JANE AUSTEN EN 5 MINUTOS

Hola a todos.

Hace unos días puse en marcha una nueva iniciativa que quiero compartir con vosotros por si fuera de vuestro interés. La he titulado “Jane Austen en 5 minutos” y, de momento, consiste en analizar una obra de esta autora, que es mi autora favorita, capítulo a capítulo pero de una forma breve. La novela en cuestión es “Orgullo y Prejuicio”, que, si no la habéis leído, podría ser una maravillosa elección para estas navidades.

Este análisis lo llevamos a cabo a través de vídeos breves que están disponibles en Youtube, en el canal de la Jane Austen Society en España.

Si tienes 5 minutos, te invito a que nos acompañes en este paseo por las líneas de una de las mejores obras de la literatura universal. ¿Te animas? Aquí tienes el enlace:

Un saludo

Anuncios

JANE AUSTEN SOCIETY EN ESPAÑA

A finales de febrero asistí a un congreso sobre Jane Austen en Madrid. Fue una experiencia genial, aprendí muchísimo, disfruté como un niño hablando con otros lectores de esta autora -sin necesidad de explicar cada referencia a una novela o dato de su vida 😉 -, y conocí a mucha gente estupenda, entre ellos a Elena Truan.

Una chica joven (mucho más joven que yo, que ya empiezo estar achacoso 😛 ), brillante, trabajadora, con muchas ideas y ganas de sacarlas adelante.  Me comentó que tenía la intención de crear la Jane Austen Society en España, y me faltó tiempo para pedirle que contara conmigo… Y ella tuvo la amabilidad de acceder 🙂

Para no aburriros con procedimientos legales, os diré tan solo que hace ya varias semanas que constituimos la sociedad y que muy pronto podremos aceptar socios. Mientras tanto, la lista de espera va creciendo, lo mismo que el número de seguidores en nuestra página de Facebook…

fb

mg

Y confiamos en ser cada vez más. A la vez que no se nos sube a la cabeza este “éxito”, ni mucho menos, ya que la gente no nos sigue a nosotros, sino a Jane Austen y a sus obras.

Nuestro objetivo es promocionar sus novelas entre todo tipo de público, acercar sus historias y su vida a la gente joven y menos joven, fervientes lectores o alérgicos a los libros.

También procuramos ser un lugar de encuentro para fans de esta escritora a través de clubes de lectura, comentarios en las redes sociales y otros eventos online, y, dentro de no mucho, también presenciales para todos aquellos que puedan venir.

Nuestra intención es organizar ciclos de conferencias, congresos, lecturas conjuntas, cineforums, y cualquier actividad que pueda ser del gusto del público. Para ello contamos con un grupo de colaboradores que va en aumento (si quieres unirte, solo tienes que decirlo) y con muchísima ilusión.

Esta semana terminará el “Concurso de personajes secundarios”. Un juego con el que hemos querido que los lectores pudieran elegir a sus secundarios favoritos. Ahora mismo hay poquitos votos en esta última ronda. Si quieres pasarte y dejar el tuyo, será bien recibido. Yo tengo a mi candidata ;), pero respeto completamente la libertad de cada lector. Eso sí, ejerzo mi derecho a hacer campaña, así que:

mary

También te invitamos a visitar nuestro blog:

blog

Y sobre todo a descubrir las obras de Jane Austen. Si eres capaz de conectar con su ironía, sentido del humor, capacidad de crear personajes entrañables y mostrar situaciones memorables, disfrutarás de horas y horas de buenas lecturas.

Este es uno de esos casos en los que no exageraría si dijera que podría pasar horas y horas hablando de ella y de sus novelas. Dentro de unos meses terminaré, defenderé y publicaré mi tesis doctoral sobre Jane Austen, y algo me dice que va a ser tamaño ladrillo ancho, así que no os entretengo más y reservo mi vena austeniana para este estudio.

Si os gusta Jane Austen, sentís curiosidad por su trabajo, o conocéis a alguien que pueda estar interesado, JASES está a vuestra disposición.

Un cordial saludo

@M_A_JORDAN

ANÁLISIS DEL ESTILO LITERARIO

Hola a todos.

