LOS TERCEROS PASOS (Y YA NO HAY MÁS) xD

Hola a todos.

Esta mañana, al entrar en el blog, he visto un comentario “pendiente de moderación” en la entrada “LOS SEGUNDOS PASOS”. Esa entrada la escribí a petición de una lectora que se quejaba de que todos los consejos para escritores hacían referencia a las primeras etapas de la escritura, pero no a aquellos que ya habían caminado cierto trecho de esa senda… Pues bien, el comentario de hoy me invitaba a hablar de “LOS TERCEROS PASOS”.

Agradezco que la gente me sugiera tema de los que hablar en esta página, porque así sé que al menos hay otra persona interesada en ese asunto, y no estoy soltando un rollo al ciberespacio. Por lo que me dispongo a tratar de abordar ese asunto… Sin saber muy bien qué voy a decir.

Veamos, ya has empezado a escribir, has pasado por los primeros problemas y los has superado. ¿Qué puede pasar ahora? Que tengas más problemas. Sí, casi seguro que eso es lo que pasará. Pero, mi consejo para eso sería el mismo de los SEGUNDOS PASOS, es decir:

¡¡SIGUE ADELANTE!!

Resultado de imagen de keep walking

Y tú sigues adelante y ¡¡TERMINAS TU NOVELA!! Aplausos, fuegos artificiales, música emotiva, banderas al aire, confeti, champán, palmadas en la espalda, suspiros de alivio, sonrisas pletóricas y toda la parafernalia que acompaña al éxito logrado con esfuerzo.

Vale, genial. Y, cuando se te pasa el subidón, ¿qué? Ya has terminado tu novela. ¿Y? ¿Ahora qué? ¿La vas a dejar guardada en una carpeta de tu ordenador a ver qué pasa? ¿Vas a imprimirla y encuadernarla con gusanillo en la papelería de la esquina? ¿O vas a esperar a que las editoriales hagan cola a la puerta de tu casa para pedirte que publiques con ellos?

Resultado de imagen de queue

Escribir una novela es difícil, pero solo depende de ti. Ahora tienes una tarea por delante en la que participan otras personas.

De acuerdo, soy el primero que dice que uno tiene que escribir por gusto, para disfrutar, sin agobiarse con publicar. Es cierto que terminar una novela ya es un éxito en sí mismo. Pero… No nos engañemos. Decir que escribes y no te importa si te publican o no, es como entrenar todos los días con un equipo de fútbol y decir que no te importa si juegas el fin de semana o no. Posible, pero poco frecuente. Tienes que disfrutar de la escritura, pero lo lógico es que luego quieras que sean muchos los que lean tus trabajos. Vamos, digo yo 😉

¿Y cómo se consigue?

Si esperas encontrar la receta mágica para publicar, deja de leer YA. Lo siento, no la tengo. Tan solo puedo ofrecerte algunos consejos y reflexiones. Tendrás que decidir por ti mismo.

Vamos allá.

Has terminado tu primera novela. ¿Qué tienes que hacer? Lo primero es revisarla y corregirla. Lo segundo es revisarla y corregirla. Y, después, te recomiendo que la revises y la corrijas. Hablo en serio. Con mucho esfuerzo lograrás que algunas personas le den una oportunidad a tu obra. Y, cuando eso ocurra, ¿quieres que la dejen de lado por no haberte molestado en pulirla un poco más?

Resultado de imagen de pulir

Correcto: “dar cera, pulir cera” 😛

Revísala, corrígela y, una vez que ya esté lo mejor posible, empieza el proceso. Te pongo las diversas posibilidades en el orden que yo estimo oportuno.

  1. Preséntala a un concurso: busca uno apropiado para tu obra y envíalo. Si no sale bien, puedes probar con otro. Tan solo te recomiendo que te marques un tope para dejar de intentarlo. Puede ser un plazo de tiempo (uno o dos años).
  2. Busca direcciones de editoriales y envíales tu novela: lee bien la información que piden y prepárala con cuidado (resumen de la obra, curriculum, informe sobre la novela, etc). También te puedes marcar un plazo de tiempo de espera. No muy largo, si no te dicen nada de nada, es que tienen pocas intenciones de contestarte.
  3. Infórmate sobre las diversas editoriales de coedición o autoedición. Te costará algo de dinero, pero… Es una inversión que tienes que decidir si quieres afrontar o no.
  4. Si no logras publicar en papel y no quieres gastar dinero, la única opción que te queda (que no es mala) es publicar en digital. Hay diversas plataformas para colgar y vender tu e-book. Amazon es una de ellas y el proceso es muy sencillo. Puede ser un primer paso para dar a conocer tus trabajos y lograr que te publiquen en papel otra obra en un futuro más o menos cercano.

Cada uno de estos procesos tiene su historia, pero tendrás que descubrirla tú mismo. Lo importante es que tengas ciertas garantías de que la obra en cuestión es buena, y para eso busca el asesoramiento de alguien de confianza y con cierto criterio literario. Si el libro es bueno, pelea, insiste y no te rindas. Pero sería una lástima malgastar fuerzas y llamar a mil puertas para presentar un producto que no vale la pena.

¿Y qué hago si me dicen que mi novela no es suficientemente buena? Dos opciones:

  1. Corregirla y mejorarla: recomendable en el caso de que te digan que con eso se puede arreglar.
  2. Dejarla en un cajón un tiempo. Más adelante la verás con otros ojos y descubrirás los fallos. En cualquier caso, no ha sido una pérdida de tiempo, te ha servido para aprender, no lo dudes.

¿Y si consigues publicar?

No te creas que ya está todo hecho. Habrás conseguido muchísimo, pero no todo. Los libros no se venden solos, tendrás que trabajar mucho. Pero, vale la pena.

¿Cómo se promociona un libro? Este podría ser el título de otra entrada. Así que me sirve para poner el punto y aparte. Ya veremos si me decido a contestar a esa pregunta o dejo que alguien lo haga por mí 😛

Espero que os haya servido.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s