglas del juego. Esas reglas no escritas que mantienen la sensación de realidad dentro de la ficción, o incluso de la fantasía.

Estamos dispuestos a aceptar que Harry Potter se traslade de un punto al otro del planeta en tan solo un segundo, pero a los fans de la saga nos desconcertaría si, de repente, saliera volando en plan Superman.

No entramos en un libro para buscar realidad, sino para conocer una historia. Es más, el “exceso de realidad” nos produce extrañeza o rechazo. Preferimos nombres poco habituales, distintos a esos que diríamos si no tuviéramos tiempo de pensar. Estamos habituados a un registro que no es el que utilizamos en el día a día, y si un escritor se esfuerza por utilizar un vocabulario y expresiones más cercanos, lo veremos como una copia barata de la realidad. ¿No me crees? Haz la prueba.

Un buen escritor logrará que sus lectores permanezcan siempre en “modo ficción”. Una mala obra nos hará recordar una y otra vez que eso en realidad nunca ha ocurrido. Nos “despertará” cuando lo que queremos es soñar.

Todo un reto para los amantes de la escritura. ¿Te atreves?

Un saludo

@M_A_JORDAN