Hoy voy a lanzaros una pregunta, que no sé si habrá alguien que quiera contestar o si quedará en el aire, ignorada por el público internautico 😛

Si tuvierais que realizar un análisis del estilo literario de un autor, ¿cómo lo haríais? Me explico.

Para poder contestar a la pregunta que acabo de haceros, primero tendríamos que definir qué es el estilo literario. Eso lo podemos buscar en muchos libros y encontraremos explicaciones diversas, que serán más o menos completas.

Acabo de leer una que dice que el estilo literario es la manera de expresarse de cada autor… ¿Qué os parece?

A mí me parece muy incompleta. Y el problema es que tengo la impresión de que esa es una idea generalizada, a la vez que reduccionista. Cuando hablamos de estilo literario es fácil que muchos se centren solo en el lenguaje, en el tipo de frases, vocabulario, recursos, etc. utilizados. Y eso es parte del estilo literario, pero solo una parte.

Desde mi punto de vista, si queremos analizar el estilo literario de un escritor de novelas (por ejemplo) tendremos que radiografiar sus obras para descubrir cómo ha logrado crear esa historia. Y para lograrlo deberemos tener en cuenta muchos aspectos, no solo el lenguaje. Es más, yo creo que a los escritores nos preocupan mucho más otros elementos de la historia y de la narración que el tipo de oraciones que empleamos, los nexos o las metáforas. Eso, en muchas ocasiones, sale de un modo inconsciente. Lo nuestro es contar historias y para que esa historia funcione, todo tiene que encajar a la perfección.

Así que… ¿Qué harías tú para analizar el estilo literario de un autor?

Yo estoy llevando a cabo ese análisis sobre Jane Austen. Ya estoy en la parte central de mi tesis y estoy disfrutando cada hora que logro dedicar a este trabajo. Cuanto más profundizo en sus escritos, más me cercioro de su maestría. Esta chica fue un genio, es un genio y lo seguirá siendo mientras haya gente que lea sus obras, que espero que sea mientras el mundo siga dando vueltas ;). Ya he definido mi metodología, y no tendré ningún reparo en contárosla, pero antes me gustaría escuchar vuestras propuestas.

Muchas gracias.

Un saludo

@M_A_JORDAN 

LA SENCILLEZ DE LOS GRANDES GENIOS

Hola a todos.

Hoy no voy a hablar de Jane Austen (para no cansaros, no por falta de ganas o posibilidades 😉 ), pero sí que voy extraer un diálogo de una de sus novelas para introducir el tema de esta entrada:

“I do not understand you.”

 “Then we are on very unequal terms, for I understand you perfectly well.”

 “Me?  Yes; I cannot speak well enough to be unintelligible.”

 “Bravo!  An excellent satire on modern language.”

Northanger Abbey

Seguro que todos sabéis inglés, pero, por si acaso, os pongo aquí una traducción:

-No le entiendo.

-Entonces estamos en una situación desigual porque yo la entiendo perfectamente.

-¿A mí? Claro, no sé hablar lo suficientemente bien como para resultar ininteligible.

-¡Enhorabuena! Una crítica excelente del lenguaje moderno

El lenguaje fue desarrollado con un propósito, que es…

Vale, esta es una respuesta de película, o de clase de literatura. Pero es que resulta que este es un blog para gente a la que le gusta escribir… Y se supone que también leer.

El lenguaje bien utilizado no solo es efectivo, puede ser elegante, bello, melodioso… Pero esa es una consecuencia del buen empleo, no un fin en sí mismo. Basta que una persona quiera hablar de un modo “refinado” para que resulte pedante. Hay gente que parece que hable para escucharse y, cuando eso ocurre, suelen ser los únicos que lo hacen, porque los demás “desconectan” en segundos. Forma y fondo caminan de la mano y deben fluir con armonía. Si pones demasiado énfasis en cómo lo dices, fácilmente caerás en un estilo poco natural y recargado. El lenguaje es un medio de comunicación… Y para eso necesitas algo que comunicar. Ya sea información, una historia, sentimientos, etc.

