CÓMO HABLAR DE MODO QUE LA GENTE QUIERA ESCUCHARTE

O, adaptándolo a la temática de este blog, cómo escribir de modo que la gente quiera leerte. Es una cuestión interesante, ¿no crees?

Aunque yo voy a comentar algunas ideas al respecto, os animo a que veáis el vídeo que pongo al final. No es demasiado largo y, al menos a mí, me parece muy interesante y acertado.

Una buena forma de encontrar “el secreto” de las cosas que funcionan es preguntarse por qué nos gustan. ¿Por qué me ha gustado tanto este libro, esta película? ¿Por qué suelo comprar en esta tienda? ¿Por qué prefiero este medio de transporte a otros? ¿Qué tiene esta persona para que me sienta tan cómodo con ella? ¿Por qué no me canso de escuchar a este locutor de radio, a esta presentadora de televisión o a este familiar? ¿Por qué no soporto a otros?

Seguro que si le dedicas unos segundos a estos pensamientos surgirán ideas que, quizá, ni te habías planteado. Tenemos un sexto sentido para detectar lo que nos agrada y lo que no, sin necesidad de grandes análisis. Pero esas preferencias no suelen ser irracionales. Existen motivos que las justifican, pero los tenemos tan interiorizados que ni siquiera los percibimos.

¿Qué nos gusta leer o escuchar? Aquello que nos resulta interesante, divertido, novedoso, instructivo, ameno, bello, estimulante, evocador, etc. Es decir, aquello que nos hace pasar un rato agradable, mejora nuestro estado de ánimo, nos aporta información o conocimiento… Nos hacer sentir bien o nos ayuda a ser mejores personas.

¿Qué no nos gusta leer o escuchar? Pues lo contrario de lo dicho anteriormente. Aquello que nos hace sentir mal o empeora nuestra visión del mundo. Y, dentro del concepto “sentir mal”, se puede incluir todo lo aburrido, incomprensible, pesimista…

Dicho esto, te invito a hacerte la siguiente pregunta: cuando hablo o escribo, ¿cómo se siente mi audiencia? ¿Qué transmito con mis palabras? Por supuesto que dependerá del caso concreto, pero, de modo habitual, hay un tono subyacente en nuestro discurso muy relacionado con nuestra forma de ser y de afrontar las diversas situaciones. Y por eso hay personas que transmiten esperanza y alegría aunque estén hablando de asuntos intrascendentes o incluso negativos. Mientras que otros son capaces de encontrar razones para el pesimismo hasta en el cielo más despejado.

¿Por qué nos enganchan tanto algunos autores y no soportamos a otros? Además de las razones literarias correspondientes y del interés de las diversas tramas que se narren en sus obras, hay que tener en cuenta aquellos factores relacionados con el tono que transmite el escritor y su visión del mundo. Si es una obra con un mínimo de profundidad, te garantizo que podrás captarlos sin demasiado esfuerzo. Es posible que el autor o la autora no tuvieran la intención de plasmar su percepción de la realidad en ese trabajo, pero es casi imposible no hacerlo. Escribir es algo personal, lo queramos o no.

Dicho esto, os animo a compartir vuestras opiniones y realizar cualquier comentario que os parezca oportuno… Y, por supuesto, a ver el vídeo que tenéis a continuación.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s