¿CUÁNDO ELIJO QUÉ TÍTULO PONER?

Esta fue la pregunta que me planteó via mail una escritora en ciernes hace tan solo unas semanas. Y como me parece que es algo que puede interesar a más de uno, os pongo mi respuesta por si os sirve de algo.

PREGUNTA:

(transcribo solo lo que está relacionado con esta entrada)

Hola Miguel Ángel, soy una joven apasionada por la lectura y por la escritura. Mis pensamientos de futuro no son dedicarme a esto último pero es el mayor modo de expresión del que dispongo y mi mente no deja de funcionar con un lápiz en la mano.

Acabo de conocer tu blog (…) Pero hay algo que no he visto y que me produce una verdadera duda y es el cómo saber qué título poner. Pienso que el título es una parte fundamental de la novela o relato porque es lo primero que ven los lectores, debe llamar la atención del lector para que elija ese y no otro y me fascina encontrar en la novela el por qué de ese título. 

A la hora de enfrentarme a mi novela/relato ¿cuándo debo decidir que título poner? Se me plantean las siguiente dudas:

Si dejo el título para el final ¿cómo lo introduzco en la historia para que el lector lo identifique? Pero tampoco creo que pueda pensarlo al principio porque me voy a condicionar a un título que seguramente al final no encaje del todo en la historia. 

Muchas gracias por la atención. 

Un saludo.

RESPUESTA:

Hola.

En primer lugar, encantado de conocerte y muchas gracias por ponerte en contacto conmigo, aunque sea para plantearme una cuestión difícil, difícil… difícil

Es cierto, no hay ninguna entrada sobre el título… Tendré que escribirla. A ver… Yo he tenido experiencias de todos los colores. Ahora mismo, tengo ocho libros acabados, el último aún está en fase de revisión, y creo que con cada novela he seguido un camino distinto. Si quieres, te cuento cómo ha sido y a lo mejor eso te da ideas.

Lo primero que escribí fue una trilogía de aventuras. En el momento en el que comprendí que iba a ser una saga, busqué un título “genérico”, sabiendo que luego tendría que pensar en el de cada tomo. Tenía más o menos clara la historia y el tono de la novela. Así que busqué algo que reflejara ese tono… El protagonista se llamaba Erik, su padre Árkhelan… y el título de la trilogía es… “Erik, hijo de Árkhelan”. Original, ¿verdad? xD Y para cada novela…

Sin título

A la primera le puse el título nada más terminarla, porque quería tener una visión de conjunto antes de decidir. Era el inicio de una aventura, de un personaje, y busqué una metáfora que lo reflejara: “El amanecer del guerrero”.

Erik_front_5edicion_2_02

El título de la segunda es la base de la historia y aparece citado desde el primer capítulo “El ejército en la sombra”. Creo que fue la primera vez que escribí esa expresión (al principio del libro) cuando pensé que podría ser un buen título.

Erik portada

Para la tercera y última parte busqué un título con “sabor de clásico”. Me acordé de mi novela favorita “orgullo y prejuicio”, de expresiones de películas que me han gustado como “fuerza y honor”, que sale en Gladiator… y acuñé otra pareja de sustantivos “justicia y honor”. Con el título en mente desde el principio, hubo un momento de la historia en el que surgió la posibilidad de incluir esa expresión como algo significativo, en concreto, el lema del escudo de armas del protagonista. Pero, además de ser eso, esas dos palabras tienen una gran importancia en toda la historia, y de hecho, se vuelven a citar casi al final del último libro como colofón de la aventura.