Un fallo típico de principiantes -y de los que piensan que ya son expertos- es utilizar un vocabulario y unas estructuras que no dominan, o que están completamente fuera de registro. Quizás se deba a un afán de imitar el estilo de los clásicos, o a un intento de mostrar unos conocimientos que no se poseen, o que no van acompañados de un criterio bien formado.

Desde mi punto de vista, es un error darle demasiada importancia a la forma. Me explico. Por supuesto que hay que cuidar el modo en el que nos expresamos. Y no me refiero solo a las faltas de ortografía u otras incorrecciones. Hay errores de bulto que debemos evitar: rimas internas, repeticiones de palabras, muletillas, cacofonías. Pero eso no está reñido con la frescura, la sencillez y, sobre todo, la autenticidad. Debes ser fiel a tu estilo y trabajar para mejorarlo, pero sin renunciar a él.

El lenguaje es un medio de comunicación. Entonces, ¿por qué hay textos que parece que estén escritos para que nadie los entienda? Alguna vez, al echarle un vistazo a un libro de matemáticas y leer alguno de los problemas que se planteaban, he necesitado una relectura, e incluso una re-relectura del enunciado para ver qué se le estaba pidiendo a los alumnos. Y no era una cuestión de saber matemáticas, sino de explicar las cosas con un mínimo de claridad. Y de los textos legales o del papeleo burocrático prefiero ni hablar. ¿Por qué las cartas “formales” tienen que ser tan raras? ¿Es necesario escribir párrafos extensísimos, con frases indescifrables, y una sintaxis de laboratorio?

No se trata de empobrecer el lenguaje, sino de utilizarlo de un modo correcto. Es mucho más fácil escribir un párrafo largo que uno corto para transmitir la misma información. La sencillez es el resultado de un gran trabajo, amplios conocimientos y capacidad de elección.

Hay gente que la alcanza sin esfuerzo, otros tienen que pulir mucho su estilo para quitarle lo que sobra. Eso sí, no lo dudes, una de las hazañas de los grandes genios es alcanzar la excelencia y hacer que parezca fácil. Da igual que hablemos de un pintor, compositor, escritor o futbolista. La belleza está en la sencillez. Pero la sencillez exige mucha dedicación.

 

Por esta razón y muchas más soy fan absoluto e incondicional de Jane Austen. Y por eso me lo estoy pasando tan bien haciendo mi tesis sobre ella. Sus libros son tan buenos que hay mucha gente que ni siquiera capta su grandeza.

Un saludo

@M_A_JORDAN

8 CLAVES PARA DISFRUTAR DE LAS NOVELAS DE JANE AUSTEN

Hola a todos.

Os pongo aquí el esquema de mi comunicación en el pasado congreso sobre Jane Austen organizado por el CEU de Madrid. Se va a publicar un libro con las actas del congreso y es posible que mi comunicación también esté incluida. Cuando esto ocurra, adjuntaré un PDF con el texto íntegro en esta entrada y en otra nueva.

título

Jane Austen es una autora de fama mundial y reconocido prestigio. Cuenta con millones de lectores, muchos de los cuales se declaran “fans incondicionales”. Sin embargo, a lo largo de la historia, no han faltado voces críticas contra su trabajo y, como es lógico, sus obras no atraen del mismo modo a todo el público. Esto podría explicarse por la natural diversidad de gustos. Pero en este caso, hay otros factores que pueden inclinar la balanza que oscila entre la pasión y el rechazo, pasando por la indiferencia.

A continuación, ofreceremos -de un modo esquemático- algunas claves para comprender mejor las novelas de Jane Austen y, de esta manera, poder disfrutarlas con mayor satisfacción.

1

Para apreciar una canción, no basta con conocer la letra, hay que escuchar la melodía. Algo similar sucede en la lectura de estas obras. Para entenderlas, es necesario captar el sentido del humor de su autora, que se manifiesta de modos diversos, pero especialmente a través de la ironía.

 

2

Sorprender al lector a través de las palabras es un arte que Austen domina con maestría. A través del narrador y de los personajes, la autora ofrece un amplio elenco de recursos para lograr el efecto irónico que utilizará con fines humorísticos y de crítica social.

