CUANDO BUSCAR EL ÉXITO PUEDE SER EL MAYOR FRACASO

Hola a todos.

Hoy sí que voy a escribir la entrada que anuncié el otro día sobre la “tentación” que puede presentarse en el camino de muchos escritores.

¿A qué me refiero? A algo casi tan antiguo como la humanidad, pero no por eso menos “peligroso”. Buscar el éxito por el éxito con todo lo que lleva consigo.

Quizás alguno me pregunte: “¿pero a ti no te gustaría triunfar y que tus libros se vendieran a millones? ¿No te atrae la idea de ser un escritor de fama mundial y que se hagan versiones cinematográficas de tus novelas?”

¿Cuál sería mi respuesta a esas preguntas? Sencillo: sí, por supuesto. Aunque también tengo que reconocer que es muy probable que enseguida me cansara de tanta notoriedad, porque no soy de los que les gusta estar en el centro de atención más de lo imprescindible. Pero, volviendo a la pregunta inicial, claro que me gustaría tener millones de lectores y que mis obras estuvieran muchísimo mejor valoradas.

Pero… -siempre hay un pero-, no de cualquier manera, no a cualquier precio. Y no me refiero solo a no recurrir a ilegalidades o inmoralidades para lograr ese éxito.

Como no me gusta vagar por las alturas de las generalidades, voy a descender hasta el caso concreto.

Os animo a poneros en la piel de un escritor o escritora que tiene una o varias novelas publicadas. Imaginad que vuestras obras tras mucho tiempo y esfuerzo han llegado a un nivel de ventas aceptable. Para seguir concretando vamos a dar una cifra aproximada… Supongamos que habéis conseguido vender 5000 ejemplares. Para los ajenos al mundo editorial esto puede parecer poquísimo, pero los más cercanos a esta profesión sabrán que llegar a esa cantidad en nuestros días no es algo desdeñable.

Volviendo a la situación y recapitulando, sois escritores, habéis logrado publicar, os habéis “dejado la vida” promocionando vuestros libros y como fruto de ese trabajo las ventas han superado la media nacional, por lo que te sientes más que satisfecho y piensas que, aunque es cierto que la vida es bastante dura, en ocasiones te da ciertas alegrías ;).

Pero, mira tú por dónde, a través de uno de los muchos medios de comunicación de masas, te llegan noticias de una novela o saga que en solo unos meses ha vendido no cientos de miles, sino millones de ejemplares. Tras superar el primer impulso de la envidia, piensas que si eso es así, se deberá sin duda a que ese autor o autora ha logrado crear una obra de gran nivel que merece esa difusión tan espectacular. Quizás no mucho después tengas la oportunidad de leer una de esas novelas de éxito y reconozcas que sí, que se merecía los elogios y las cifras de récord alcanzadas. Pero… -otro pero-, también puede ocurrir que tras leer esa novela o saga pienses: “¿y esto se vende a millones? Pero si no es tan bueno. Es más, es bastante malo… ¡Es más! ¡Mi libro es mejor que esto! ¿Cómo es posible que se venda tan bien?” 😛

Continuando con esta situación imaginaria, vamos a suponer que una vez superada la indignación más o menos razonable comprendes que no hay ninguna conspiración en tu contra y que si esas novelas tienen esos altísimos niveles de ventas se debe a que responden a la demanda de un gran sector del público. Y que, conscientes de esto, algunas editoriales aprovechan el rebufo de libros que se han convertido en auténticos fenómenos de masas para “colocar” otros que se les asemejan, aunque tengan una calidad muy inferior, pero que logran hacerse un hueco en las estanterías de esos lectores ávidos de algo parecido a “eso” que les cautivó.

Podría ocurrir que en tu mente se encendiera una lucecita y que una voz te dijera: “ahí tienes el secreto del éxito. Deja a un lado tu estilo, tus ideas, tus historias, etc. y lánzate por ese camino que te reportará muchos más beneficios de los que has logrado hasta ahora. Imita a los que han triunfado y triunfarás”.

¿Qué harías? 😉

No, en serio, ¿qué harías? No hay nada malo en seguir la estela de aquellos que han captado la atención del público, ¿no? No estamos hablando de plagiar, sino de utilizar esos elementos que a ellos les han funcionado, aunque quizás para ello tengas que cambiar de estilo y escribir de un modo que no te resulte natural, pero eso no está prohibido, ¿no?. Además, hay gente a la que le ha funcionado y si a ellos les ha salido bien, ¿por qué a ti no?