ERIK3 PORTADA

Después vino una saga de dos novelas de fantasía. Desde el principio sabía que se iba a citar un mundo distinto, donde transcurriría gran parte de la historia. Y no tuve duda de que el nombre de ese mundo sería el nombre de la saga. Tras darle muchas vueltas se me ocurrió el nombre de “Uhlma” para ese mundo y así se llama la serie. ¿Por qué Uhlma? Pues no lo sé, jajaja. Porque se me ocurrió y me gustó. Suena parecido a “alma” por lo que da cierta impresión de algo espiritual. Y la “h” en medio que no suena y no se sabe muy bien qué pinta ahí, pues hace que sea una palabra que a los españoles nos suene algo lejana…

UHLMA

Aun así, una vez más faltaba el título de cada novela. A la primera se lo puse al acabar. Quería que fuera algo muy general, que no dijera nada de la historia pero que sí transmitiera el tono. Tras apuntar varios nombres en una hoja, me decanté por “el mundo de los sueños”. Yo creo que es bonito, ¿no? A quién no le gustaría pasar una temporada en un sitio así.

Portada 1

Para la segunda novela fue mucho más fácil. Utilicé una expresión que aparece al final del primer libro y que tiene mucha relevancia en el segundo, “el ciclo de la fuerza”. Es un mito / leyenda /profecía que afecta a los protagonistas.

Portada Uhlma II

El título de mi sexta novela (tranquila, que ya queda poco ) lo tuve claro desde antes de empezar. Era una historia que estaba deseando contar. Y, de hecho, creo que se me fue un poco de las manos… Tiene más de 600 páginas, así que habrá gente que la encuentre demasiado larga, pero a mí me encanta. ¿Se nota que soy el autor? xD . El hecho es que es una historia de un chico y una chica a los que les unen el amor por la música y muchos sueños… Así que “Un sueño a dos voces” es un título que recoge el espíritu de la novela y, de hecho, aparece varias veces en la historia.

portada usadv 1

La siguiente tuvo su qué. Terminé la novela y empecé a buscar un título. Está escrita en plan diarios, el de la chica y el del chico. De repente me vino un nombre a la cabeza y lo utilicé… Y tiempo después me di cuenta de que era el mismo nombre que un blog que había visitado alguna vez… Escribí a la bloguera en cuestión para decirle lo ocurrido. La verdad es que no le hizo mucha gracia :S , pero… El libro ya estaba publicado en digital y no había mucho que pudiera hacer. Así que, a modo de disculpa, incluí en el blog de la novela un apartado explicando lo ocurrido.

Portada vtyp

Y llegamos al último libro. Lo terminé, no se me ocurría ningún título, o mejor dicho, todos los que se me ocurrían ya existían. Así que algo desesperado, le dejé el manuscrito a un amigo que quería leerlo y el me sugirió un título que es el que va a llevar: “La aurora del destino”.

 AÚN NO TIENE PORTADA

Resumiendo. Que lo del título es muy importante y a veces sale solo, y otras veces hay que ir a buscarlo. Si lo tienes claro desde el principio es genial, porque puedes introducirlo en la historia. Pero si no es así, pues tampoco pasa nada, aunque tendrás que darle unas cuantas vueltas a la cabeza.

Espero haber respondido a tu pregunta.

Un saludo (A TODOS)

@M_A_JORDAN

 

Anuncios

5 thoughts on “¿CUÁNDO ELIJO QUÉ TÍTULO PONER?

  1. ¡Hola! Hace mucho que sigo tu blog y la verdad es que me ayuda bastante.
    Esta entrada me recuerda a una vez que le dejé mi primera novela de fantasía a un escritor para que me la corrigiera y lo primero que hizo fue tacharme la mitad de mi título a pesar de que a mí me sonaba muy bien. ¿Qué pasa entonces?
    Saludos

    Me gusta

    1. Hola, Lourdes.
      Tienes varias opciones:
      1. Pasar de la opinión del escritor en cuestión y mantener el título que te gustaba. Al fin y al cabo, la autora eres tú, así que la elección es tuya 😉
      2. Si conoces las razones que le llevaron a “tachar la mitad del título”, puedes valorarlas y, si te convencen, puedes buscar una solución alternativa.
      3. Puedes pensar nuevos títulos y pedir opinión a algunos amigos. Yo estoy dispuesto a colaborar en esa encuesta 🙂
      Ya nos contarás.
      Un saludo