3

¿Cómo lograr que el lector conozca perfectamente a los personajes de una obra, sin necesidad de aburrirle con largas descripciones? Austen nos responde a esta pregunta manejando con maestría los diálogos.

Jane Austen no hace un boceto de la personalidad de sus protagonistas. Esculpe sus caracteres con golpes suaves, pero constantes. Desde el primer momento se nos muestran los rasgos distintivos de cada uno y, durante toda la obra, sus comportamientos y actitudes evolucionan con coherencia. El lector no tarda en familiarizarse con las particularidades de los personajes y aprende a reconocerlos a través de sus palabras o reflexiones.

 

4

Uno de los factores que ha permitido que las obras de Austen no hayan envejecido con el tiempo es su habilidad para profundizar en la condición humana y plasmarla en sus personajes. Después de doscientos años, los lectores siguen reconociendo comportamientos familiares en las situaciones y actitudes de los protagonistas de estas novelas.

 

5

Charlotte Brontë despreciaba las novelas de Jane Austen por no hallar en ellas las fuerzas y pasiones del alma humana. Quizás esto se deba a que Austen prefirió mostrar las facetas cotidianas del ser humano, sin caer en situaciones extremas que no suelen plantearse en su día a día. Es en ese marco en el que debemos apreciar su arte y valorar su destreza.

En algunas de estas escenas, podemos encontrar paralelismos autobiográficos de la autora, como ocurre por ejemplo en el placer que muchas de sus heroínas encuentran en los largos paseos, el gusto por los bailes, su capacidad para analizar la personalidad de los que le rodean, el amor por los libros, la relación afectuosa entre los hermanos (en los casos en los que es así), el rechazo al matrimonio sin afecto, etc.

 

6

El lector de estas novelas no es un extraño que se asoma por allí para fisgonear. Desde el primer momento, el narrador le invita a formar parte de la historia, y le hará depositario de sus confidencias y opiniones de tinte travieso. Por eso, el lector llegará a sentirse como en su casa, a pesar de las distancias espacio-temporales respecto a lo que allí se narra.

El narrador de las novelas de Austen actúa, en muchas ocasiones, como un personaje más. Lejos de ser un simple transmisor de acontecimientos, participa con sus opiniones, su visión crítica, comentarios irónicos, creación de expectativas, incitaciones a la confusión, etc.

 

7

Jane Austen no escribió novelas románticas. El amor está presente en cada una de sus obras, y todas terminan con el matrimonio de los protagonistas, pero estos romances son uno de los hilos conductores de la narración, que cuenta con otros muchos hilos para completar el tapiz.

Sería mucho más correcto clasificar las obras de esta autora como “novelas de personajes”. Es decir, narraciones en las que lo primordial son los protagonistas y su entorno humano, y no tanto los acontecimientos que se suceden. No pretendemos decir con esto que el argumento no sea importante, sino que está al servicio de los personajes y, por esta razón, los romances son un medio y no un fin. Jane Austen se sirve de las relaciones amorosas para desplegar todo un elenco de actitudes vitales.

 

8

Tanto en sus cartas como en algunos pasajes de sus novelas, Austen muestra su afán por emplear la palabra que mejor exprese lo que desea decir. Sin embargo, el elaborado proceso de creación y sus posteriores correcciones no desembocan en un estilo recargado, ni pomposo. Todo lo contrario. El éxito de este trabajo radica en lograr un lenguaje sencillo y ágil, pero que es fiel reflejo de la intencionalidad de su autora.

CONCLUSIÓN

Uno de los logros de Jane Austen ha sido crear un estilo aparentemente sencillo, pero que denota una gran maestría no solo en la confección del argumento, el diseño de los personajes y la ambientación, sino también en todo lo referente al modo de contar las historias. Sin embargo, esta sencillez podría ser malinterpretada por algún lector inatento, o no valorada en su justa medida por alguien ajeno al proceso de creación literaria. Y, por esta razón, con estas ocho claves hemos tratado de señalizar el camino para que nadie se pierda al adentrarse en el universo de Jane Austen.

