MÁS EJERCICIOS

Ya huele a verano (en el hemisferio norte) y se acercan las vacaciones escolares. Algunos comenzaréis a tener algo más de tiempo libre y otros seguiréis trabajando con el mismo ritmo, pero a todos os invito a realizar algunos de los siguientes ejercicios de escritura.

Nadie va a poneros nota. De hecho, no es necesario que se los enseñéis a nadie. Cuando escribimos, lo hacemos en primer lugar para nosotros, en segundo lugar, para nosotros y, después, para los demás. Escribir tiene que ser un placer en sí mismo, más allá de las alabanzas o reflexiones positivas que logren vuestras obras.

Y, como no os quiero aburrir con mis pensamientos, vamos directamente a las tareas:

-Elige un libro que tengas en casa. Ábrelo por la página que quieras. Lee un pasaje en el que ocurra algo. Imagínate la escena. Escríbela a tu estilo, desde tu punto de vista, cambiando lo que quieras.

-Escoge un tema controvertido del que hayas leído algo, o hayas escuchado alguna noticia. Piensa cuál es tu postura sobre ese asunto y trata de razonar por qué es así. Sitúate en la postura contraria e intenta argumentar desde ese punto de vista. Escribe un diálogo en el que dos personas debatan sobre ese asunto e intenta que el lector elija tu postura. Después vuelve a reescribirlo, procurando que los lectores se decanten por la otra opción.

-Mira las siguientes fotografías, elige una de ellas (o todas) y escribe una descripción psicológica como si fuera parte de una novela. Puedes hacerla desde dentro del personaje, desde el punto de vista del narrador o como prefieras.

miedo-615x440

Espero que os resulte entretenido y que os ayude a escribir un rato. Igual que la otra vez, si alguien se anima a enviarme sus escritos, los publicaré en la próxima entrada.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

6 thoughts on “MÁS EJERCICIOS

    1. Hola. Espero que no te importe si publico aquí tu escrito. A mí me ha encantado, y seguro que a todos los que lo lean también. No digo qué fotografía lo ha inspirado porque casi seguro que todo el mundo la identifica enseguida:

      En sueños la conocí y desde ese momento supe que era real, que en algún lugar ella estaba reclamando ayuda. Mientras dormía, vino a mí una muchacha de pelo muy largo. Estaba con los ojos llenos de lluvia, en su corazón estaba por desatarse la tormenta. Su mirada era hipnótica y perdida, como si ella estuviera sola con sus pensamientos, abstraída de lo ajeno. No sé en qué pensaba, pero su rostro denotaba autonomía.O quizás no, y por eso sus ojos estaban llenos de lluvia.
      Desde esa noche su enigma me atormenta. Cada vez que veo una muchacha indago sus ojos buscando esa fuente de tristezas, aunque toda búsqueda es en vano y los resultados son infructuosos. Pero si algún día la encuentro (juro que lo haré), solo atinaré a abrazarla sin decirle ni una palabra, utilizando ese idioma de las miradas cálidas que parecieran sonreírnos y que tanto reconforta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s