      Me gusta

  2. Hola, Miguel Ángel, la verdad es que como dijiste el título es algo importante porque cuando lees la historia y estás justo en el momento en el que, poco a poco, va teniendo sentido, en mi opinión, por ejemplo, si es una triología es más fácil ya que está compuesta por lo que cualquier historia tiene que tener: un principio, un desarrollo y un final. Así que por lo que a mi me respecta creo que los títulos deben ir a ese paso, es decir, que te diga que estás en su principio, en el desarrollo o en el final como más o menos hizo Laura Gallego García en unas de sus sagas, en concreto una trilogía “Memorias de Idhún”. Te va contando solo lo que pasa y lo que es esencial.O como en la última novela de Suzan Collins: el primero te dice lo que es en sí y también es el nombre de dicha trilogía, después está “En llamas”, que te dice a su alrededor las cosas se te vienen encima y que si no las paras o las pagas es esencial. Y después esta “Sinsajo”, que es cuando ….bueno ya que estamos con pájaros… Cuando abres las alas y ya eres el personaje en sí el personaje ya hecho y no puede ser más.

    No se si me expliqué bien, mal, fatal o malísimo.
    Un saudí a todos😘

    Me gusta

  3. Hola, permiso para aportar mi experiencia en cuanto a esto de los títulos.

    Sin dudas es una labor tediosa para muchos (y ni hablar si también deseas ponerle títulos a los capítulos). A otros, en cambio, se les es tan sencilla como respirar. Veamos las variables que podemos enfrentar:
    >Ya conoces el título de antemano y escribes siguiendo el mundillo que has imaginado.
    >Sabías el título y lo colocaste al principio de tu obra, pero después te das cuenta que no encaja del todo bien con el devenir de tu obra. Te ves en la necesidad de cambiarlo.
    >Aún no tienes el título y ruegas poder encontrarlo durante la escritura.
    >Terminada la obra sigues sin saber qué título ponerle. Relees tu historia para ver si alguna frase o palabra o juego de palabras, puede iluminarte.

    No hace falta torturarte si no encuentras hoy el título. Mañana aparecerá solo. Todas las obras, creo yo, están destinadas a tener un nombre. El título puede venirte en cualquier momento, lo importante es que, cuando ese instante de inspiración llegue, tengas lápiz y papel a mano para anotarlo.

    Fiel al estilo del autor de este blog, brindaré mi experiencia a la hora de buscar un título.
    Mis primeras tres obras fueron una trilogía que en principio titulé “El río y la ira de los dioses” (un título muy rimbombante), cuyos libros fueron “Las visiones”, “Ira de los dioses” (pequé de repetitivo) e “Insania”. En definitiva terminé por unir estos tres libros y crear una extensa novela de 750 páginas. ¿Por qué? Porque consideré que hay tener todo tan separado y con tantos títulos terminaba por confundir al lector. De hecho, también cambié el título y llamé a mi obra con el nombre del protagonista: “Ínaco”. Creo que una obra muy larga ya es de por sí complicada por tener un nudo argumental extenso, mejor, pues, un título corto y sencillo, fácil de recordar. Y de pedir en las librerías 😉

    ¿Cuál fue mi vivencia, entonces? Imaginé el primer título (“El río y la ira de los dioses”) cuando iba por el primer capítulo, sin tener en cuenta que la obra se me iría de las manos (realmente cobró vida propia). Por lo que, llegado al capítulo treinta ya no tenía sentido el nombre de la novela. ¿Qué título ponerle ahora? No lo pensé demasiado, la historia gira en torno a una persona y su nombre solo lo comparte un río de Grecia. Perfecto.

    Por lo tanto, recomiendo que los títulos surjan en medio de la escritura. Siempre tendrás la hermosa sensación de maravillarte a ti mismo, de sorprenderte por las palabras o frases que pongas por escrito. Y tal vez de esa sorpresa sientas que tiene su génesis el título de tu obra.

    Saludos a toda la comunidad de escritores y gracias, Miguel Ángel, por permitirme el espacio para compartir.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s