Aunque, como os decía arriba, esto es tan solo el esquema -faltan todos los ejemplos y varias explicaciones-, os agradeceré que si queréis utilizar algo de lo aquí expuesto, no olvidéis citar el origen 😉

Tenemos (trabajo en equipo) algunos proyectos muy interesantes relacionados con Jane Austen. En cuanto las cosas estén un poco más claras os los contaré con todo detalle.

Un saludo

@M_A_JORDAN

CONGRESO SOBRE JANE AUSTEN EN EL CEU DE MADRID

¡¡Impresionante, increíble, genial, maravilloso, inolvidable, etc, etc, etc… !!

Y, ahora, os cuento 😉

Hace unos meses recibí la noticia de que se estaba organizando un congreso sobre Jane Austen en el CEU de Madrid. Como seguramente sabréis (porque no paro de decirlo), estoy elaborando mi tesis doctoral sobre esta autora, así que desde el principio estuve muy interesado en este evento. Me informé sobre las fechas, los ponentes, los temas y me inscribí en cuanto se abrió el plazo. Además, existía la posibilidad de presentar comunicaciones y decidí enviar una propuesta, que los organizadores tuvieron la amabilidad de aceptar.

Por motivos de trabajo, me fue imposible asistir a las sesiones del primer día, pero, en cuanto logré escaparme de esos compromisos, viajé rumbo a Madrid y me preparé para disfrutar al máximo… Aunque luego disfruté mucho más.

El programa del congreso era muy completo:

programa2

programa1

 

acreditación

Nada más llegar a la sede del congreso, recibí mi acreditación, dejé la maleta en un lugar discreto y me senté dispuesto a aprender todo lo posible.

 

creaimagenPero, antes siquiera de que empezara la primera sesión de ese día, me llevé una grata sorpresa al identificar una cara conocida a tan solo unos asientos de mí. Se trataba de Mila Cahue, administradora de la página “hablando de Jane Austen”, con la que había intercambiado algunos e-mails y de la que ya intuía su amabilidad y brillantez, pero… una vez más, me había quedado corto.

No es este el lugar para hacer una crónica de las sesiones, que fueron todas excelentes. Tan solo voy a decir que hubo un momento en el que temí que se me terminara la libreta en la que estaba tomando notas. Cuántas y qué buenas ideas surgieron no solo en las ponencias, sino también en los comentarios de los asistentes.

Cuando me tocó el turno de intervenir, tuve la sensación de “estar vendiéndole miel al colmenero”. Tenía que hablar sobre mi autora favorita a un montón de gente que se ha leído todas sus obras, y que sabe muchíiiiiiiisimo sobre ella. Pero eran todos tan buenos, que hasta pusieron cara de interés 😛 . Tras las comunicaciones de esa mañana, tuvimos una mesa redonda muy animada y, después, nos fuimos a comer. Que tampoco es mala cosa.

(AVISO: Ya lo siento por los que no estéis interesados en Jane Austen -tiene que haber de todo en este mundo 😉 -, pero aún os daré un poco más la lata con ella en mi siguiente entrada, en la que publicaré de un modo esquemático mi ya esquemática comunicación)

Solo voy a detenerme en una ponencia más, antes de pasar a mis reflexiones finales. Me refiero a la que impartió Mila el sábado a medio día.

Mila

Las obras y los personajes de Austen analizados psicológicamente de un modo profundo, acertado y divertidísimo. Por delante de los allí presentes fueron pasando Lizzy, Mr Darcy, Wickham, el Coronel Brandom, Emma… Parecía que los estuviéramos viendo y, una vez más, nos maravillamos al comprobar cómo una jovencísima Jane Austen fue capaz de profundizar con tanto acierto en la interioridad del ser humano y plasmarlo con tanta maestría en esos personajes inolvidables.

