¡QUIERO ESCRIBIR MEJOR! PERO NO SÉ CÓMO…

¿Te gustaría escribir mejor? Supongo que sí. A mí me encantaría… El problema es cómo lograrlo, ¿verdad?

En esta entrada… no vas a encontrar la fórmula mágica para conseguirlo 😉 Pero sí algunas ideas que puede que te sirvan.

¿Qué significa escribir bien?

Resultado de imagen de escribir bienNo cometer errores sintácticos, evitar las faltas de ortografía, las discordancias, etc., etc., etc. Cierto, pero eso es lo básico y, aunque exija trabajo y atención constante, también es lo más sencillo de corregir, ya que existen unas reglas claras que podrás aprender y aplicar. Así que nos centraremos en otras facetas de la expresión “escribir bien”.

Suelo decir que un texto literario está bien escrito cuando:

  1. Transmite perfectamente la idea del autor.
  2. Logra reflejar la belleza del lenguaje

De manera que estos serán los dos objetivos que deberemos tener en mente mientras escribimos y al revisar nuestros textos.

Resultado de imagen de caminarPara transmitir una idea con fidelidad, lo primero es conocerla bien. Antes de escribir, profundiza en tu historia. Es lo mismo que nos ocurre en la vida cotidiana. Cuando nos preguntan por algo de lo que somos expertos, respondemos con seguridad y somos capaces de adaptarnos a nuestra audiencia. Sin embargo, si tan solo tenemos algunos datos sueltos, los recitaremos de la manera más escueta posible por miedo a cometer incorrecciones de todo tipo. Si conoces bien tu historia, caminarás por ella con paso seguro, y eso se reflejará en tus manera de contarla.

Resultado de imagen de ventana a la imaginaciónLa escritura es una ventana a nuestra imaginación. Invitamos a los demás a entrar en ella siguiendo los trazos de nuestra pluma. El lenguaje debe ser un medio para reflejar nuestras ideas, no un obstáculo. Por eso, al corregir uno de tus escritos, ponte en el lugar del lector y pregúntate si será capaz de comprender con facilidad lo que le quieres contar. Los lectores no conocen la historia como tú, no están tan familiarizados con los personajes y tan solo saben lo que les cuentas. Así que procura ser claro y ordenado. Evita lo que les pueda confundir, salvo que desees confundirlos, claro 😉

Resumiendo el punto 1: profundiza en tu historia y luego cuéntala de forma clara y ordenada. Ponte en el lugar de tu público y pregúntate si serán capaces de seguirte.

Resultado de imagen de piedad miguel angelReflejar la belleza del lenguaje… ¿No sería mejor decir utilizar el lenguaje de forma bella? Puede ser, aunque, para mí, el lenguaje es como la estatua que Miguel Ángel veía dentro de cada bloque de mármol. El objetivo es quitar lo que estorba para que se aprecie la obra en todo su esplendor. En ocasiones nos empeñamos en complicar nuestros escritos, como si la escritura enrevesada y oscura fuera mejor que la sencilla. Evita los párrafos sobrecargados, las frases interminables y las palabras incomprensibles. No se trata de que hables de un modo vulgar, sino de que lo hagas con exactitud. Es mucho más difícil ser conciso que lo contrario. Hace falta mucho trabajo para alcanzar la sencillez.

Entonces, ¿debo imitar el modo de escribir de los grandes genios? ¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOO!!!! ¡Ni se te ocurra! Si quieres escribir bien, no debes imitar a nadie. La escritura es una manifestación de nuestra personalidad y, por lo tanto, debe ser algo personal, no copiado. Procura aprender de los demás y, después, exprésate a tu manera. Eso es el estilo personal. El objetivo no es imitar el estilo de otros, sino perfeccionar el tuyo.

¿Cómo puedo perfeccionar mi estilo?

  1. Lee mucho.
  2. Lee muchísimo.
  3. Sigue leyendo… Eso sí, asegúrate de haber escogido obras que valgan la pena.
  4. Escribe.
  5. Revisa lo escrito: AQUÍ tienes algunas ideas sobre lo que tienes que buscar al revisar y corregir.
  6. Busca un texto que te guste, o que te parezca que está bien escrito. Pregúntate, ¿por qué funciona? Y no pares hasta que lo sepas. Este consejo no es mío, sino de Marta Rivera de la Cruz 😛
  7. Haz ejercicios de creación literaria: AQUÍ y AQUÍ tienes algunas sugerencias.
  8. Vuelve a revisar lo que has escrito.
  9. Pide ayuda a alguien cercano que pueda revisar tus textos. No hace falta que sea profe de lengua, basta con que sea un buen lector.
  10. No desesperes y recuerda que siempre se puede mejorar.

A escribir se aprende escribiendo.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

LOS TERCEROS PASOS (Y YA NO HAY MÁS) xD

Hola a todos.

Esta mañana, al entrar en el blog, he visto un comentario “pendiente de moderación” en la entrada “LOS SEGUNDOS PASOS”. Esa entrada la escribí a petición de una lectora que se quejaba de que todos los consejos para escritores hacían referencia a las primeras etapas de la escritura, pero no a aquellos que ya habían caminado cierto trecho de esa senda… Pues bien, el comentario de hoy me invitaba a hablar de “LOS TERCEROS PASOS”.