Entonces, ¿qué vas a hacer?

Sí, lo reconozco, a mí me ha pasado todo esto por la cabeza…………. ¡¡Soy humano!! 🙂

Sé que no tengo razón para quejarme, al revés. Me considero un afortunado. Llevo seis novelas publicadas en papel y otra en formato digital, he recibido críticas bastante positivas de todas mis obras (por supuesto que hay gente a la que no le gustan, lo contrario sería muy raro), muchísimos lectores han tenido la amabilidad de enviarme sus felicitaciones… No digo esto para echarme flores, sino para contextualizar. Porque a pesar de todo esto tan positivo, estoy lejísimos de esas grandes cifras de ventas que logran los super-bestsellers y sé que, salvo que cambien mucho las cosas, siempre lo estaré. Por eso alguna vez me han venido las ideas que os ponía arriba y que no voy a repetir.

¿Cuál fue mi reacción? Empezar a pensar un argumento que siguiera los parámetros de algunas de las novelas que han tenido mayor éxito últimamente, darle vueltas a esa idea… Y tener la suerte de tardar poco tiempo en convencerme de que no era eso lo que quería hacer. No es a eso a lo que quiero dedicarme. NO QUIERO ser un autor que imite a otros y escriba solo para tener éxito. Quiero escribir mis historias. Sé que es imposible ser original a día de hoy, después de tantos libros y películas como se han hecho. Pero sí que puedo ser original al contar las historias que se me ocurran a mi estilo, sin esforzarme por imitar lo que han hecho otros.

Casualmente, cuando estaba dándole vueltas a esto, me encontré con unas palabras de mi autora favorita que me sirvieron para afianzarme en mi decisión. Sé que las había leído anteriormente, pero no me habían golpeado con tanta fuerza como lo hicieron en esa ocasión.

Aquí las tenéis:

“No, I must keep to my own style and go on in my own way; and though I may never succeed again in that, I am convinced that I should totally fail in any other.”

(Os las traduzco por si acaso 🙂 )

“No, debo mantener mi propio estilo y seguir mi propio camino; y aunque nunca llegue a triunfar en él, estoy segura de que fracasaría por completo en cualquier otro.”

 Jane Austen

(Carta 138 D. 1 de abril 1816 a James Stainer Clarke)

Por si alguno no está familiarizado con esta autora, os diré que Jane Austen es una de las grandes novelistas de la historia de la literatura y que sus novelas son auténticas obras maestras. No soy nada imparcial al decir esto porque soy un superfan de esta escritora ;). Pero sin incidir más en la calidad de sus obras, yo creo que su determinación a continuar fiel a su estilo sin tomar otros derroteros que pudieran ser “atajos hacia el éxito” son un buen ejemplo a seguir para cualquier escritor. Y el hecho de que casi doscientos años después de su muerte siga contando con millones de lectores es un buen estímulo para hacerle caso.

Además, y para terminar, quizás el problema de todo esto radica en que hemos equiparado el éxito a ganar mucho dinero, conseguir el reconocimiento público, lograr la fama… ¿Es eso el éxito? Yo creo que no, o al menos no es la única manera de conseguirlo. Tener éxito es marcarte unas metas y darlo todo por conseguirlas. Es seguir adelante cuando muchos, incluso tu propio subconsciente, te dicen que no vale la pena porque nunca lo conseguirás. Tener éxito es no conformarse con lo que puedes lograr sin esfuerzo.

Hay algunos sucedáneos, pero antes o después acaban decepcionando porque no se puede imitar lo auténtico.

Espero no haberos aburrido con esta reflexión, pero me sirve de compromiso público para no renunciar a mi estilo, que será mejor o peor, pero es mi estilo. Y, repitiendo las palabras de mi querida Jane 😉 :

Aunque nunca llegue a triunfar en él, estoy segura (en mi caso, seguro) de que fracasaría por completo en cualquier otro.

Un saludo

@M_A_JORDAN

Anuncios

14 thoughts on “CUANDO BUSCAR EL ÉXITO PUEDE SER EL MAYOR FRACASO

  1. ¡INCREÍBLE! Me encanta esta entrada. Una amiga me habló de ti, y busqué tu página. La verdad es que me encanta lo que veo, el apoyo a los nuevos escritores, consejos, ayuda… ¡me encanta lo que veo! La verdad es que me vienen genial los consejos, porque no hace mucho comencé a escribir una pequeña novela y me parece muy interesante. Por si te apetece pasarte y echarle un vistazo, te dejo el enlace: buscadoradehistorias95.blogspot.com.es
    PD: Enhorabuena por la web, es una gran ayuda para escribir y una gran oportunidad para leer a otras personas a las que también les gusta escribir.