Ahora vienen mis reflexiones finales:

En primer lugar, quiero darle las gracias a los organizadores de este evento. En concreto a María Isabel Abradelo, directora del congreso, y a Pablo Gutiérrez, director ejecutivo del mismo y que tan amablemente me ha atendido en estos meses, y durante los días que coincidimos allí. Mil gracias al CEU San Pablo por promover estas actividades en las que con tan buen criterio han sabido compaginar el rigor académico con las intervenciones más informales y cercanas a los lectores. Nos hemos encontrado como en nuestra casa y estamos deseando repetir.

ceu

Y, sobre los asistentes… Me he sentido un privilegiado al poder compartir estos días con vosotros. Qué gustazo poder hablar sobre mi querida Jane Austen con otros lectores que también saborean sus obras. He aprendido mucho de vosotros y confío en volver a veros pronto. Tenemos un bicentenario a la vista y muchas cosas que preparar. Aquí me tenéis para lo que necesitéis.

Un fuerte abrazo

@M_A_JORDAN

DEDICADO A JANE AUSTEN

Hola a tod@s.

Como se indica en el título de esta entrada, hoy quiero hablar de mi escritora favorita.

Supongo que la mayoría de los que visitáis este espacio habréis leído alguna de sus obras, visto alguna de las adaptaciones al cine o a la televisión de sus novelas, o, por lo menos, habréis oído hablar de títulos tan sugerentes como “Orgullo y prejuicio” o “Sentido y sensibilidad”. ¿Me equivoco? Bueno, pues incluso en el caso de que no tengas ni idea de quién es Jane Austen, te invito a compartir estas líneas conmigo.

Por motivos profesionales, llevo varios meses estudiando las obras de esta autora y tengo previsto dedicar muchísimo tiempo a profundizar en sus novelas, ya que -D.m.- elaboraré una tesis doctoral sobre algunos aspectos de su escritura. Sin embargo, en esta entrada no voy a hablar como estudioso sino como fan 😛

Basta con poner su nombre en GOOGLE para comprobar la grandísima relevancia que esta joven escritora sigue teniendo a día de hoy:

Sin título

 

Y no estamos hablando solo de páginas de expertos en literatura, críticos, historiadores… No, para nada. La mayor parte de las webs sobre Jane Austen están administradas por lectores (casi sería mejor decir lectoras) entusiastas, que quieren rendir homenaje a una artista que les ha transportado a épocas y lugares distintos, logrando que se infiltraran en sus historias como unos personajes más.

Pero, ¿qué tienen Jane Austen y sus obras para lograr semejante éxito?

Primero quiero abordar el típico cliché que muchos tienen, y que provoca que su percepción de esta autora sea completamente erróneo.

“Jane Austen es la autora de varias novelas románticas…”

¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!

Lo siento, pero has fallado. Puedes volver a intentarlo 😉

No tengo nada contra las novelas románticas, al contrario, ha habido algunas que me han gustado mucho y, de hecho, tengo un par de obras que más o menos podrían clasificarse dentro de ese genero, pero… Es importante poner cada cosa en su sitio para no llevarse decepciones.

¿Qué entendemos por novela romántica, o rosa, como también se le llama? Te pongo la definición de RAE:

Variedad de relato novelesco, cultivado en época moderna, con personajes y ambientes muy convencionales, en el cual se narran las vicisitudes de dos enamorados, cuyo amor triunfa frente a la adversidad.

Aunque es comprensible que haya gente que tenga este “prejuicio” sobre las obras de Jane Austen, debido a algunas versiones cinematográficas, o a un conocimiento muy superficial de sus argumentos, en mi opinión, el adjetivo “romántica” y más aún “rosa” se queda muy corto para definir cualquier novela de esta autora.

Seguramente habrá quien opine que las obras de J.A. cumplen los requisitos de ambientes muy convencionales (…) vicisitudes de dos enamorados, cuyo amor triunfa frente a la adversidad. Y en muchos casos es cierto. Pero la cuestión radica en que ese ambiente, ese amor y esa adversidad no son el único ni el principal tema que se aborda en esas novelas. Por eso, más que decir que las obras de Jane Austen son románticas, yo diría que en estas novelas podemos encontrar varias historias, entre ellas una en la que dos personas se enamoran. Pero, en realidad, ese romance es casi una excusa para ofrecernos una gran variedad de actitudes, personajes, opiniones, convencionalismos y crítica social, sazonado con una mirada irónica y sarcástica, y con un agudo sentido del humor, que golpea al lector y provoca su sorpresa, cuando no su carcajada.

