EL LENGUAJE DE LOS LIBROS

Hola a todos.

En esta entrada os ofrezco una reflexión extraída del blog “nadando entre palabras”, un habitual de este espacio por sus ideas originales y siempre bien argumentadas.

Tributo, clase de pociones, jinete oscuro, el país de Nunca Jamás… Mundos, lugares, conceptos que no existen o, mejor dicho, no existían hasta que la mente de un escritor les dio forma y los lectores les confirieron un estado propio… Esa es la magia de los libros y este el lenguaje que sirve de cauce para hacerla llegar hasta nosotros.

Pero basta ya de introducciones. Con vosotros Mar Tonks (@Maritonkis) y…

EL LENGUAJE DE LOS LIBROS

¡Hola a todos! Hoy vengo con una entrada de reflexión sobre un aspecto literario que me resulta de lo más curioso, el lenguaje de los libros. ¿A qué me refiero con esto? Vamos a ver…

Cuando yo os digo que soy un tributo del distrito 12, que tengo un sinsajo prendido en mi camiseta, que he sido atacada por un enjambre de rastrevispulas y que he ido de caza con Gale ¿Que os viene a la mente? “Los juegos del hambre”.

Sin embargo si os hablo de que estudio en Hogwarts, que tengo en mi poder las reliquias de la muerte y que soy cazadora en mi equipo de quidditch, todos os vais rápidamente al joven mago Harry Potter.

Es curioso cómo cada nuevo libro que leemos nos trae todo un repertorio de nuevas palabras, lugares, personajes y expresiones, que nos permiten a los lectores conocer un nuevo mundo. Un mundo donde solo nosotros tenemos entrada VIP. Vale que muchos de estos libros tienen sus adaptaciones en la gran pantalla y que permite a algunas otras personas acercarse un poco a este vocabulario, pero no es hasta que lees un libro que lo conoces realmente.

No sé si a vosotros os habrá ocurrido, a mi me pasa bastante últimamente, el estar hablando con una persona sobre algún libro y utilizar algunas de estas palabras o expresiones, y que alguna otra persona esté escuchando tu conversación y pensando si hablas español o checoslovaco. A mi estas situaciones siempre me han parecido muy curiosas, porque aunque en ese momento trates de explicarles que la simpatía es un tipo de magia, Kvothe un personaje y los Eddena Ruth un pueblo, no podrán realmente acercarse a lo que les estás diciendo hasta que lean “El nombre del viento”.

A mí personalmente todo esto es algo que me encanta; poder, gracias a los libros, crearte tu propio mundo donde solo aquellos que los aman tanto como tú, pueden entrar en tu pequeño rinconcito. Y es que ¿quién no ha querido alguna vez vivir en Narnia, estudiar en Hogwarts y veranear en Nunca Jamás?

¿Y vosotros? ¿Os ha ocurrido alguna vez que la gente os mire raro al hablar de algún libro? ¿No os ha pasado entender de repente cientos de conversaciones, solo tras terminar de leer un libro? ¿Qué os parece esa sensación?

¡¡MUCHAS GRACIAS A MARINA POR SU COLABORACIÓN Y POR COMPARTIR CON NOSOTROS SUS REFLEXIONES!!

UN SALUDO A TOD@S. 

@M_A_JORDAN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s