    Me gusta

    1. Hola.
      Millones de gracias por tu amabilísimo comentario. Me encanta que te encante mi página 😉 . Por supuesto que me pasaré ahora mismo por tu blog y no hace falta que te diga que aquí me tienes para lo que necesites 🙂
      Un saludo y mucha suerte con tu novela.

      Me gusta

  2. Miguel Ángel gracias por la reflexión que has hecho. Después de darle muchas vuelta y de leer y releer lo que has escrito, debo decirte que ha sido un soplo de aire fresco para mi. Llevo un par de meses escribiendo un libro (No se si aun lo puedo llamar así).
    Es una historia que me llena, sobre todo porque no solo te deja con la sensación de haber leído solo palabras, se trata de las lecciones que deja al final y que te hacen pensar. Hace poco había entrado en una especie de crisis, no sabia como encaminar mi camino, sentía que no podía hacer tal hazaña. Mis miedos y temores me habían bloqueado el camino, nublando por completo el sendero. Tan solo tengo 21 años, soy apasionada y profunda, llena de sueños y sobre todo de imaginación, pero sin bien es cierto la inexperiencia me hace vulnerable ante los demonios. Tu post me ha gustado mucho, tal vez porque has descrito la crisis por la que he pasado hace unos días. Para mi es genial poder leer este tipo de reflexiones, en cierto modo tu empatía me hace creer mas en mi misma y dejar a un lado los miedos que por momento me asolan.

    Gracias y éxitos!

    Espero poder leer uno de tus libros, estaría encanta de hacerlo. . .

    Me gusta

    1. Hola!!
      Muchísimas gracias por tu comentario. Me alegro muchísimo de que esta entrada te haya resultado de ayuda, esa es la idea 🙂 Yo creo que muchos escritores pasamos por momentos de crisis… Y siempre es bueno saber que no somos un caso raro, ¿no? Te deseo lo mejor con tus escritos y, sobre todo, que no te rindas. Recuerdas, en este camino la paciencia es el 90% del éxito.
      Aquí me tienes para lo que necesites. Y si quieres leer alguno de mis libros… Por mí no te cortes 🙂
      Un saludo

      Me gusta

      1. Muchas gracias por tus palabras y claro que me pasare por alguna librería para leer algunos de tus libros por algo me llaman en mi casa “La devora libros”. Sobre lo que has dicho tiene toda la razón, en esta profesión la paciencia es lo primero y ahora que estoy pasando por esto pues mas cuenta me doy de ello 🙂

        Gracias y seguiré atenta a tus post 🙂

        Me gusta

  3. Tarde pero lo leí, yo diria que muy tarde y es cierto muchos escriben para lograr la fama, pero sabes creo que si yo escribiera lo haría para tener la inmortalidad, porque esa es mejor manera de dejarle algo a este mundo, de no morir de ser Dios sin serlo jejej, la verdad creo que el arte de escribir es mágico y una de mejores cosas que hace el ser humano.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Esme. Nunca es tarde 😉 . A todos nos hace ilusión crear algo que nos sobreviva, ¿no? Es maravilloso pensar que la voz de muchos que ya no están entre nosotros sigue viva gracias a sus libros, y que lo mismo ocurrirá con tantos autores actuales y futuros… Sí, mucho mejor que dinero y premios. Un beso

      Me gusta

  4. Buenas tardes Miguel Ángel.
    Me gustaría presentarme a concursos pero no tengo nada publicado. El caso es que leo en las bases lo de currículum/ referencia bio- bibliográfica, y me pregunto si eso supone que excluyen directamente al novel sin publicación. Mayormente es para no perder el tiempo enviando.
    Muchas gracias y un saludo.

    Me gusta

  5. Me reconfortó mucho tu reflexión, y estoy totalmente de acuerdo; uno debe ser fiel así mismo hasta el final; pase lo que pase no hay cosa más horrible que perderse a uno mismo por complacer a una mayoría, por obtener cosas materiales o darle satisfacción al ego..
    Sí que es bien difícil en un mundo en donde se valora la estupidez disfrazada de “verdades”..
    Pero qué sentido tiene la vida y tus sueños si no eres libre por lo menos de expresarte y compartirlos tal cual son..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s