Dicho esto (que no es más que mi opinión), volvamos a la cuestión principal:

¿qué tienen Jane Austen y sus obras para lograr semejante éxito? 

Sin ánimo de ser exhaustivo…

Una pluma ágil, ingeniosa y cercana al lector.

Desde mi punto de vista, uno de los grandes aciertos de Jane Austen es su estilo nada rimbombante, ni pretencioso, que logra conectar con lectores muy distintos y despertar la simpatía del público desde las primeras páginas.

La ironía

Presente tanto en la voz del narrador como en la caracterización de los personajes, el tono irónico confiere a estas novelas un toque de humor y crítica social que divierte y hace pensar.

A modo de ejemplo, os pongo el inicio de “Pride and Prejudice”:

IT is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune must be in want of a wife.

(Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa)

Conexión con el mundo real

En las novelas de Jane Austen se nos presentan escenas cotidianas de la vida familiar y social de su época. Aunque ya han pasado doscientos años desde la creación de estas obras, hay muchos elementos que son fácilmente adaptables a nuestra situación actual, y el lector no necesita realizar grandes esfuerzos para comprender el contexto.

Sentimientos y razonamientos “de carne y hueso”

En ocasiones, al leer algunas novelas, tenemos la impresión de que sus protagonistas son irreales o inalcanzables. Tanto su forma de ser como sus pensamientos se alejan de lo que estamos acostumbrados a experimentar. En el caso de Jane Austen eso no es así. Sus creaciones son el fruto de un natural observador, que se inspira en lo que vive y descubre en su entorno, para plasmarlo después con la maestría de un gran artista.

 Personajes entrañables

Si te encuentras con alguno de los muchos lectores de Jane Austen que deambulan por el mundo sin llamar la atención, lo más seguro es que ante la pregunta de “¿por qué te gusto tal o cual novela de esta autora?”, te contesten con un… “Me encantó este personaje, o aquel otro…”. Jane Austen nos presenta historias interesantes, pero sobre todo nos deleita con personajes irreemplazables. Elizabeth Bennet, Mr Darcy, las hermanas Dashwood, Mr Knightley… Por decir solo algunos nombres, ya que podría poner aquí todos y cada uno de sus protagonistas.

Y hablando de estos personajes… No son pocas las lectoras que han escogido a alguno de los caballeros de las novelas de J.A. como ideal de “hombre perfecto”. Puede que me equivoque, pero por lo que he visto por ahí parece que Mr. Darcy se lleva el primer premio en este “concurso”. Yo no voy a entrar en valoraciones sobre los caballeros porque no me veo capacitado, aunque si tuviera que escoger a alguno como “modelo” a seguir, reconozco que me inclino más por Mr. Knightley, sin que esto vaya en menoscabo de ninguno de los otros.

Ahora bien, si tuviera que elegir a la “dama ideal”, creo que optaría por un mix de casi todas las protagonistas: el carácter, determinación e ingenio de Lizzy Bennet, la vivacidad, entusiasmo y frescura de Emma Woodhouse.

Estas dos jóvenes son mis predilectas, pero serían aún más encantadoras sin contaran con la simplicidad y fantasía de Catherine Morland, el sentido común y la abnegación de Elinor Dashwood, el romanticismo -aunque algo menos exagerado- de su hermana Marianne, el sentido del deber de Fanny Price, y de Anne Elliot… Me temo que hace mucho que me leí Persuasion por lo que mis recuerdos son algo difusos. Le cedo el “honor” a quien desee aportar su granito de arena.

Podría seguir escribiendo sobre Jane Austen durante horas, y en esta ocasión no es una frase sin más; es un propósito que se hará realidad en los próximos meses. Pero como no quiero cansaros, lo dejo aquí y os invito a comprobar por vosotros mismos si mi entusiasmo por esta autora es o no exagerado.

Ya me contaréis.

Un saludo

@M_A_JORDAN