Agradezco que la gente me sugiera tema de los que hablar en esta página, porque así sé que al menos hay otra persona interesada en ese asunto, y no estoy soltando un rollo al ciberespacio. Por lo que me dispongo a tratar de abordar ese asunto… Sin saber muy bien qué voy a decir.

Veamos, ya has empezado a escribir, has pasado por los primeros problemas y los has superado. ¿Qué puede pasar ahora? Que tengas más problemas. Sí, casi seguro que eso es lo que pasará. Pero, mi consejo para eso sería el mismo de los SEGUNDOS PASOS, es decir:

¡¡SIGUE ADELANTE!!

Resultado de imagen de keep walking

Y tú sigues adelante y ¡¡TERMINAS TU NOVELA!! Aplausos, fuegos artificiales, música emotiva, banderas al aire, confeti, champán, palmadas en la espalda, suspiros de alivio, sonrisas pletóricas y toda la parafernalia que acompaña al éxito logrado con esfuerzo.

Vale, genial. Y, cuando se te pasa el subidón, ¿qué? Ya has terminado tu novela. ¿Y? ¿Ahora qué? ¿La vas a dejar guardada en una carpeta de tu ordenador a ver qué pasa? ¿Vas a imprimirla y encuadernarla con gusanillo en la papelería de la esquina? ¿O vas a esperar a que las editoriales hagan cola a la puerta de tu casa para pedirte que publiques con ellos?

Resultado de imagen de queue

Escribir una novela es difícil, pero solo depende de ti. Ahora tienes una tarea por delante en la que participan otras personas.

De acuerdo, soy el primero que dice que uno tiene que escribir por gusto, para disfrutar, sin agobiarse con publicar. Es cierto que terminar una novela ya es un éxito en sí mismo. Pero… No nos engañemos. Decir que escribes y no te importa si te publican o no, es como entrenar todos los días con un equipo de fútbol y decir que no te importa si juegas el fin de semana o no. Posible, pero poco frecuente. Tienes que disfrutar de la escritura, pero lo lógico es que luego quieras que sean muchos los que lean tus trabajos. Vamos, digo yo 😉

¿Y cómo se consigue?

Si esperas encontrar la receta mágica para publicar, deja de leer YA. Lo siento, no la tengo. Tan solo puedo ofrecerte algunos consejos y reflexiones. Tendrás que decidir por ti mismo.

Vamos allá.

Has terminado tu primera novela. ¿Qué tienes que hacer? Lo primero es revisarla y corregirla. Lo segundo es revisarla y corregirla. Y, después, te recomiendo que la revises y la corrijas. Hablo en serio. Con mucho esfuerzo lograrás que algunas personas le den una oportunidad a tu obra. Y, cuando eso ocurra, ¿quieres que la dejen de lado por no haberte molestado en pulirla un poco más?

Resultado de imagen de pulir

Correcto: “dar cera, pulir cera” 😛

Revísala, corrígela y, una vez que ya esté lo mejor posible, empieza el proceso. Te pongo las diversas posibilidades en el orden que yo estimo oportuno.

  1. Preséntala a un concurso: busca uno apropiado para tu obra y envíalo. Si no sale bien, puedes probar con otro. Tan solo te recomiendo que te marques un tope para dejar de intentarlo. Puede ser un plazo de tiempo (uno o dos años).
  2. Busca direcciones de editoriales y envíales tu novela: lee bien la información que piden y prepárala con cuidado (resumen de la obra, curriculum, informe sobre la novela, etc). También te puedes marcar un plazo de tiempo de espera. No muy largo, si no te dicen nada de nada, es que tienen pocas intenciones de contestarte.
  3. Infórmate sobre las diversas editoriales de coedición o autoedición. Te costará algo de dinero, pero… Es una inversión que tienes que decidir si quieres afrontar o no.
  4. Si no logras publicar en papel y no quieres gastar dinero, la única opción que te queda (que no es mala) es publicar en digital. Hay diversas plataformas para colgar y vender tu e-book. Amazon es una de ellas y el proceso es muy sencillo. Puede ser un primer paso para dar a conocer tus trabajos y lograr que te publiquen en papel otra obra en un futuro más o menos cercano.

Cada uno de estos procesos tiene su historia, pero tendrás que descubrirla tú mismo. Lo importante es que tengas ciertas garantías de que la obra en cuestión es buena, y para eso busca el asesoramiento de alguien de confianza y con cierto criterio literario. Si el libro es bueno, pelea, insiste y no te rindas. Pero sería una lástima malgastar fuerzas y llamar a mil puertas para presentar un producto que no vale la pena.

¿Y qué hago si me dicen que mi novela no es suficientemente buena? Dos opciones:

  1. Corregirla y mejorarla: recomendable en el caso de que te digan que con eso se puede arreglar.
  2. Dejarla en un cajón un tiempo. Más adelante la verás con otros ojos y descubrirás los fallos. En cualquier caso, no ha sido una pérdida de tiempo, te ha servido para aprender, no lo dudes.

¿Y si consigues publicar?

No te creas que ya está todo hecho. Habrás conseguido muchísimo, pero no todo. Los libros no se venden solos, tendrás que trabajar mucho. Pero, vale la pena.

¿Cómo se promociona un libro? Este podría ser el título de otra entrada. Así que me sirve para poner el punto y aparte. Ya veremos si me decido a contestar a esa pregunta o dejo que alguien lo haga por mí 😛

Espero que os haya servido.

Un saludo

@M_A_JORDAN