LA MAGIA DE LAS PALABRAS

Hola a todos.

Hoy quiero compartir con vosotros un texto que me ha enviado una joven escritora y que me ha gustado mucho.

Aprovecho para presentaros su blog, en el que podréis encontrar muchas reseñas, comentarios sobre libros e iniciativas que os pueden resultar de interés:

un libro e imaginación

Y sin más preámbulos:

Leer. Escribir. Qué palabras tan bonitas.

¿Qué significan en realidad? Al fin y al cabo, una palabra esconde más de lo que pensamos.

¿Que qué se me viene a la cabeza cuando las escucho?  Un significado que, quizá, es muy distinto al que se les da en los diccionarios. ¿Te gustaría conocerlo? Pues ponte cómodo, porque voy a contarte qué es la magia.

 

Un escritor da rienda suelta a algo que no ve pero que, sin embargo, está ahí. Es algo tan

mecánico como dejar escapar el aire: no le hacemos caso, pero el aire sigue entrando y

saliendo de nosotros.

 

Igual que las ideas.

 

El lector es capaz de interpretar lo que el escritor ha imaginado, de darle forma, y de viajar sin moverse del sitio.

La prueba de esto es el poder que tiene un mismo libro en personas distintas. No son las

palabras las que cambian de significado, no son las historias las que dejan de ser interesantes, son las personas quienes son distintas, son sus mentes quienes juegan con las palabras y las adhieren a ellas, hasta hacerlas suyas. Por muy parecidas que sean las personas, el mundo de nuestras mentes nos hace distintos a todos.

 

Es magia.

 

Leer no te limita. Leer no sólo te permite ver, sino también crear.

 

Algunos lo llaman locura, yo prefiero llamarlo perderse entre páginas.

 

Haces las cosas tal y como te gustaría que ocurriesen, dibujando en la nada y creando algo que carece de material sólido, pero que se mantiene en pie. En tu mente, hallas todo aquello que nadie más encuentra. Es familiar. Es viajar. Es volar.

 

En tu mente, estás en casa. Los demás, están perdidos.

 

Y es por eso que amo leer, y amo los libros. Porque son únicos; y sinceros. Cuentan la misma historia a todos, y luego nos hacen creer que no hemos leído lo mismo. Y, de hecho, es así. Y eso es lo mejor de todo; pues ninguna mente es igual a otra, la imaginación de cada persona vuela hasta los límites menos imaginados (valga la redundancia) y no podemos distinguir hasta qué punto, una misma historia puede ser diferente para cada lector.

 

¿Existe acaso una frontera entre lo real y lo que imaginamos? Siempre he pensado que alguien tuvo que imaginar todo lo que tenemos hoy en día antes de hacerlo real.

Los libros no mienten, no nos engañan, al fin y al cabo, ellos nos hacen mirar, pensar y sentir con lo más puro e inocente que tendrá el ser humano jamás: la imaginación.

 

Y es que… la imaginación no tiene límites. Y leer, y escribir nos permite soñar indefinidamente. 

Autora: @CarmenSweaney

Muchas gracias a Carmen por su colaboración.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s